Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Portanálisis
Bale, espabila, las finales no valen para nada

Portanálisis: "Una mirada irónica sobre la prensa deportiva diaria"

Bale, espabila, las finales no valen para nada

Escrito por: La Galerna5 noviembre, 2018
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Buenos días. Alfredo Relaño debió pasar un mal domingo, ya que hoy lunes ha vomitado un artículo en el que se ensaña con Gareth Bale, aprovecha para lanzarle un dardo a Marcelo y le da tiempo incluso a acordarse de Coentrao.

El texto es toda una declaración de intenciones desde el principio. Tenía ganas de dar guerra. Comienza diciendo que el precio de Vinicius es disparatado para su edad. No lo que se ha ido pagando por Morata, Lemar, Coutinho o Dembele en los últimos dos años. No. El precio de Vinicius. Un chaval con hechuras de gran futbolista que llega a Europa siendo un niño por casi cincuenta millones de euros. "Disparatado", según Relaño. Si acaba cuajando, no sólo no será disparatado, sino que se tratará de una operación exitosa para el Real Madrid. Mejor gastar cincuenta ahora que doscientos dentro de dos años.

La traca final llega en el siguiente párrafo. Ahí se despacha a gusto. Dice que el aval de Bale es su precio, no que haya sido decisivo en unos cuantos títulos. El argumento es tan hilarante que nos intenta convencer de que no vale de nada ser importante en las finales si el equipo no ha llegado a ellas gracias a ti. La carrera en la que supera a Bartra no vale de nada. La asistencia en el gol de Ramos en la Undécima no vale de nada. El gol de chilena en la última final de Champions no vale de nada. Podéis borrarlos de vuestra memoria, ya que fueron en finales, no en semis o cuartos. Lo dice el hombre que tildó de "vergonzante" la conquista de la Novena. Total, Zidane sólo metió un gol para la historia, pero en la vuelta de semifinales de aquella edición no marcó.

En lo que le pega a Bale con argumentos más propios de un niño de seis años, también suelta un manotazo a Marcelo y otro para Coentrao. Ambos pasaban por allí y se llevaron su parte. El artículo, repetimos, tenía la intención, o eso parecía, de ensalzar a Vinicius. Pero si intentas ensalzar a Vinicius y la primera medida es dar una hostia al brasileño, ya puedes intuir cómo será el texto del artículo. Un vómito para empezar la semana.

En cuanto a las portadas, poco que rascar salvo ese posible acuerdo entre Real Madrid y Adidas que le reportaría al club blanco 1.100 millones de euros en diez años. Sería, sin lugar a dudas, una extraordinaria noticia para las arcas y el futuro de la entidad. Síntoma, además, de que, desde la zona noble, las cosas se están haciendo muy bien en el apartado económico. Y eso acabará conectando con el deportivo tal y como ha sucedido en el último lustro.

La prensa cataculé, ya para acabar, celebra el regreso de Leo Messi. Que vuelva el argentino implica que alguien tendrá que ir al banquillo. Pero eso, como es normal, no se ve como un problema en Can Barça, sino como algo lógico y puramente futbolístico. La importancia del entorno, queridos galernautas.