Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
Casemiro es el Real Madrid

Casemiro es el Real Madrid

Escrito por: Emil Sorel14 febrero, 2020
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Casemiro es el Real Madrid. Yo me imagino al ginecólogo diciéndole a su madre: “Señora, ha tenido usted al Real Madrid, enhorabuena”. Sus mofletes, su sonrisa, su extraño acento británico: todo eso es el Real Madrid que, como las deidades, decide representarse y hacerse carne de muchas maneras distintas. Durante un tiempo, a Carlos Henrique José Francisco Venâncio Casemiro se le intentó analizar como a un jugador normal: ¿cuáles son sus ventajas? ¿Qué cosas debe mejorar? Como si fuera uno más. Más equivocados no podíamos estar.

La primera pista nos la dio aquella velada en Dortmund. La noche pintaba toledana, una de esas debacles en las que tiemblan las canillas y las gónadas se encogen hasta la mínima expresión. Sacaron a Casemiro al campo con ninguna intención concreta. Algo había que hacer. El brasileño saltó al césped y todo se convirtió en borroso. Nadie recuerda qué es exactamente lo que cambió, pero de repente el Real Madrid dejó de estar eliminado. Como aquí somos de no creernos las cosas, le mandamos a Oporto a hacer la mili. Él la traía hecha de cuando tuvo que sacar adelante a su familia dando patadas a un balón, pero preferimos asegurarnos. Tampoco era cuestión de abusar.

Volvió y empezó a ganar Copas de Europa una detrás de otra. Su profesión es la de centrocampista. No es tanto de lateralizar como de zamparse el campo y al rival. Pregunten a los analistas de los equipos de Primera División qué jugador del Real Madrid les gustaría que fuera baja contra ellos y ya verán como la respuesta es Casemiro. Un hombre que marca las diferencias robando pelotas, anulando a un delantero en una cobertura, realizando una conducción y, sólo si es necesario, marcando un gol de cabeza o desde fuera del área.

Que Casemiro es el Real Madrid no sólo se ve en el verde. También es Real Madrid cuando se come el marrón SIEMPRE delante de las cámaras cuando vienen mal dadas. No se le imagina escurriéndose cuando hay que salir a explicar las cosas chungas. Es curioso, porque cuando hay que pavonearse tras una victoria tampoco aprovecha para decir: “Hombre, hoy también hablo yo, verdad”. Si un compañero que lleva una mala racha da un pase de gol, va corriendo como un poseso para señalarle. Todas esas cosas que parecen muy fáciles pero que luego no resulta tan sencillo de hacer.

Habla con naturalidad, juega con tranquilidad. Nadie le recuerda alterado. Por eso formó con Modric y Kroos un trío que gobernó la Copa de Europa. Cuando los demás llegaban al límite, la CMK tenía una marcha más. Dentro de 50 años alguien se pondrá esos partidos y dirá: “Eso era un centrocampista del Real Madrid”. Les hablaremos a nuestros nietos de Casemiro como nuestros abuelos nos daban la murga con Pirri. Llegarán jugadores dentro de dos décadas y diremos: “Muy bueno, pero no como aquel Casemiro”. Sus carrillos son la barriga de Puskas de nuestra generación. Parece el hombre que siempre estuvo ahí y sólo tiene 27 años.

Es lo que ocurre cuando eres el Real Madrid.

 

 

 

5 comentarios en: Casemiro es el Real Madrid