Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Crónicas
Crónica del Real Madrid,3 ; Las Palmas,1

Crónica del Real Madrid,3 ; Las Palmas,1

Escrito por: Mario De Las Heras31 octubre, 2015
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Era el Las Palmas un bonito triángulo defensivo y el Madrid una olla hirviendo en campo contrario. Así, sin avisar. Vaya con los partidos a las cuatro. Cuando juega el Madrid a esta hora hay que cambiar los horarios personales porque si no está uno como trasnochado. Yo termino de ver el partido a las seis y es como si volviera a las seis de la madrugada de tomar copas, sólo que, en mi caso, no puedo irme a dormir. Pero cualquier cosa después de la caza, la mía, de la que hablaré la semana que viene, y bienvenidas Las Palmas a las que yo correspondía por mucho que fuera casi la hora del té.

Decía que eran aquellas un bonito triángulo defensivo y el Madrid una olla hirviendo en campo contrario, donde Casemiro era la burbuja mayor. Como la estrella. Yo luchando contra el sueño y los canarios por no quemarse con esa agua pura hasta que llegó la burbuja piruja, de lo que se disfrazarán esta noche los niños para asustar más que nadie, y se escucharon alaridos de terror en las filas visitantes de los que se aprovechó Jesé para cederla, otra vez, al monstruo Casemiro, que le dio un pase a Isco para descoser aquel bonito triángulo amarillo y azul que ya jugó todo el partido con la taleguilla rota, igual que un torero heroico.

Era el minuto cuatro, otra vez el cuatro, y se avistaba goleada. Una diferencia de este Madrid y el de Ancelotti es que se contiene, se mide, se economiza hasta en eso, pero entonces no lo sabíamos o al menos empezamos a saberlo. Marcelo pastoreaba el balón como a una oveja: “¡quiá, quiá!” mientras lo seguía bailando como Caperucita en el bosque. Javi Varas, que tiene nombre de apodo de picador, no tenía ojos ni apenas nervios para atender a tantas solicitudes.

descarga

Marcelo insistía acodado en la barra sin parar de llamarle, pero como no le hacía caso vio a Ronaldo, ya casi elevado en el aire, para que marcara un gol a plomo, un salto del ángel como el de Chance Wayne en Dulce Pájaro de Juventud al que aplaudían el jefe Finley y su hija Heavenly; aunque no sé bien si aplaudían el salto o el bronceado restallante del siete, un bronceado que es casi una humillación en estos días de difuntos.

El Zhar trataba de ser el típico jugador incómodo, pero al único al que incomodó fue a él mismo como si jugara metido en una jaula en la que Nacho, de vez en cuando, metía el pie para aturdirle aún más. El que no estaba aturdido era Jesé: suelto, libre, despierto. Era casi como Anita Ekberg despistando al pobre Marcello por las callejuelas del centro de Roma, y eso que estaba aún por llegar la escena de la Fontana.

Kiko se estrenaba con una doble parada de las que sabíamos que era capaz y Danilo saltaba y saltaba todo el rato como un Masai. Yo creo que no se le da la suficiente importancia a las florituras de Isco en aquella parte del área contraria, porque es en ese momento suyo, y no otro, cuando puede pasar cualquier cosa sin peligro de un contraataque rival. Si la floritura sale es como si saliese una flor y, si no, ahí está Casemiro cuyos pies emiten descargas eléctricas paralizantes. A Danilo no le vendría mal un toquecito de esas botas para que soltara la lanza un momento.

No dejaba jugar el Madrid al rival, que sufría una tortura similar a la del Alex de La Naranja Mecánica obligado a ver atrocidades como la de Marcelo lanzando a Jesé, quien de un golpe de tobillo se llevó a todos sus paisanos a rastras. Una lástima que detuvo el portero, casi con la pica, mientras Cristiano se quedaba quieto en el punto de penalti con los brazos cruzados y Jesé bajaba la mirada como los alumnos del profesor de Whiplash.  Se escapó El Zhar unos segundos de su jaula pero fue Varane, atento, quien le devolvió a ella de las orejas.

La frescura de Jesé parecía un anuncio de champú, y la de Marcelo una fiesta de cumpleaños, que lanza sombreros al aire y caen regalos de la piñata. Hubo una contra de Timotei lanzada por Casemiro desde su portería que corrió Jesé, no llegó Cristiano, rodeado, al centro, y remató Isco hecho un bicho bola. Aquí me sale Casemiro todo el rato. No es que tenga fijación. ¿Quién fue el mejor?, Casemiro. ¿Quién mató a Kennedy?, Casemiro. ¿Quién fue el primer hombre en pisar la luna?, Casemiro. ¿Quién descubrió América?, Casemiro. ¿Quién escribió el Lazarillo?, Casemiro. Yo miraba a Modric y su papel secundario, pero es que es uno como el de Robert de Niro interpretando a Vito Corleone para llevarse el Óscar.

Y de pronto un gol. Falló la defensa y la libreta de Benítez empezó a dar saltos como Hungry Henry, que es un nacho (de comer) con sombrero mejicano, un dibujo animado que siempre tiene hambre y que en estos momentos es lo más parecido a Justin Bieber que puede tener mi hija de cuatro meses. Y se lo tuvieron que meter a Casilla, quien al ver el balón golpear la madera e introducirse entre los tres palos, a mí me pareció oírle decir: “Buah, tronco”. En este Madrid molesta más encajar que fallar, porque encajar es como recibir un impacto en la línea de flotación.

Un aviso y las chapetas de Benítez a punto de salirse de él. Menos mal que llegó Jesé a la Fontana después de juguetear en la penumbra. Jesé hoy corría por la banda como por una línea de sombra de la que salía a tobillazos, y el gol fue como un amanecer. Y esto fue casi todo, amigos. En la segunda parte no vimos a Lukita y en su lugar salió Lucas Quinto, que fue de lo mejor. Casi toda una revelación pues Lucas Quinto desborda, sí, es cierto. Hubo un recorte de Nacho con disparo incluido en la frontal del área que me recordó a Xabi Alonso, y luego un contraataque canario como los títulos de crédito de Pasión de Gavilanes: Hernán Santana, Jonathan Viera, Villian José…

Isco hizo un par de viajes de mensajero, de esos que hacían en los cuentos de Astérix cuando salía un negro muy chiquitito de debajo de las mesas, y Cristiano lo intentó, sólo eso. Corría el minuto veinticuatro o veinticinco y me dormí, lo confieso, y creo que soñé con Casemiro replegándose como un boxeador con capucha.

LAS NOTAS

Casilla: Destaca (D). Sin trabajo apenas. Atento. Una parada doble y un salto de la rana para la galería. El gol podría llamarlo anecdótico, pero del todo, todo no puedo.

Marcelo: Destaca (D). Fantasía.

Nacho: Destaca (D). Escuela Real Madrid. Máster en Benítez. Custodio de El Zhar.

Varane: Destaca (D). Ayudante de campo.

Danilo: Progresa Adecuadamente (PA). Le sobra la falda y la lanza.

Casemiro: Destaca (D) Mariscal de campo.

Modric: Le pongo Destaca porque aún está enfermito.

Kroos: Destaca (D). La omnipresencia de Casemiro le obliga a salir de casa. Buenos paseos.

Cristiano: Progresa Adecuadamente (PA). Ya destacará.

Isco: Destaca (D) cuando juega en la esquina del área contraria. Si no regu.

Jesé: Destaca (D). Marcello come here.

Lucas Quinto: Destaca (D). Hay una personalidad en ese falso perfil bajo.

Benítez: Destaca (D) y yo creo que se guarda algo.

Ha trabajado en Marca y colaborado en revistas como Jot Down o Leer, entre otras. Escribe columnas de actualidad en Frontera D. Sobre el Real Madrid ha publicado sus artículos en El Minuto 7, Madrid Sports, Meritocracia Blanca y ahora en La Galerna.

3 comentarios en: Crónica del Real Madrid,3 ; Las Palmas,1

  1. Otra vez le declaro a usted.... Si a usted señor Don Mario Corleone de Las Heras ¡CULPABLE! Sí.... Culpable de hacerme la tarde amena mientras estaba esperando que terminaran de lavar el coche, y me encontraba más aburrido que payaso en funeral. Ha logrado usted de manera como siempre magistral sacarme más de una sonrisa y poner mi imaginación a funcionar para poder ver el partido aún cuando tuve lamentablemente que monitorearlo por Twitter....

    Se pasa usted señor, le voy a denunciar por excesiva fineza narrativa... ¡HE DICHO!

    Saludos desde un hermoso atardecer en algún lavado de autos en La Ribera de Belén, Heredia, Costa Rica

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tweets La Galerna

Yo mismo para mis amigos de @lagalerna_

Los inescrutables caminos de Zinedine Yazid Zidane https://t.co/drFh6EyzFD a través de @lagalerna_

Pese a la derrota, @Ramon_AlvarezMM nos enumera los aspectos positivos que se derivan, a su juicio, del primer partido de la pretemporada. Y no son pocos.

https://t.co/EnMkd4lCs6

¿Quién fue Veloso? @RMadridDatos nos da, en las efemérides, unos apuntes de este veterano que hoy cumple 82 años ¡Felicidades don José!

https://t.co/GWf39V25WR

Fue un placer visitar la Peña. Espero que hoy disfruten del partidazo allí en DC, qué suerte. https://t.co/3MrdUCtjr7

homelistpencilcommentstwitterangle-rightspotify linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram