Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
Barbado y medio manco como Cervantes

Barbado y medio manco como Cervantes

Escrito por: Ignacio G. Noceda7 abril, 2022
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

 

La primera noticia que tuvimos de él fue que era la enésima joven promesa del fútbol europeo. Un chaval que se estaba inflando a meter goles en una liga menor, la francesa, donde los millones cataríes aún no habían parido al PSG. Por aquel entonces era su equipo, el Olympique de Lyon, el que tiranizaba la competición.

Su historia tenía resabios zidanescos. Un francés argelino, tímido hasta que entraba en contacto con la hierba y con el balón, con algo de perpetua vindicación de sí mismo. Un jugador que desplegaba su excelencia como pelea contra un mundo que le miraba con ojeriza por lo que era, antes incluso de saber quién era.

También de eso habíamos conocido algunos fogonazos unos años antes. No hacía tanto que Nicolas Anelka había paseado su enfado con el universo por Madrid y había decidido (bendito sea su odio) que la mejor manera de demostrar indiferencia era meterle dos goles al Bayern. Visto con perspectiva, podemos decir que Karim coqueteó demasiado con ese paralelismo, porque alternó su esplendor en la hierba con episodios propios de un niñato de barriada que cree que la vida es jugar al GTA. Recordemos que incluso llegó a estar desterrado de su selección nacional.

Un jugador que desplegaba su excelencia como pelea contra un mundo que le miraba con ojeriza por lo que era, antes incluso de saber quién era

Sería imposible enumerar la cantidad de delanteros que no sobrevivieron al peso de la expectativa, del precedente y del barrio. Con los que traía puestos encima, Karim Benzema tenía todas las papeletas para fracasar. Y no solo en el Real Madrid, sino en general en el fútbol y en la vida, aunque el Bernabéu haya sido la máquina de triturar talento más perfeccionada que haya inventado el hombre: quien consiga someterla no necesita demostrarle nada más a nadie nunca. Tal es la amplitud del arco argumental del 9 del Madrid.

Empezó con una presentación multitudinaria. Era el verano de la segunda venida de Florentino, y Benzema era parte de la promesa renovada. El presidente iba a fichar a Balones de Oro, porque un vicio no se abandona de la noche a la mañana, pero también aspiraba a que maceraran en casa. Y ahí se estableció otro listón perverso por el que en realidad ya habíamos pasado también, como sabemos quienes vimos jugar a Robinho en Cádiz.

Presentación Benzema Real Madrid

Para colmo, se encontró en la delantera con un jugador que había conectado con la grada. Higuaín había sido un meritorio emotivo en la liga más loca de la historia de las ligas. El argentino tenía cosas muy del agrado del madridismo, donde el carácter se valora por encima de otras virtudes. En el credo vikingo, la calidad se compra y la técnica se entrena, pero el carácter se tiene que traer de casa. Y lo que el joven Karim mostraba era una personalidad poco dada a la tensión en el campo, que contrastaba con el hambre canina de su rival por el puesto. Ahora habrá que ponerlo por escrito para hacerlo explícito, porque resulta inverosímil: a Karim Benzema lo teníamos por un indolente.

Se convirtió en el escudero de Cristiano Ronaldo y en el Espíritu Santo de la BBC. Nunca sabremos cuánto le dejó a deber el portugués de todos sus récords. Porque Cristiano siguió siendo un titán en la Juve y seguirá marcando goles hasta en los amistosos de veteranos, pero su brillo máximo sucedió con Karim escoltándole.

Fue un Madrid tan extraño que el 7 casi siempre hacía de 9, el 9 casi siempre hacía de 10 y el 11 hacía lo que le daba la gana. Y cada uno de los tres hizo cosas memorables, pero ninguna será tan recordada por los madridistas como la jugada que cerró por derribo el Calderón. Para los amantes de los datos y las estadísticas habrá que consignar que no fue ni un gol ni una asistencia. Pero cambió el destino de un partido y una competición que iban camino de hundirse en el Manzanares.

Él nunca lo necesitó, pero a nosotros nos ha costado toda una vida entender quién era de verdad Karim Benzema

Y llegamos al día en que esa sociedad extraña se devoró a sí misma. Sucedió en Kiev, porque antes también sucedían cosas hermosas allí y volverán a suceder algún día. Karim abrió la cuenta e hizo el gol feo más bonito del mundo. Luego entró Bale, que venía cabreado con todos, y se comió lo que quedaba del rival con una de sus apariciones apoteósicas. Y Cristiano iba camino de su parte del festín cuando un aficionado saltó al campo y le dejó con las ganas y más atormentado de lo que ya estaba normalmente.

Lo que vino después fue la ducha de agua fría. En vez de un estallido de alegría, dos de las estrellas del equipo hablaban sobre el césped de sus decepciones y sus disgustos, aún cubiertos de sudor. Sin embargo, nadie recordará qué dijo esa noche Benzema, seguramente porque no podía añadir nada que no se le viera en la cara.

Benzema Kiev

La consecuencia fue que Cristiano se fue con sus humores a otra parte y a sus dos acompañantes les cayó la responsabilidad de suplir ese hueco gigantesco. Una misión imposible, sobre todo porque estaba basada en un equívoco. Nunca quisimos al portugués tanto como él creía que se merecía y su liderazgo en las estadísticas nunca se tradujo en uno moral. Él mantenía el vigor, pero la sangre se bombeaba desde otra parte, que podemos situar entre Camas y el centro del campo. Tener a Cristiano era como tener una erección, que es indudablemente algo estupendo pero que mejora cuando el corazón la acompaña.

Y se fueron varios más. Bale se dedicó a sus cosas, que puntualmente pueden incluir meter algún gol. Ramos midió mal sus fuerzas dentro y fuera del campo. Y Karim, barbado y medio manco como Cervantes, escribió sus mejores páginas en una madurez esplendorosa que nadie esperaba, menos él mismo.

Hoy el 9 del Madrid no necesita medir su hambre contra el de un Higuaín, ni su olfato contra el de un Cristiano, ni su providencialismo con el de un Bale, ni su liderazgo con quienes le precedieron como capitán del Real Madrid. Ni su calidad o su talento con cualquier otro jugador, haya ganado o no el Balón de Oro.

Él nunca lo necesitó, pero a nosotros nos ha costado toda una vida entender quién era de verdad Karim Benzema.

Benzema dedo erecto

Getty Images.

¡Descárgate B+ y comenta este artículo!

Comenta y Participa con B+

29 comentarios en: Barbado y medio manco como Cervantes

  1. Yo reconozco que hasta que se marchó Cristiano, Benzema me parecía un delantero menor, un 9 que no jugaba de 9 y que me gustaba más de media punta. Pero lo cierto es que a partir de su marcha, su rendimiento se a agigantado hasta límites insospechados. Recuerdo ahora muchas discusiones con Yebrita al respecto, a él ya le parecía el crack que ahora es para mi. Tenía razón. Benzema es el puto amo.

    1. Que jugara bien de mediapunta y se le viera mejor encaje ahí no es algo malo, sino que habla de su versatilidad. Ayer metió dos goles de cabeza que parecen de especialista... hay jugadores que han hecho carrera solo con eso. Karim tiene recursos inabarcables ¡Cómo fue la jugada del taconazo que terminó en el larguero de Vinicius! Y el pase que da antes de su primer gol... ahora mismo es un jugador superior al resto y se vio aún más claro que en los goles el día que no estuvo y el equipo se quedó huérfano.

      1. Un jugador excepcional es aquel que mejora cada jugada que pasa por sus pies, cabeza, tacón, etc. Y ese es Karim y lo ha sido siempre. Es un espectáculo verle jugar.

  2. Vamos a ver, Benzema está claro que está viviendo una etapa de oro. La calidad la ha tenido siempre, pero ha habido muchas temporadas en las que ha pasado muy desapercibido (de tirarse rachas de tres y cuatro meses sin marcar y fallando goles cantados). ¿Puede ser que estuviese siendo eclipsado en su juego por tener que sacricar su fútbol al de CR? Puede ser. También puede ser que con la edad una cierta indolencia juvenil haya pasado a ser una madurez personal y futbolística.

    Pero cuando se ha criticado a Benzema ha sido con razón, lo mismo que ahora, cuando se le ensalza, está claro que es porque se lo ha ganado. Y me alegro, la verdad. No sólo por el equipo y lo que aporta, sino porque es un tipo que siempre me ha caído bien. Creo que nos pasa a muchos, que lo vemos como un buen chaval en el campo (aunque tuvo una juventud más turbulenta, eso nunca se ha reflejado en el campo). Sin peleas, sin aspavientos, sin declaraciones fuera de tono... y habiendo pasado por lo que ha pasado con el tema de Valbuena en Francia.

    Yo creo, de verdad, que para Benzema el RM lo es todo: a las duras nadie dudó de él en el RM (parece ser que FP le tiene un cariño especial). La afición le quiere, eso creo que nunca se ha dudado. Cuando tipos así (como Modric, que es otro tipo al que hay que querer) triunfan, es una alegría doble. Que siga, que siga... y me da igual lo del balón de oro: el que ni le consideren en serio para optar a él sólo califica al que decide algo así (como el que no pone a Courtois entre los diez mejores porteros del mundo).

    Que le den el balón de oro a Pedri, pero que nos dejen a Benzema a nosotros.

    1. Esto trae otro debate que ya tuvimos. Karim ha llegado a la madurez porque se ha tenido una paciencia que con otros faltó. No digo que abundasen los bezemases, pero se ha devorado a muchos jugadores aprovechables. Un ejemplo de algo similar es Vinicius, aunque creo que en su caso la paciencia ha respondido más a una necesidad de flujo de caja que a otra cosa, pero todos tenemos claro que es mucho mejor ahora que hace un par de temporadas.

  3. Brutal. Siempre fue un grande, no solo en los últimos años, pero sí que se ha vuelto mucho más regular, y ya desde la última temporada de Cristiano. Antes, mezclaba muy buenos partidos con otros donde se diluía si no le salían la cosas. Es un gusto, además, encontrarse con un jugador como él, de ese talento y sin la típica obsesión por ganar el Balón de Oro. Sabe cuándo presionar, cuándo tirar, cuándo dejársela a otro. Combina, marca, brega. Es un genio que, con el tiempo, ha devenido en raulista. Está en el gol tras el tacón de Guti y esperemos que esté en el de la decimocuarta. Ojalá. ¡Hala Madrid!

    1. Sí, es una carrera larguísima y anchísima. Me gusta mucho esa idea de la cadena interminable de jugadores. En un artículo de esta web leí que Chendo entró en el club con Bernabéu y sigue con Florentino. Impresiona pensar todo lo que han vivido jugadores que tienen carreras tan largas en un club.

  4. Con un delantero así, aniquilador, que va de hattrick en hattrick europeo (como fue Cristiano en las fases decisivas de las últimas champions), con la meta guardada por un gigante y vistiendo una camiseta blanca, tenemos los ingredientes necesarios para otra final. Y las finales, el Madrid no las juega, las gana.

    1. En las áreas se decide todo. El imperio del centro del campo solo sirve si tienes lo que hay que tener en un extremo y en otro del campo.

  5. También ,cuando le criticaban decían que era una apuesta de Florentino y por eso los entrenadores le ponían siempre ,por orden presidencial, que si tenía “sangre de horchata “,etc,etc,etc..Bendita apuesta, bendita sangre, no sé si blanca o rojo pasión,pero lo que tiene blanco, blanquísimo,es el corazón.
    Gracias Karim por enseñarnos lo que es FÚTBOL.

  6. No hace falta hacer de menos a CR7 para enaltecer la figura de Benzema.

    La realidad es que cuando tienes a un jugador de los mejores de todos los tiempos ese jugador opaca al resto. Es normal y lógico. Ahora ese jugador destaca más porque está solo y es más fácil ver su dimensión.

    Es tan sencillo como decir que es más difícil ver la luminosidad de una estrella de noche que de día cuando tienes al Sol brillando.

    1. Sin duda. CR es una bestia. Pero decir que hay rasgos de su carácter que me gustaban poco no es hacerle de menos. Digamos lo contrario: Cristiano me ganó a pesar de todos esos rasgos, porque uno de los que sí tenía era la voluntad de imponerse. CR necesitaba ser así para ser quien es, para tener la tira de años y seguir alargando su carrera. Y Benzema era y es otro jugador único al que, efectivamente, veíamos menos porque tenía un monstruo al lado.

  7. Me atrevo a decir que Benzema haría suya esa afirmación que hemos escuchado a tantos canteranos: que el Madrid les ha inculcado unos valores y una forma de estar en el mundo. El resultado de esta simbiosis entre jugador y club, en el caso de Karim, nos ha deparado un deportista de élite con condiciones supremas, a lo que ha ido añadiendo con el tiempo madurez, liderazgo, autoexigencia, ética y todo lo que queramos, dentro y fuera del campo. Junto a Modric (y alguno más), un jugador que será recordado y querido durante décadas.

  8. Benzema es la excelencia en pasta, hoy por hoy no hay ningún otro jugador que llene sus carteles. Es especial y me atrevería a decir que si la Tortuga llega a jugar con él en el Madrid (Dios mediante) y con Vinicios, tendremos al líder de Europa en el tope por muchos años. Saludos desde Venezuela Madridistas... Hala Madrid

  9. Entre articulo y comentaristas ya han dicho todo sobre Karim y me sumo a ello.

    Offtopic dedicado a un personaje que ha sido mencionado en el texto: Higuaín sufrió en su día una campaña mediática amtecesora de la que ha sufrido Vinicius, o el directo acoso sufrido por Bale. Para quienes tienen poca memoria, les recuerdo que no había casi aterrizado el bueno de Pipita, y ya los mismos de siempre (pq 15 años antes, los ciudadanos periodistas ya eran los de ahora), le motejaron de Igualín. Y le colgaron el sambenito, tb comprado por piperos, de que fallaba todo. A ver, crack no era, pero malo desde luego que tampoco. Un jugador que merece un respeto.

    Abrazos madridistas

    1. Higuaín gozaba de mucha simpatía mientras era un meritorio, como digo en el texto, pero el péndulo giró cuando le tocó tomar otro papel. Llegó jovencísimo y se fue con mucho por delante todavía. Da la sensación de que hay muchos jugadores a los que les pasa eso en el Madrid.

  10. "Fue un Madrid tan extraño que el 7 casi siempre hacía de 9, el 9 casi siempre hacía de 10 y el 11 hacía lo que le daba la gana. Y cada uno de los tres hizo cosas memorables, pero ninguna será tan recordada por los madridistas como la jugada que cerró por derribo el Calderón."

    Es que yo amo a los 3. Pero Benzema es otra cosa. He visto su aparición en el Lyon en una epoca en la que la Ligue 1 era muy buena con equipos como Saint Etienne, Lens, Auxerre, etc; y él era una perla igual que Mbappe hoy. Solo que no tenia Twitter o Facebook, pero el ruido en torno a Benzema era muy fuerte. Siempre ha sido mi jugador preferido desde la retirada de Zidane.

  11. Recuerdo que un primo me decía es que no me gusta como juega Benzema (cuando estaba cristiano), le dijo no sabes de fútbol el está ayudandolo el se está sacrificando fíjate cómo se bota se desmarca para dar pases abrir espacio, el tiempo me dió la razón. eso fue hace más de 8 años

  12. Siempre supe de la calidad enorme de Karim, de todas sus cualidades de futbolista siempre confie en su talento en su profesionalismo hasta en sus peores momentos para mi Benzema siempre fue y es uno de los jugadores más técnicos del fútbol actual siempre lo ha demostrado ya bien asistiendo participando en el juego colectivo arrastrando marcas y haciendo goles, es mi preferido y este momento que está viviendo es extraordinario, sin dudas Karim de los mejores de la historia del Real Madrid ,Francia y el mundo. Gracias por todo Karim

  13. Cuando llegó no le conocía sin embargo le tuve buena fe desde que lo empecé a ver jugar. Después se me hizo de listo eso de volverse escudero de Cristiano cuando vió que aquel venía por goles y récords (y que los marcaba y que los conseguía). En Argentina algunos comentadores viejos le llamaban a este tipo de jugador un 9 1/2 por que casi era 10 y creo que le hace justicia. Un jugón que siempre se ha llevado bien con otros jugones (Özil, Di María, Modric, etc.) y mejor aún con el balón. Desearía poder adjuntar todas las veces que he escrito en Twitter, a través de los años, que Benzema es un genio, pero me es imposible. Siempre me voy a quedar con el gusto de haber visto a Benzema ningunear a Messi en un partido de eliminación directa el año que le dieron el balón de oro al de siempre y no al mejor futbolista del año. Pedazo de crack.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tweets La Galerna

¿De qué naturaleza es la relación que @LagavulinDE y @vinijr tienen con dos damas italianas?

https://www.lagalerna.com/vinicius-y-las-dos-damas-italianas/

Guía práctica para esperar hasta París y no morir en el intento, por @ignoceda.

https://www.lagalerna.com/como-esperar-hasta-paris/

Dice @Guaschcope que al final esto, o sea la Champions, se va a resolver con un gol de @hazardeden10 (sí, sí) y a que no adivináis a pase de quién.

https://www.lagalerna.com/mira-chato-xxii/

homelistpencilcommentstwitterangle-rightspotify linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram