Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
Cristiano y la balsa de piedra

Cristiano y la balsa de piedra

Escrito por: Jesús Bengoechea11 julio, 2016
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

El karma tiene cosas que abruman. Un periodista de conocida tendencia atlética se mofó ayer por medio de Twitter de la lesión de Cristiano, negando que existiera falta de Payet en la acción que la desencadena y frivolizando sobre el daño ocasionado alegando que el portugués "aún tenía dos piernas" tras la entrada. No tardaron en llover palos tuiteros sobre el redactor, que abrumado ante la cantidad y magnitud de los mandobles dialécticos recibidos trató de ensayar unas torpes excusas. Argumentó el conocido periodista que no conocía el alcance de la lesión cuando emitió su desafortunado tuit, por lo que todo había sido una cuestión de "mal timing".

-Sí, es verdad que me tomé a rechifla la posibilidad de que padecieras esa enfermedad, pero coño, cuando lo hice aún no había salido la biopsia. Fue solo una cuestión de mal timing.

Payet Cristiano

Hubo una época (vosotros no habíais nacido) en que existían en el periodismo deportivo -y en otros órdenes de la vida- una serie de líneas rojas. Una de ellas consistía en no tomar a la ligera cuestiones relativas a la salud de los deportistas, o más concretamente a las lesiones. Me sentí tan indignado con el comentario de este señor que le insulté vía Twitter, cosa muy rara en mí. Arrepentido (no es mi estilo), borré el tuit y le remití a este artículo sin calcular que también iba a arrepentirme de ello, por lo que este artículo ya no es aquel artículo, no sé si me explico. El mencionado karma -encarnado en el heroico juego de los portugueses sin su estrella, el planteamiento intachable de Fernando Santos y la testosterona de un implacable Pepe- terminarían por convertir en baladí mi hipotética respuesta al redactor, a quien la gloriosa victoria de Portugal ha brindado ya toda la respuesta que merece.

Pero no es solo la respuesta que merece él, claro. Abogaba Henry Miller porque el artista se diluyera en la corriente fluvial donde aletean los peces más comunes, los ajenos a las encomiendas de la poesía o la composición musical. En el caso de este redactor, se trata de algo un poco más difícil de conseguir por cuanto no se trata de ningún artista. Tendrá más bien que diluirse en la corriente de bilis antimadridista que, en su caudal imparable, arrastra desde el pasado 28 de mayo a las redacciones de más sólidos cimientos, en imparable tsunami. Las vidas de todos estos profesionales de la información son ríos de bilis que van a dar a la mar, que es el morir. Lo que Manrique no sospechaba es que se puede encontrar la muerte (dialéctica) en un zapatazo de Eder en la prórroga, que es una forma bien rara de que se haga justicia y de que gocemos todos los que somos madridistas, los que nos emocionamos anoche ante el liderazgo de un Cristiano recorriendo la banda en un puchero y a la pata chula -sin dejar de gesticular-, y los que además de ser madridistas y cristianistas nos sentimos desde hace muchos años ibéricos además de españoles. Me subo a la balsa de piedra de Saramago, donde hay sitios para todos cuantos deseéis embarcar. El océano de bilis es insondable y brumoso, macabramente resuenan desde su fondo abisal el eco de lamentos sin fin. Pero Cristiano, pata de palo, lleva el timón.

Y yo nada temo.

Editor de La Galerna (@lagalerna_). @jesusbengoechea

15 comentarios en: Cristiano y la balsa de piedra

  1. Boa noite. Me alegro infinito de no padecer la tara del "señor" Iñako Díaz Guerra. Pero está claro que algo no anda bien en su cabeza.

    GRANDE CRISTIANO, GRANDISIMO PEPE, IMPERIAL TODA LA SELECCION DE PORTUGAL.

    Me parece que la temporada que viene nos lo vamos a pasar, si cabe aún mejor.

    HALA MADRID Y NADA MAS. Y A TODOS ESTOS QUE LES DEN SI AUN LES CABE ALGO

  2. Jesús, permítame indicarle que maneja nombres (Henry Miller, Jorge Manrique) y conceptos (vergüenza, respeto) que son desconocidos para la mayoría de los miembros de la profesión preiodística, rama "deportiva", por lo que yo de usted no me esforzaría tanto.

  3. Lo peor de Iñako Díaz Guerra, que es el sujeto al que te refieres, fue el artículo que perpetró esa misma mañana en El Mundo en el que decía que le gustaría que perdiera Portugal "con un hat-trick de Griezman y, a ser posible con un penalti fallado por Cristiano".

    Es curioso, pero veían esta final como una revancha de la del pasado 28 de mayo. Pues nada ... han vuelto a perder.

    1. Y dado como son, volverán a perder. Cada quien genera su karma, que no es otra cosa que acción (literal, del sánscrito).

      Se recoge lo que se siembra. Y no paramos de ver lo que siembran. Luego se extrañan de que les vaya mal cuando se decide todo.

      Magnifico articulo del Sr. Bengoechea, lo subscribo entero.

      Solo me pregunto.... alguien pierde el tiempo leyendo a semejantes tipejos?

  4. Pues a mi me parece que, en lo que respecta a la profesión de periodismo deportivo, pocos ERES hay . Demasiados perioflautas están comiendo y tres veces al día, de su estupidez . Por no llamarlo de otra manera más clara y contundente.

  5. Que zapatazo metió Eder, y que grito de gol exclamé, y sonreí al darme cuenta de que, no siendo Mi selección, no teniendo que estar ahí viendo un partido cuando podía leer o cenar, estaba de pie esperando esa misma escena, por esperar a la justicia poética y, me sé algo culpable pero prometo enmendarme sin demasiado disfrute, por ver pasar la riada de bilis, imaginar las caritas descompuestas de muchos que ladran, mientras otros cabalgamos, ....... 🙂

  6. ¿Y qué me dicen del directivo (atlético) de Twitter Jaime Pelegrí, que se tuvo que pasar toda la tarde pidiendo disculpas por otro tuit similar?

  7. Y digo yo, ¿por qué los medios escogen a estos tipos? No vale la crisis, habiendo tanto periodista en paro, ¿no habrá tres docenas mejores que este Iñaco? ¿Por qué los seleccionan para que cumplan con este perfil? Yo compro el mundo de vez en cuando pero la sección de deportes no hay quien la lea. Hay otro tipo -creo que el director de la sección- de nombre Orfeo, que se cree una mezcla de Scott Fitzgerald y Calicatres Sapientísimus y que da vergüenza ajena leer. ¿Por qué lo evidente no salta a la vista para todo el mundo?

    ¿Hay acaso algún lector en España que compre El Mundo por su sección de deportes?

    1. Eso justo me pregunto. Hoy en día es ridículo seguir la prensa deportiva (por llamarles algo) convencional, bueno cada día están mas de ellos en la calle, sin sorpresas.

  8. Hablando de prensa deportiva,mi gran asombro fue cuando termino el partido,de la decima en Lisboa.Simeone habia sido expulsado por protestas al arbitro(en varias ocasiones).Tambien intento agredir y lo sito para verse en la calle,a Varane.Bien pues despues de todo esto y de perder por 4-1,cuando entro en la sala de prensa FUE APLAUDIDO,por "los periodistas"que estaban en la sala(mayoria del
    Atl.Madrid).Despues de esto creer en una prensa sin "BUFANDAS Y CAMISETAS" es pura y dura UTOPIA.

    1. Concuerdo totalmente con usted. Los aplausos del periodismo deportivo a Simeone en la sala de prensa de Da Luz tras la final de 2014 fue la prueba del 9 del doblevarismo que tantos madridistas denunciamos.
      Y luego el entrenador del equipo campeón, Ancelotti, se tuvo que conformar con los aplausos de algunos jugadores del Madrid que aparecieron por allí.

  9. Al leer este artículo me ha venido a la mente el consejo que ha dado usted hoy a través de twetter y le pediría Sr. Bengoechea que nos escribiera algo sobre el cortador de cesped, no no me refiero al tikitakero que ayer dio la espantada sino al que usted , a mi manera de ver de forma magistral, le recomendó algo para descanso de la Humanidad.
    Salvo ese twett que menciono y que valoré como se merecía, he leído muy poco sobre las patochadas de este "productor" y sus complejos psicológicos.

  10. Anoche sufrí y vibré con Portugal como nunca imaginé que podría hacerlo con una selección que no fuera la española.
    Anoche ganó el amor al odio. El amor de los portugueses y de los madridsitas a nuestros jugadores venció al odio que tienen a Cristiano Ronaldo, representante del Madrid, todos los antimadridistas. Ganó el amor al fútbol y perdió la violencia con que le entró Payet a Cristiano.
    Estamos de enhorabuena los madridistas tanto por nuestro club como por nuestros internacionales más denostados en este país lleno de envidiosos y de antimadridistas.
    Hala Madrid !! As Armas !! y que las armas sean balones de fútbol

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

homelistpencilcommentstwitterangle-rightspotify linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram