Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Escohotado
Al César lo que es del César

Al César lo que es del César

Escrito por: Antonio Escohotado2 marzo, 2020
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Algunos vieron en el Clásico un partido donde el Barça fue “muy superior” durante el primer tiempo, y el Real en el segundo. No me explico tal cosa, salvo omitiendo el testimonio de los ojos y la memoria. Los merengues merecían teóricamente perder; pero no porque careciesen de bastantes más ocasiones ya en el primer periodo, sino porque la temeridad –quizá mejor chulería- de alinear a Marcelo no terminó como el rosario de la aurora, y quien alegue haberle ganado un sprint a Messi mejor hará repasando el mal partido de este último, y en concreto el pésimo control hacia la derecha en dicho lance, único origen del supuesto cruce salvador.

Marcelo no está para sentar en el banquillo a Mendy, y esta noche volvió a centrar de manera calamitosa, regalando tres cuartos de gol a Braithwhite a despecho de que el danés fallara acto seguido, incapaz unas veces de volver a tiempo de sus aventuras en vanguardia, y tapando otras el camino a su compañero Vinicius, que antes de marcar espléndidamente había dado otra lección de atolondramiento, cargándose con una absurda tarjeta amarilla al poco de comenzar el partido. Quizá lo menos popular en estos últimos tiempos sea intentar mirar de manera ecuánime, aunque hacerlo arroje constataciones tan elementales como una pifia inédita en Ramos, y otra vez un Benzema por momentos fino, pero protagonista de dos balones al graderío, el segundo de ellos cuando tenía todo a su favor para cuando menos forzar un paradón de Ter Stegen.

El partido se ganó porque otra vez Casemiro estuvo magnífico en defensa, Valverde subió varios enteros comparado con los últimos encuentros, y unos cuantos colegas estuvieron de 10. Entre ellos Courtois y Varane –el francés intratable por alto y a ras de suelo-, pero sobre todo Carvajal, que recuperó sus mejores días, imperando por su banda, el centro y hasta el ataque. Su aplomo, energía y acierto merecen subrayarse, cuando tan a menudo faltaron esta temporada, y casi lo mismo toca decir de Isco, cuyo derechazo a la cruceta mereció ser gol, y marcó el comienzo de una superioridad ya indiscutible.

¿Y cómo olvidar a Mariano, que con cuatro controles magistrales se plantó en la portería del adversario, aprovechando sus dos minutos para redondear la victoria? Kroos asistió en el primer tanto, sin perjuicio de lanzar nuevamente a las nubes tres balones tan prometedores como el desperdiciado por Griezmann, y consentir sin mínima lucha una entrada de Arthur que no terminó en gol de milagro, gracias concretamente a la gran salida del portero madridista. La Liga vuelve a estar al alcance de la mano, con un punto más y otro ganado en función del gol average, devolviendo la confianza tras una secuencia de decepciones iniciada con la eliminación en la Copa. Pero nos equivocaríamos, a mi juicio, si esta vez se lo atribuimos al míster, en vez de tener presentes a los recién mencionados.

Escritor de una veintena de obras de referencia, como Historia General de las Drogas, Caos y Orden o Los Enemigos del Comercio. Su hijo Jorge administra sus RRSS. @aescohotado

19 comentarios en: Al César lo que es del César

  1. Yo también pienso que ayer Casemiro estuvo imperial y que Valverde volvió a brillar...y Courtois nos salvó de las 3 ocasiones claras de gol...

    Y a Marcelo le perdoné los malos ratos que me dio ayer por el robo de balón a Messi, que como estará el mejor jugador del mundo y de la historia para que Marcelo, que no ha sido nunca rápido le alance y le robe el balón sin hacerle falta....