Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Portanálisis
Bale y la táctica del reloj parado

Portanálisis: "Una mirada irónica sobre la prensa deportiva diaria"

Bale y la táctica del reloj parado

Escrito por: La Galerna16 junio, 2020
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Buenos días, queridos galernautas. Que la prensa deportiva española no traga a Bale es una constante universal como la velocidad de la luz en el vacío. Marca comenzó diciendo que el galés tenía una hernia y hoy, varias Champions ganadas después, asegura que la relación con Zidane está rota. Si para diagnosticar la hernia milagrosa parece claro que no recurrieron a ningún TAC ni resonancia magnética, para determinar esta fractura no creemos que hayan realizado ninguna radiografía. Como toda prueba, muestran las letras partidas por la mitad de un texto similar a los que se utilizan para aprender a leer en párvulos: «Esta relación está rota». Podrían haber escrito: «mi mamá me mima» o «my tailor is rich», para la versión galesa.

La fotografía es una clara alusión a Vete y no vuelvas, el éxito de Pimpinela.

-Por eso vete, olvida mi nombre, mi cara, mi casa y pega la vuelta —hace ver Marca que dice Zidane.

-Jamás te pude comprender —insinúa el diario que responde Bale.

La segunda parte del Madrid contra el Éibar fue un cajón vacío, no destacó ningún jugador de los que comenzaron de inicio ni de los que entraron de refresco, pero para Marca, Bale fue el único que volvió a mostrar su falta de implicación con el técnico. Dice que jugó 29 minutos desmotivado y, ojo, ¡acabó con una sobrecarga muscular! Redactado así, da a entender que responsabiliza al jugador de la lesión o le acusa de inventarla.

Marca utiliza con Bale la táctica del reloj parado, que acierta la hora dos veces al día. Llevan anunciando la salida del Galés o la ruptura con Zidane desde hace años. Como es lógico, alguna vez se irá del Madrid y se cumplirá su profecía. Entonces, Marca sacará pecho pavoneándose de haberlo adelantado ellos. Pero de momento, al igual que ocurrió con Pimpinela, siguen juntos y la cosecha no parece desdeñable en absoluto.

En la redacción de As, se han dejado abierto el subrayador amarillo fluorescente sobre la portada y les ha quedado radioactiva. Titulan que el Bayern va a por Achraf y para seducirlo le ofrece un sueldo generoso. También aseguran que el jugador no quiere regresar para ser suplente de Carvajal. Entendemos que se habrán introducido en la mente del jugador o no se les habrán ocurrido otras posibilidades tan locas con Zidane como que vuelva y rote con el lateral madrileño y acabe jugando muchos minutos o incluso le quite el puesto.

Debajo de la bota izquierda de Achraf, As destaca que Casillas retira su candidatura a la presidencia de la RFEF porque entiende que el proceso de elección no es justo.

El espíritu happy flower invade el Mundo Deportivo. Unos Messi y Griezmann gigantes se abrazan en el cielo tras la grada del Camp Nou como John Travolta y Olivia Newton-John en la playa al principio de Grease. ¡Oh, Sandy! Encima de ellos, entendemos que en la estratosfera, aparecen un padre y un hijo felicísimos con la mascarilla oficial del Barça, comercializada exclusivamente a favor de las arcas del club blaugrana y nada a favor de la lucha contra el Covid. Ojalá entrase el bueno de Clint Eastwood dentro de la portada para organizarla con un par de miradas incisivas cargadas de desprecio.

Cuidado, el espectro de Futre sigue apareciendo en el faldón, junto a un anuncio de seguros. Mirarlo más de cinco segundos trae mala suerte.

Hoy, los diarios catalanes se han agigantado y la portada de Sport también es para un Messi de unos 125 metros de altura lanzando un tiro libre sobre la cornisa del Camp Nou. Tal vez se estén releyendo Los viajes de Gulliver en la Ciudad Condal y agranden a sus ídolos de manera inconsciente.

Que tengan un buen martes.