Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Portanálisis
Autocombustión a 6 de octubre

Portanálisis: "Una mirada irónica sobre la prensa deportiva diaria"

Autocombustión a 6 de octubre

Escrito por: La Galerna6 octubre, 2015
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Buenos días. La pregunta implícita en la prensa deportiva y en las tertulias del mismo o parecido signo no es ya si Benítez llegará a Navidad, sino si podrá celebrar Halloween.

6 de octubre. Todo esto está ocurriendo el 6 de octubre, con tres empates cosechados que tienen en lógico mosqueo a la afición pero con el equipo a un punto del liderato y haciendo un buen papel en la Champions. Jesús Gil echó a Peiró en pretemporada porque no le gustaba el olor de su after-shave, y es posible que en aquella ocasión el imperioso mandamás colchonero superase al Real Madrid (y, sobre todo, a su cada día más cochambroso entorno) en niveles de histerismo. Es solo posible y no seguro, sobre todo si atendemos a la situación montada a día de hoy. En esta jesusgilización nos falta el jacuzzi, las macizas alrededor y la suave brisa de podredumbre que acariciaba las noches de tal y tal.

marca.750 (14)Marca apunta ya indisimuladamente a Benítez, señalado como culpable de la falta de ambición del equipo en el Manzanares y puesto a los pies de los caballos por sustituir a Benzema. Lo más curioso no es que Marca monte en cólera por el cambio de Benzema. Lo más curioso es que el mismo (o parecido) madridismo 2.0 que lleva lustros reclamando todo el poder para el entrenador, quien debería imponerse al capricho de las individualidades, se une a esta lapidación fervorosamente.

¿Cometió un error Benítez sustituyendo a Benzema? No lo sabemos. Posiblemente.

¿Es Benítez culpable único o casi único de la actitud "amarrategui" (¿a quién debemos el casposo hallazgo de esta palabra?) que mostraron nuestros hombres en el Calderón? No lo sabemos. Posiblemente no.

No sabemos nada, esa es la realidad. No sabemos pero sí sabemos. Todos sabemos muchísimo. Sabemos de táctica, de técnica, de gestión de recursos humanos y de dialéctica chiringuitera (un saludo para Josep, que sabemos nos sigue). Todos sabemos tanto como Eduardo Inda, que se persona en un plató para abrir una crisis del carajo a la vez que asegura que no es tiempo de abrir una crisis del carajo. "Rafa, estás despedido" pero cómo voy yo a decir que Rafa está despedido si tan solo es 6 de octubre, líbreme Dios. Eso sí, esto que no voy a decir (líbreme Dios, es 6 de octubre) lo voy a no-decir en medio de una gran rechifla, pues para eso soy del Madrid pero antes que del Madrid soy de montar el pollo y lo paso en grande mientras lo hago.

La penúltima (porque las portadas quedan obsoletas antes de salir) es que Benítez osa decir a Cristiano o Sergio Ramos cómo tiene que pegarle al balón. Entendemos (suponiendo que haya algo de verdad en este chisme) que Benítez no le da lecciones de técnica al mejor goleador del planeta. Sí es posible, en cambio, que un hombre minucioso hasta el detalle como Benítez sepa en qué tipo de golpeo tiene aún Cristiano algún mínimo margen de mejora con arreglo a sus estadísticas, y que sea ese golpeo el que el entrenador, haciendo uso de sus atribuciones, pida al jugador que ensaye en la sesión de hoy. ¿Es esto un crimen? Al parecer sí. Y atención, porque a lo mejor resulta que lo es (un crimen). Nuevamente, no lo sabemos. Lo que sí sabemos es que se empieza por no reconocer al entrenador su derecho a decir a un jugador cómo quiere que golpee el balón en la sesión de hoy, y luego se pasa a no reconocerle el derecho a ordenarle que siga a un lateral, y luego se pasa a no reconocerle el derecho a indicarle que ensaye las faltas, y luego se pasa a no reconocerle el derecho a decirle hasta cuándo puede disfrutar de sus vacaciones. Pedimos (la prensa, pero sobre todo nosotros) máximo poder real del entrenador pero nos mofamos cuando lo ejerce. Es el equilibrio imposible. El gordo flaco (perdón). La furcia virtuosa.

Nosotros, en La Galerna, no sabemos absolutamente nada de táctica ni de técnica ni de gestión de recursos humanos. De lo que sí sabemos un poco es de la historia reciente del Real Madrid. Y nuestros conocimientos nos indican que la sustitución del entrenador en medio de la temporada (ni qué decir del 6 de octubre) es una jugada que jamás ha salido bien, y que ha desembocado en pesadillas lopezcaristas y garciarremonescas en forma de sumidero asesino.

No, por favor. La vuelta al ciclo no.

sport.750 (11) mundodeportivo.750 (10)Os ponemos las portadas de la prensa catalana porque querréis verlas, aunque la verdad es que hoy nosotros no tenemos muchas ganas de comentarlas (hoy no tenemos muchas ganas de nada). Sí aludiremos someramente a las referencias al Madrid en dichas portadas. "<<Pichichi>> Benzema, harto de que Benítez le sustituya" reza Mundo Deportivo (no sabemos si de verdad está harto, pero si lo está no nos resulta improcedente reclamar paciencia a un jugador excepcional con el cual el Madrid ha tenido más paciencia que con ningún otro). "Todos contra Benítez", titula Sport, y lo malo es que parece tener toda la razón.

Eso sí, del mal comienzo de liga de los suyos no leemos una sola palabra en Sportivo.

as.750 (10)Dejadnos terminar con una sonrisa. No la nuestra, porque hoy no nos arranca una sonrisa ni Pastora Vega en Amanece que no es poco (arrancaba hombres de los bancales). Dejadnos terminar con la sonrisa restallante de Keylor Navas, un hombre abrazado a un sueño y a una mujer bellísima, cada cosa en un brazo. Si queréis acabamos del todo con la noticia según la cual Del Bosque ha llamado a Mario, Etxeita y San José en lugar de los lesionados Carvajal, Iñigo Martínez y Bruno, pero no sé por qué nos parece que vuestra desazón -que seguro compartís con nosotros- quedará más atemperada si os dejamos en los guantes de Keylor.

Buenos días.