Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
Cristiano contra Cristiano

Cristiano contra Cristiano

Escrito por: Ramón Álvarez de Mon30 mayo, 2018
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

El pasado sábado Cristiano eligió la peor manera posible de acaparar el protagonismo. Normalmente los focos recaen en Cristiano por los goles que procuran títulos para su equipo, pero esta vez la versión más infantil y egoísta se apoderó de él. No es la primera vez, aunque sí ha sido la más sonada e inoportuna porque quitó mucho espacio a lo realmente importante: la Decimotercera.

Tras nueve años en Madrid, los madridistas ya conocemos a Cristiano. Ese egocentrismo narcisista, que a veces depara malos momentos, ha sido el mismo que ha ido moldeando al animal competitivo que se retirará sin discusión como uno de los dos jugadores más importantes en la historia del club más importante y prestigioso que ha existido. Los madridistas lo conocemos y aceptamos, y sus compañeros pagan el pequeño peaje de sus impulsos, sabedores de que los dividendos siempre serán mucho mayores, también a nivel personal. Cristiano les ha regalado prestigio y, además, gente que le ha conocido en persona asegura que se trata de un ser humano maravilloso. Los relatos en este sentido son numerosos, aunque mucho menos propagados que sus acciones desafortunadas.

El amor entre Cristiano y el madridismo no fue uno de esos que surgen a primera vista. Siempre hubo pasión, pero también recelo. Un gran sí, pero a veces no. El Madrid es un club tan grande que su gente no suele concebir que nadie se ponga por encima de la entidad anteponiendo sus pasiones a la del equipo. El yoísmo pierde mucho valor frente al nosotros. Al madridismo le costó más tiempo del deseable abrazar incondicionalmente a Cristiano Ronaldo en su integridad, entender que incluso sus defectos alimentan sus grandes virtudes, que sin una cosa no sería la otra, pero al final el madridismo lo hizo, y cuando el amor es incondicional no hay torpeza que lo rompa. Es por ello que tengo la sensación de que con el paso de las horas, y la matización y rectificación de sus declaraciones, se muestran más ofendidos los antimadridistas, ávidos de una polémica que echarse a la boca en estos tiempos de tempestad, que los madridistas que ya le conocemos. A mí me basta ver a sus compañeros botando y cantando “Cristiano quédate” para comprender lo que el luso significa para sus compañeros y, por ende, para el Madrid.

el amor entre cristiano y el madridismo no fue uno de esos que surgen a primera vista

En esta época tan feliz sería estúpido dejarse llevar por la marea de aquellos que desean lo peor para el Madrid. Entrar a ese juego sería absurdo e inoperante y además pone en compromiso la felicidad que todo madridista debería sentir por estos años tan maravillosos en los que el Madrid vive el segundo mejor ciclo de su historia.

Por supuesto que el Madrid está muy por encima de Cristiano y la respuesta de Florentino ha sido acorde a esa certeza que preside todo, pero yo le diría a Cristiano que lo que representa su figura en el Madrid también está por encima de él mismo. No hay forma de que sus equivocaciones borren lo que significa para el madridismo, simplemente no tiene forma de fastidiarla porque es demasiado importante. Sus atributos relacionados con la superación, el sacrificio, el esfuerzo, etc. son los valores fundacionales del club en el que el portugués se ha elevado a leyenda eterna del fútbol mundial. Por eso, Cristiano, pide de forma correcta lo que consideres que es tuyo, pero deja de pelearte con el jugador más importante de nuestros días.

Asesor fiscal autónomo. Soy socio de La Galerna y colaboro