Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
¡Tres penaltis!

¡Tres penaltis!

Escrito por: Mario De Las Heras21 septiembre, 2017
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Podría haber titulado esto '¡Veintisiete tiros a puerta!', pero me ha parecido más propio (y más justo) '¡Tres penaltis!' como '¡Tres amigos!', esa película protagonizada por Chevy Chase, Martin Short y Steve Martin. Tres penaltis tan escandalosos como esos tres mariachis del cine mudo. Tres mariachis, tres penaltis. Olvidémonos de los veintisiete tiros a puerta. Y de los palos. También de Adán, que resultó ser un portero de Primera División y no ese rehén del que decían que se sirvió el malvado Mourinho. Las verdades siempre acaban llegando pero en estos tiempos el virtuosismo del escamoteo ha alcanzado niveles de alipori, un sentimiento en desuso.

Yo lo que quiero es hacer de los tres penaltis una cosa festiva. Cada vez que no le pitan penalti al Madrid yo me pongo como esos jugadores de la NBA que en el banquillo se echaban encima del que tenían al lado cuando en la cancha alguien metía una canasta espectacular. El penalti no pitado al Madrid es eso: una canasta espectacular. Falta levantar un cartelito con la puntuación. Si Marcelo llega a tener encima un cuchillo para defenderse del oso, a estas horas ya llevaría colgada del cuello una garra de Javi García. A eso podríamos llamarlo Martin Short. Imaginen la cara estrecha y feucha de Martin Short haciendo una mueca con su sombrero mejicano: no me digan que no es igual que el penalti (no pitado) a Marcelo.

Y el abrazo a Cristiano y la mano de Javi García. Siempre me ha hecho mucha gracia Chevy Chase cuando no hacía nada, y Steve Martin cuando le daban una patada en la espinilla. En el fondo el Madrid ahora mismo es todo eso: un tipo como una estatua que mueve los ojos en círculos y otro que se queja de la pierna a la pata coja. Pero no se lo crean. Son los tres penaltis como los tres amigos los que hacen de este juego una comedia regulera. ¿Qué si no es un partido de fútbol en el que un equipo (¡el Madrid!) no convierte ninguno de sus veintisiete tiros a puerta y al que, sobre todo, no le pitan, al menos, tres penaltis a favor en un solo partido del tamaño del monasterio de El Escorial?

Yo veo a Zidane dirigiendo películas como 'Centauros del desierto' (las dos últimas temporadas han sido un eterno caminar hacia el crepusculo de John Wayne), pero entre unos y otros, e intramuros (tan triste como la propia novela), lo que intentan es que parezca que dirige películas como 'La ciudad no es para mí', con todos los respetos a Paco Martínez Soria. Tanto hablar del nueve, qué hartura, tanto criticar la actitud (¿qué actitud es la que criticarán algunos sicalípticos?), tanto cuestionar la valía y el talento y el compromiso de todos y cada uno de los miembros del Real Madrid, brillantes y exitosos profesionales en su mayoría, y nada de pitar, ni de señalar, ni de reconocer los penaltis (tres ayer, tres en un mismo partido con la pinta escandalosa de Martin Short, Chevy Chase y Steve Martin vestidos de mariachis). Así nadie puede extrañarse de que se acabe hablando hasta de que Zidane en realidad dirige 'Los bingueros', cómo no, con Bale convertido en Esteso (ya lo hemos visto) y Cristiano en Pajares.

Ha trabajado en Marca y colaborado en revistas como Jot Down o Leer, entre otras. Escribe columnas de actualidad en Frontera D. Sobre el Real Madrid ha publicado sus artículos en El Minuto 7, Madrid Sports, Meritocracia Blanca y ahora en La Galerna.

9 comentarios en: ¡Tres penaltis!