Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
Ceballos en busca de la sobriedad

Ceballos en busca de la sobriedad

Escrito por: Mario De Las Heras1 julio, 2019
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Yo creo que ya sé lo que le pasa a Zidane con Ceballos. El sevillano acaba de deslumbrar con la selección sub-21, como antaño, y esto precisamente es lo que creo que va a reafirmar a Zidane en su decisión. Las ideas del francés parecen estar claras. No titubea, no rectifica. Zidane tiene un plan y eso es lo mejor para el Madrid. Lo va a llevar a cabo y eso es estupendo. Nadie parece capaz de hacerlo cambiar de opinión, y por supuesto tampoco Ceballos.

Ceballos lo intenta. Ceballos calla, asiente, entrena, acepta, no protesta. Ceballos se enorgullece de su madridismo a la menor oportunidad y se reivindica con la selección. Pero no hay nada que hacer. Hoy lo he visto en la final de la Eurocopa sub-21 y lo he visto claro. Me dicen que no ha sido su mejor partido del campeonato, pero yo he visto cosas. Detalles que lo hacen un jugador de un talento innegable.

Ceballos coge la pelota y la protege dando vueltas sobre sí mismo como si fuera un saltador para niños. Lo hace con gran éxito y virguería. La virguería aquí es un problema. Porque a Zidane le gustan las virguerías pero a su debido tiempo. No casi todo el tiempo. A Ceballos le quitas la virguería y se queda en poca cosa, de momento. Claro que eso es como si a Modric le quitas el pase con el exterior.

El quid está en que a Zidane le gusta el pase con el exterior de Modric, pero no le gusta la virguería de Ceballos. Él parece empeñarse en ir por ese camino, ¿cuál si no?, pienso yo. ¿Cómo podría Vinicius empeñarse en no desbordar? Sería algo absurdo y sin embargo en Ceballos es la causa de sus desvelos profesionales, la construcción constante e inconsciente del muro que le impide triunfar en este Madrid.

Porque Ceballos no sabe hacerlo de otra forma, por supuesto. Imagino a Ceballos al inicio de cada partido de este último campeonato pensando: “Hoy voy a hacer un partidazo”, y hacerlo. Y conseguir que todo el mundo hable maravillas de él, yo mismo incluido. A mí Ceballos ya me gustó desde que vi que en Twitter llevaba el 46. Cosas entre él y yo. Me gusta también como habla. Ese hablar cerrado, sincero y respetuoso.

Ese timbre agudo es un punto. Y me gustan las medias caídas a lo Gordillo. La camiseta fuera también a lo Gordillo. Ese correr de patas largas gordilliano, y también esa manera de esperar a lanzar, con una mano en la cadera que hace de apoyadero, y con la pierna que hace de pilar descalcetinada. Zidane es un poco gordilliano y hace cosas como de Isco. Isco es compacto y Ceballos es largo.

La largura lo hace elegante, pero toda esa elegancia se derrumba en los ojos de Zidane por el efecto de la virguería. Ceballos no es sobrio y a Zidane le gustan los sobrios. El problema es que cuando Ceballos está sobrio no es Ceballos. Ceballos tiene dentro cosas preciosas y tiene ansia por sacarlas, pero a Zidane no le gusta que las saque. esa no es su idea de un centrocampista. No al menos del centrocampista que busca.

A Zidane le sobra Ceballos porque el creativo es Isco. Hoy he visto a Ceballos sobrarle casi siempre un regate, un toque, un barroquismo. ¡Ay, si pudiera quitarse ese regate, ese toque, ese barroquismo! Sólo esos. Yo creo que Zidane esperaba que se los quitase todo este tiempo, pero no lo ha hecho. En la creencia, a buen seguro, de que hacía lo correcto intensificando su talento natural.

Ceballos ha dicho que no quiere que lo vendan. Ceballos sigue queriendo, a pesar de todo, triunfar en el Madrid y eso es una cosa muy buena que Zidane no debería perder de vista a pesar de la virguería, digo yo, aunque me temo que lo tiene claro. Tan claro como Marcos Llorente. Se habla de una cesión y no estaría nada mal que Ceballos practicara con cabeza.

Que empezara a omitir por medio de una titularidad extranjera esos regates, esos pases, esos barroquismos. Que ensayara ser sobrio sin perder la virguería. Que dejase la virguería muy dentro guiando todos sus pasos sobrios, y que lograra sacarla sólo en el momento preciso. Quién sabe si así, habiendo conseguido despertar al fin el interés de Zidane, ya nunca más lo necesite.

Ha trabajado en Marca y colaborado en revistas como Jot Down o Leer, entre otras. Escribe columnas de actualidad en Frontera D. Sobre el Real Madrid ha publicado sus artículos en El Minuto 7, Madrid Sports, Meritocracia Blanca y ahora en La Galerna.

12 comentarios en: Ceballos en busca de la sobriedad