Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Escohotado
Ceballos for president

Ceballos for president

Escrito por: Antonio Escohotado30 septiembre, 2018
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Durante el primer tiempo las espadas se mantuvieron en alto, aunque me gustó más el Atlético por preciso y veloz. Sin Courtois hubiese sido probable encajar algún tanto, pero anoche jugaban en una portería y otra quizá los dos mejores del planeta, y tampoco hubo puntería fina en ninguno de los equipos. En el Real la cosa quizá empiece a ser preocupante, porque voy apuntando jugador a jugador los lanzamientos de los últimos cuatro encuentros, y prefiero no hacer públicos los resultados.

Se diría que la cosa va por ráfagas, como los regates y pases consumados, aunque en este segundo apartado las cosas vayan razonablemente bien. Fue emocionante ver, por ejemplo, la cantidad de veces que Carvajal subió sin pretensiones de rifar el balón, resuelto a hacer jugada, y que algunos caños no le saliesen es algo tan justificado como que los balones divididos estén efectivamente divididos, y lo estuvieron durante todo el primer tiempo.

En el segundo fue otra historia. Los blancos salieron como si tuviesen uno más, quizá por consejo de Simeone, y el estadio agradeció que aún sin resolver la última jugada uno de los equipos se impusiera con claridad, justo al revés que en Sevilla. Le tocaba ahora a Oblak, que resolvió un mano a mano con Asensio de modo tan magistral como su colega en un par de ocasiones análogas. Durante largos minutos los rojiblancos no pasaron de medio campo, como abrumados física o moralmente, y si el gol faltó debe atribuirse al oficio que este equipo ha pulido con tanto esmero.

Tardé algo en admitir que Bale cediese su lugar a Ceballos, y tampoco acabo de entender que sea él –no Benzema o Asensio- el hombre premiado con descanso. Quizá el propio Bale lo sugirió, y en todo caso fue un acierto que entrara el 24, porque me dejó estupefacto su autoridad para asumir la mediapunta, con quiebros inverosímiles, conducciones inmejorables y pases de toda factura. Cuánto se tarda en portar la elástica merengue, por no decir que en hacerse merecedor de un puesto entre estrellas consagradas; pero a mí me basta el medio tiempo de anoche, y pronostico que optará al Balón de Oro algún día.

*Nota del editor sobre el último párrafo: el envío de este artículo tuvo lugar antes de que el Real Madrid comunicase que el cambio de Gareth Bale fue por molestias físicas. 

Escritor de una veintena de obras de referencia, como Historia General de las Drogas, Caos y Orden o Los Enemigos del Comercio. Su hijo Jorge administra sus RRSS. @aescohotado

6 comentarios en: Ceballos for president

  1. Si Ceballos juega el balón con rapidez, y pule su faceta defensiva, por supuesto que será un jugador que marcará época.
    También debe aparecer con continuidad y creerse pieza importante en el equipo.