Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Escohotado
Balones a la olla no, por favor

Balones a la olla no, por favor

Escrito por: Antonio Escohotado21 septiembre, 2017
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Quién hubiera dicho a principios de agosto que el equipo armonioso, paciente e irresistible entraría en marasmo, y que anoche se iría a la caseta Modric, el más destacado de los 22 hasta entonces.  Pero así como la ley de la cuna aseguraba nacer y morir con el mismo estatus -ignorando lo que cada cual hiciera entretanto-, el saludable principio de la competencia combina el mérito con la suerte, imponiendo a todos subir y bajar sin pausa alguna.

Caer ante el Betis parece más ligado al mérito que a la suerte, a despecho de infortunios como el taconazo de Bale terminado en palo, pues llevábamos quizá más de un año sin ver una docena de córners resueltos anodinamente, a despecho de contar con el lanzador más eximio, y los cinco grandes cabeceadores del equipo. Como sería prolijo detallar otras novedades adversas, se me ocurre traer a colación el circuito orgánico de recompensa, con el que se explican gatillazos, desmotivación y otras cosas por el estilo. Una dama maravillosa nos abrió los brazos, pero algo inconsciente se quedó sin su premio, y cuanto más nos obstinemos más claro quedará que “querer” no basta para “poder”.

Hasta que el entendimiento acuda en socorro de la mera voluntad, ni renunciaremos al ingrato abrazo ni aprenderemos a abrazar mejor. El fútbol podría considerarse ajeno a este universo, pero temperamentos como sus estrellas ¿juegan mejor antes o después de renovar contrato? Paradojas tiene la vida, entre ellas que la autocomplacencia sea tan invariablemente devastadora, aunque se conquiste con esfuerzo y merecimiento. Viendo cómo mermaba la confianza en el uno contra uno de jugadores destacados por su descaro, mientras se iba a pique la serenidad del conjunto, comprendí cuánto más sencillo es ganar que seguir ganando.

Así de severa es la naturaleza, cuando derramar sus dones deja autosatisfecho en vez de dispuesto a seguir bregando por la excelencia. Y menudo curro tiene Zidane por delante, cuando lo que se torna inaplazable no es jugar sino filosofar, con pupilos tan afectos a la play station como ajenos a la Wikipedia.

 

 

Antonio Escohotado
Escritor de una veintena de obras de referencia, como Historia General de las Drogas, Caos y Orden o Los Enemigos del Comercio. Su hijo Jorge administra sus RRSS. @aescohotado

2 comentarios en: Balones a la olla no, por favor

  1. El análisis es una brillante generalización sobre el éxito y sus consecuencias, pero aplicado a nuestro equipo, me parece que presenta dos problemas: por una parte incurre en juicios de valor sobre el nivel intelectual y cultural de los jugadores; por otra sustrae datos contrastados, como es el hecho de tener que jugar con un reglamento distinto al de nuestros oponentes directos.

    Por supuesto, yo tampoco conozco personalmente a nuestros jugadores y estoy seguro de que ninguno de ellos escribirá nunca algo comparable a “Los enemigos del comercio”, pero siempre he pensado que para jugar en un equipo como el Real Madrid no basta con ser un atleta superdotado, sino que el factor diferencial está dentro de las cabezas.

    Y La red, claro, está la famosa y cansina red, cuya presencia y comparecencia cotidiana en el escenario del crimen es tan escandalosa como el silencio que la rodea.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tweets La Galerna

El homenaje de @AthosDumasE a Ennio Morricone, con el Oboe de Gabriel de fondo.

Gracias por tanto, maestro. Descanse en paz

https://www.lagalerna.com/ciao-ennio/

Indignado está @JesusBengoechea con la campaña de descrédito de los triunfos del Madrid.

En este vídeo 📽 tiene para Bartomeu, Tebas y algunos más.

👇👇👇👇👇

https://www.youtube.com/watch?v=2l1usHLGavs

“Todo el mundo ha visto (lo que ha pasado / el partido del Madrid) y sacará sus conclusiones” es la nueva formulación hipócrita y cobarde del lamento anti.

Sugiere @delasherasmario que lo de Raúl García en la jugada con Ramos no fue precisamente un acto pasivo...

https://www.lagalerna.com/aquellos-maravillosos-raules-garcia/

homelistpencilcommentstwitterangle-rightspotify linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram