Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Portanálisis
De Cristiano Ronaldo a Luka Jovic

Portanálisis: "Una mirada irónica sobre la prensa deportiva diaria"

De Cristiano Ronaldo a Luka Jovic

Escrito por: La Galerna4 mayo, 2019
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Hola a todos. Hemos visto a Cristiano Ronaldo en la portada de 'Marca' y nos ha invadido un halo de nostalgia ingobernable.

Nos alegra que recuerde al Real Madrid con cariño o que, al menos, sea eso lo que deslicen sus palabras. "He dado mucho al club y el club me ha dado mucho a mí", dice Cristiano. Nos estamos acostumbrando a vivir sin él, pero conviene recordar, sobre todo ahora que bajan turbias las aguas, lo felices que fuimos a su lado.

Estábamos hechos el uno para el otro. Compartíamos ADN ganador. Él buscaba el 2-0 nada más marcar el 1-0 y nosotros pensábamos en la Undécima el día después de ganar la Décima. De esa unión vino lo que todos sabemos. Cristiano Ronaldo es el Real Madrid por mucho que decidiera huir a la Serie A. En fin, no hay vuelta atrás. Ambos perdimos con el adiós, pero toca mirar al mañana. Y ahí, en ese horizonte, aparece Luka Jovic.

Dice 'La Ouija Today' que el delantero del Eintracht se vestirá de blanco... y no precisamente para una boda. O sí, según se mire. Jovic no es Cristiano, pero su presencia despierta una ilusión difícil de disimular. Joven, descarado, con un potencial descomunal y mucho gol. Necesita el Real Madrid elevar el nivel en todas sus líneas y con Jovic se mejoraría indudablemente la parcela ofensiva.

Lo único malo de la información es que proviene de 'La Ouija Today', cuyo ratio de acierto es parecido al de Juanfran Torres en las tandas de penaltis. Esperemos que por una vez, y sin que sirva de precedente, el diario que olía a croquetas acierte y el Real Madrid refuerce la delantera.

En Barcelona, mientras tanto, De Ligt sigue rellenando portadas y Serrat se lleva a Leo Messi al mediterráneo a decirle lo maravilloso que es. Quizá le ha dicho, a la orilla del mar en la playa de Castelldefels, susurrando en su oído, que es el rey, que puede agredir a quien estime oportuno si eso conduce al gol o al golazo, y que no sólo no tiene por qué dejar de joder con la pelota, sino que puede colocarla donde quiera para lanzar los golpes francos.

Ese loco bajito.

Pasad un buen día.