Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Escohotado
Cuán imparcial resulta la intrascendencia

Cuán imparcial resulta la intrascendencia

Escrito por: Antonio Escohotado16 abril, 2019
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Nada gana en tranquilidad a una retransmisión del Real cuando solo se juega el prestigio, y lejos de concentrarse en el resultado de cada ataque, y cada movimiento defensivo, el espectador es invitado a observar -observar simplemente, sin la pimienta del logro o la decepción- cómo saca adelante su lote de partidos anodinos, cuyo único estímulo es superar al Atlético en la recta final, para ahorrarse la poco distinguida liguilla que lleva consigo quedar tercero y cuarto en cada país.

Con la paz de ánimo unida a la intrascendencia, seguimos lance a lance el desempeño de cada uno, que hacia el minuto 70, cuando Bale empezó a terminar el calentamiento, coincidía con una oferta implícita de armisticio por parte de los aguerridos pepineros, sin duda en función de que sus fuerzas empezaban a languidecer, minadas por enfrentarse a jugadores con mayor dotación técnica –para los cuales la misma jugada cuesta algo menos de energía bruta-, dispuestos a ganar aunque tampoco inflamados por el entusiasmo, salvo a mi juicio en el caso de Valverde, uno de los meritorios mejor adaptados a su condición. Esta noche volvió a demostrar que defiende y ataca, sin que le frenen los pulmones como a algunos otros, Isco por ejemplo y más eminentemente Marcelo, a quien las Musas decidieron retirar ese toque de pasador y rematador eximio exhibido durante una década.

No registré una sola jugada donde lograse mejorar y menos culminar con éxito alguna iniciativa, como si un mal de ojo le vedara reeditar sus merecidas glorias una temporada entera; y me temo que lo mismo puede decirse del Expreso de Cardiff, tras culminar la previa con una suntuosa chilena, grabada en los anales del fútbol y en la columna del Debe que explica la del Haber en los balances del Madrid. Tampoco tuvo un regreso feliz Carvajal, cuyos nervios llevan tiempo mermando virtudes evidentes, como si tener tiempo para levantar la cabeza y decidir perjudicara en vez de afinar sus dones. Nacho sigue tristón, Asensio sin la puntería de otrora, y Navas parece haber renunciado a sacar con precisión; pero el resto –con el mejor Benzema de todos los tiempos- sigue siendo un bloque prometedor como muy pocos.

Vinicius, Reguilón, Odriozola, Llorente y varios más completan lo que el equipo puede ofrecer cuando algunos diamantes nuevos sustituyan a los antiguos y, sobre todo, cuando la plantilla se recobre de la indigestión unida a un rosario de títulos. El míster de los milagros se fue, para volver como el míster de la paciencia y la experiencia, refractario a prisas, codazos y campañas mediáticas, y -si no me equivoco- que Zidane sea tan intocable como Florentino será lo más parecido a una póliza de seguro.

Escritor de una veintena de obras de referencia, como Historia General de las Drogas, Caos y Orden o Los Enemigos del Comercio. Su hijo Jorge administra sus RRSS. @aescohotado

4 comentarios en: Cuán imparcial resulta la intrascendencia

  1. Vinicius, Reguilón, Odriozola y Llorente, y varios mas ¿serán del gusto del divino calvo? o seguirá apostando por los tristes recuerdos de la gloria p