Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
De hyperventilatione (quorumdam) madridistium

De hyperventilatione (quorumdam) madridistium

Escrito por: Juan Muñoz Flórez4 noviembre, 2022
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Viene a cuento el latinajo después de la semana de plañido -que no llanto, por cuanto de artificial el plañir siempre tiene-, con la que destacados miembros de nuestro commentariat merengue más fuera de quicio nos llevan martirizando desde el pitido final del partido contra el Girona. Que el penalti no lo fuera y el gol anulado tal vez sí o su contrario, no debería jamás haber desencadenado el sindiós de conspiranoias y bilis que, en lo más funesto del momento, evocaba las habituales pataletas (¿patalets?) del país pequeñito de allí arriba. Y que sí, que ya se sabe que en el más oscuro y lóbrego rincón de todas nuestras almas sin excepción acecha un Iván San Antonio a nuestra imagen y desemejanza, pero es que, precisamente, la diferencia entre civilización y barbarie reside en la capacidad o no de mantener a raya a ese carroñero interior, arrinconarlo a base de martillazos de pura razón y de razón pura.

menos madridismo mohíno y más disfrutón, que motivos para quejarnos tuvimos ayer y mañana tendremos, pero que ahora, que hoy, pues que no los tenemos

Es por ello, entonces, que elucubrar con posibles conciliábulos tebano-motrileros, apelar a un supuesto anti-madridismo quintaesencial de todalagalaxiamenosyo, temer balones de oxígeno arbitral al Barcelona y de zyklon-B al Real Madrid, etc etc., es haber perdido el oremus al norte del juicio. No hay ni un solo dato, más allá de la voluntaria y esclava sujeción del análisis al presente más absoluto (esta semana en curso) para afirmar siquiera con un mínimo de convicción nada de lo vociferado en medios y vídeos del Youtube dizque madridista estos días menos pasados que pesados. Veamos. El Real Madrid ha sido perjudicado por dos decisiones erróneas de un árbitro aún más erróneo. Ok, José Luis. Punto. El día del Elche hubo uno de los goles que pareció legal, cierto también, pero el día del Sevilla hubo un penalti de Carvajal, siempre tú oh Daniel, que pareció ilegal. Y, de existir la tan cacareada aversión a nuestro Madrid y de ser cierta la envidia global de sus glorias presentes, el no penalti de Carvajal a Lewandowski se habría trocado en sí penalti y las Furias habrían sido entonces más de tres y todas justas. Pero no sucedió. No ocurrió. Nada. Cero. Así que, por favor, quitémonos el disfraz de culé, sentémonos bien en la silla y dejemos de sorber la sopa, que nos está mirando todo el mundo.

Otra cantinela de melodía sobada es esa que habla de la decrepitud de la Liga y que suele terminar con un outro de organillo al son de #GraciasTebas. La tonada parece haberla inspirado la eliminación de todos los equipos españoles de la UCL en fase de grupos, a excepción del Real Madrid, lo cual, dado que el Real Madrid encarna una especie de antitebas a ojos de nuestro universo, se ha interpretado en términos de chico bueno vence a chico malo y yo ya te avisé, yo ya te lo dije, ya ves que yo tenía razón. A los fautores de semejante argumentación les falta tiempo para achacarle a Tebas cualquier fracaso de cualquier equipo español y atribuirlo filosóficamente a la equivocada y artera posición del presidente de la Liga con respecto de Florentino Pérez en general y de la Superliga en particular. Y un servidor, que es partidario de arrancarle el monopolio de las manos a la UEFA y convertirlo en oligopolio de los clubes, también considera que toda esta construcción teórica fundamentada en un karma de hojalata es profundamente débil y, en algunos malos casos, oportunista. ¿Que por qué? Pues, por ejemplo, porque incide en el error del párrafo primero: su presentismo radical. La Liga española, de lamentable desempeño esta temporada, es la misma que, hace siete meses, tenía a 3 equipos entre los 8 mejores de Europa. El Atlético se quedó a medio metro de eliminar al City en cuartos; el Villarreal eliminó al Bayern en esos mismos cuartos y cayó en semifinales contra el Liverpool por dos errores groseros de su portero a última hora; y el Real Madrid… el Real Madrid, bien, es Historia, es la Historia, sabida y consabida. ¿Loó el twitterati a la Liga y sus hazañas europeas el año pasado y le concedió a Tebas el mérito que no se merecía, pero que, según su línea de razonamiento esta temporada, sí le correspondía? La respuesta es, premio para mí, que no, que no se dijo ni mú, ni en ese sentido ni en ningún otro. No sorpresa también es sorpresa.

De hecho, si en todo este tiempo Tebas ha tratado de hacer algo, que sí, ha sido exactamente lo contrario de aquello de lo que se le acusa y, ay, es en eso mismo que no se dice que ha hecho, pero que sí ha hecho, en lo que las hordas del hashtag deberían hacer hincapié. Qué lío. Qué farragosidad. Sintaxis buena, Juan malo. No, no, que ya me explico. Para empezar, que las derrotas de los equipos de UCL se deben, en su parte o en su todo, a la (in)acción de Tebas ante el auge de los clubes-estado y de la Premier, en detrimento de los españoles y sus intereses. Y eso, sencillamente, no es verdad. Tebas, paradójicamente, es reo de lo contrario; en concreto, de haber  permitido maniobras en la oscuridad legal, ya desde los tiempos de Bartomeu, tanto en el Barcelona como en el Atlético, para poder seguir compitiendo en desigualdad de condiciones y, ya más cerca en el tiempo, de haber sancionado la sacrílega alianza de Roures y el Barcelona, encarnada en sus palancas. Por todo ello, si Barcelona, Atlético y Sevilla se han despeñado en el desfiladero europeo, en nada se debe a un supuesto bajón de la capacidad competitiva de la Liga achacable a Tebas, sino que todo ello ha sucedido, en realidad, a pesar de Tebas y de todas las artimañas al borde de lo legal y al otro lado de lo moral que se llevan perpetrando en los despachos de la Liga desde que el mundo es mundo y, además, tebano.

En definitiva, galernautas, menos madridismo mohíno y más disfrutón, que motivos para quejarnos tuvimos ayer y mañana tendremos, pero que ahora, que hoy, pues que no los tenemos.

Tweets La Galerna

Treinta horas en Estambul (para derrotar al Fenerbahçe) https://www.lagalerna.com/treinta-horas-en-estambul-para-derrotar-al-fenerbahce/ vía @lagalerna_

Pues resulta que el enorme @Hankscorpio66 ha escogido tres obras maestras para relacionar al Madrid (y a otros) con el cine de 2014.

En @lagalerna_

https://www.lagalerna.com/el-madrid-y-el-cine-de-2014/

homelistpencilcommentstwitterangle-rightspotify linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram