Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Crónicas
Crónica del Real Madrid, 1; Manchester City, 0

Crónica del Real Madrid, 1; Manchester City, 0

Escrito por: Ramón Álvarez de Mon4 mayo, 2016
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

No nos merecimos, claro que no, los madridistas que se nos cortase la respiración en el minuto ochenta y ocho cuando un desaparecido hasta entonces Kun Agüero estuvo a punto de ganar la eliminatoria para su equipo. El fútbol tiene estas cosas y lo cierto es que una eliminatoria que debería haber estado decantada para el club blanco no lo estuvo de manera definitiva hasta que el árbitro señaló el final.

El Madrid encaraba el partido con la incertidumbre de la presencia de Ronaldo. El desempeño del portugués durante todo el partido y sin lesión de por medio desafió todas las leyes propagadas por los innumerables galenos entrevistados por la prensa durante los últimos días.

Zidane tomó una decisión de entrenador al darle la titularidad a Jesé por delante de Lucas Vázquez. La decisión parecía presidida por dos motivaciones: salir desde el principio con la apuesta más ofensiva posible y poner en valor la importancia de Lucas en el segundo tiempo.

El partido empezó con cierta sensación de apatía por parte del Madrid. A los madridistas no nos gusta esa sensación en estos partidos, pero parecía más bien una toma de contacto con un encuentro de envergadura que el enfoque general del partido por parte del equipo. A los ocho minutos ya se había perdido a un jugador por lesión. La buena noticia es que éste no era Ronaldo y sí un Kompany que llegaba justo a este tramo final de la temporada.

Pareció una señal porque desde ese preciso momento el partido se empezó a jugar al dictado del Madrid. Kroos, Modric e Isco tenían el control del balón y esperaban con paciencia la incorporación de los laterales para crear situaciones de superioridad en banda. En una de esas jugadas Carvajal vio el desmarque de Bale y sólo el galés acertó a ver que había posibilidad de chut a puerta. El balón entró tras chocar los aledaños de la escuadra derecha de Hart. Allí donde hay un partido decisivo cuenten con el galés para marcar un gol de tal condición. El Madrid ya tenía la ventaja en el marcador que su dominio comenzaba a merecer.

City Bale

Parecía claro que el City se tendría que estirar, sin embargo el Madrid no pareció querer ceder el dominio del balón fácilmente. El partido entró en una fase algo más igualada, aunque sólo el conjunto blanco amenazaba con peligro la meta contraria.

Una falta lateral botada por Kroos pareció dibujar el segundo gol a cargo de Pepe, pero uno de esos fuera de juego (si lo es) de escuadra y cartabón anuló el gol de la tranquilidad. El respeto arbitral de un equipo también se evidencia en este tipo de lances tan dudosos en los que ni siquiera la condición de local le permite que la duda se incline a su favor.

El primer tiempo terminó de forma algo preocupante: el disparo de Fernandinho al palo precedió a las caras de dolor de Bale y Cristiano Ronaldo. Uno entonces rezaba porque saliesen enteros en la segunda parte.

La segunda parte empezó con un guión bastante diferente. El Madrid controlaba el partido, pero parecía decidido a verticalizar sus ataques. Fue de este modo como se vivieron los mejores momentos de la eliminatoria.  En esos veinte minutos el Madrid mereció sentenciar el trance. Modric, Bale y después Ronaldo tuvieron tan cerca el gol que lo raro fue que no entrase.

La consecuencia de no aprovechar las ocasiones deriva inevitablemente en tratar de proteger tu portería. El Madrid no sufría ocasiones, pero sí sufría ante la mera posibilidad de que aparecieran. Quizá por eso con la entrada de James optó por el repliegue bajo y por desplegarse en el campo con un 4-5-1.

Sólo la citada ocasión de Agüero puso en peligro una eliminatoria que mereció pasar el Madrid con creces.

El Real Madrid estará el día veintiocho en Milán con la determinación de hacer, si cabe, más grande la leyenda del club más prestigioso de la historia.

LAS NOTAS

Navas: 7. Siempre atento en las salidas. Es un porterazo, oigan.

Carvajal: 7,5. Excelente partido arriba y abajo.

Pepe: 7,5. Cero fallos. Enorme.

Ramos: 8. Su mejor partido de la temporada. Jerarquía.

Marcelo: 6,5. Algo fallón arriba y de menos a más atrás.

Kroos: 7,5. Partido dominante del alemán.

Modric: 8,5. Siempre supo lo que el partido necesitaba. El mejor centrocampista del mundo.

Isco: 7,5. Muy preciso e intenso en la primera parte. Cansado en la segunda.

Jesé: 6. Impreciso pero lo intentó.

Bale: 8,5. Gol decisivo de nuevo. El mejor junto a Modric.

Ronaldo: 6,5. Poco preciso, pero el milagro de estar ya es de admirar.

Lucas: 7. Ayudó mucho atrás y aportó en el desborde.

James: 6. Entró en el momento más complicado. Le costó coger el ritmo.

Kovacic: No puntúa.

Zidane: 7,5. El desarrollo del partido demuestra su acierto en el planteamiento.

Ramón Álvarez de Mon
Asesor fiscal autónomo. Soy socio de La Galerna y colaboro en Radio Marca. @Ramon_AlvarezMM

12 comentarios en: Crónica del Real Madrid, 1; Manchester City, 0

  1. partido a medio gas del RM (pues le bastó) pero muy ordenado pese a la falta de Casemiro. El City no fue rival. Excelente de cara a los dos partidos de liga que restan y la final. Encomiable CR7 que clármente estaba mermado. A por la undecima!