Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
Ceballos y el talento

Ceballos y el talento

Escrito por: Álvaro Pérez13 julio, 2017
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

 

No abunda el talento en el mercado futbolístico, y menos por el precio de la cláusula de la nueva sensación andaluza, Dani Ceballos. El centrocampista de 20 años del Betis se ha convertido en uno de esos objetos de deseo del mercado veraniego. Real Madrid y FC Barcelona han pujado hasta el final. No por el pago, sino por convencer al jugador. Ceballos, parece, tenía claro que quería el blanco, pero con una condición: llegar ya al actual campeón de Europa. La respuesta del Real Madrid ha sido tan tajante como el “sí quiero” de Zidane y se le ha hecho hueco con la cesión -¿venta?- de James Rodríguez al Bayern Munich.

A modo de introducción, calidad técnica, agilidad, descaro y visión de juego son las principales virtudes del fútbol de Dani Ceballos. En la recién acabada temporada 16/17 ha disputado 39 partidos, anotando 2 goles, dando 4 asistencias y promediando un 80,8% de acierto en el pase.

El talento salta a simple vista, basta con verle un par de toques al balón para saber que es uno de esos jugadores que practican un fútbol “disfrutón”. Pero Ceballos, en una temporada de altibajos para el Betis, ha progresado mucho en todo lo que no es talento. Dani, ante la necesidad de su equipo, ha retrasado en muchas fases del juego su posición, descubriendo la importancia de sumar al sistema y no al revés.

Dani Ceballos ha progresado en lectura e interpretación táctica y del juego. Es un futbolista mucho más formado, en cuanto a pizarra, de lo que se piensa.

Como hemos dicho, con balón el joven andaluz es pura fantasía, magia 2.0. Sin balón, ante la ya mencionada necesidad bética durante la pasada temporada, le hemos visto replegar en fase defensiva -promediando 3,1 tackles conseguidos por partido-, defendiendo tanto en transición como en estático. Siguiendo con sus movimientos sin balón, en fase ofensiva, hemos visto cómo ha evolucionado en su lectura de los partidos, variando su posición y altura de recepción según lo requiera el contexto: en la base de la jugada, siendo pieza clave en salida de balón ante una presión alta, o, en ¾, entre líneas ante rivales replegados.

Dani Ceballos representa uno de esos centrocampistas que influyen directamente en el juego del equipo. ¿Por qué? Porque siempre la quiere: inicia, conduce, asienta, apoya, filtra… Su actitud con balón, como sin él, depende absolutamente de las necesidades del partido. Y, además de todo esto relacionado con la posesión, Dani regatea. Su abanico de recursos es puro espectáculo. Hay dos partidos totalmente recomendados para ver su madurez futbolística: ambos en el Benito Villamarín, en Liga, ante FC Barcelona y Atlético de Madrid. Y, si queremos recordar uno de los acontecimientos más recientes, ese España-Italia del Europeo sub21.

Tras maravillar en el mencionado campeonato europeo, el fichaje de Ceballos se convierte en un movimiento totalmente estratégico para el club. No solo por lo que es y por lo que será, sino porque encaja a la perfección en esa idea de núcleo implantada por Zinedine Zidane en el vestuario madridista. Y, por qué no decirlo, porque Dani Ceballos representa una de las mayores necesidades del máximo rival, del FC Barcelona.

 

Director de La Pizarra (@LaPizarraRM)

6 comentarios en: Ceballos y el talento

  1. Es un fichaje que me hace mucha ilusión después de verle en el europeo sub-21, de antes de esto sólo podía hablar de oídas pero no a través de mis ojos. Así es que bienvenido otro talento joven a nuestra casa.