Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Portanálisis
Aquí no ha pasado nada

Portanálisis: "Una mirada irónica sobre la prensa deportiva diaria"

Aquí no ha pasado nada

Escrito por: La Galerna22 julio, 2017
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

 

Han pasado dos días, como quien dice, del estallido del nauseabundo Caso Villar y ya apreciamos desde esta privilegiada atalaya los primeros síntomas de chamusquina mental en el periodismo deportivo nacional. Se adivina que el asunto no les parece suficientemente baladí, que les aburre sobremanera cual telefilme vespertino de fin de semana en Antena 3 basado en hechos reales. Podrán observar que los mismos intrépidos reporteros deportivos que sacan pechotes en zonas mixtas y salas de prensa escurren sin embargo el bulto a la hora de analizar tan escabroso asunto. Lo hacen fundamentalmente por dos motivos:

  1. No tienen ni pajolera idea de qué va la cosa; no en vano quienes se ocupan del Caso Villar en la prensa generalista son los redactores de tribunales y no Manolete. ¿Imaginan a Antón Meana leyendo 44 páginas de un sumario? Nosotros tampoco.
  2. Tendría su guasa y ciertos bemoles que determinados periodistas deportivos que desperdiciaron tres décadas (¡tres!) para investigar la podredumbre de la Federación hoy se pusieran estupendos escribiendo sobre Villar.

Sin embargo, sobre esta causa general subyace una aviesa intención que aspira a convertirse en nuevo mantra antimadridista: la conexión Florentino-Villar.

Poco importa que fuera precisamente Florentino, con permiso de Tebas y Cardenal, el azote de Villar en la RFEF. Poco importa que fuera precisamente Florentino quien impulsara un candidato alternativo a la presidencia del fútbol patrio. Poco importa que fuera el Barcelona quien consolidara la perpetuación de un sistema fraudulento de pelotazos y patapumes p´arriba sobre el que Javi Clemente bailes aurreskus cada mañana. Poco importa que el Madrid de Florentino nunca votara a Villar en ningún proceso electoral. #el madridnuncavotóavillar sentenció ayer twitter para el disgusto de distinguidos trolls de todo pelaje y condición.

Poco importa que comienzan a emerger zurullos varios en la letrina federativa, mondongos tan malolientes que incluyen la compra de votos – Clemente dixit one more time-, sobornos varios, manipulaciones y adulteraciones competitivas y comisiones multimillonarias extraídas de bolos infumables disputados por la Selección cuyo máximo interés es el volumen de decibelios de la nueva pitada a Piqué. Poco importa que un ex arbitro como José Manuel Arcas, represaliado y vilipendiado por criticar en su día al susodicho, afirme que el control de Villar sobre los árbitros es tal que decide ascensos y descensos.

Y bueno… presuponemos que alguna Liga chicharrera…. También.

En definitiva, hoy es más necesario que nunca abrir Laporta para ventilar la pocilga. Ya lo explicó magníficamente el maestro Pepe Kollins en La Galerna .

 Poco importa, unámonos al jolgorio que predica As, porque la Liga no para. A  tomar la cañita al Chiringuito que es veranito. Pan y circo y no toquemos mucho las bolas (de la portada, se entiende). No obstante, dado que fue precisamente Relaño, director del diario, quien acuñara tan brillante término metalingüístico como Villarato, quizás la elección de Enrique Cerezo para protagonizar la portada suponga cierto mensaje subliminal fuera del alcance de nuestros ojos mortales. Ya saben, la Liga no para.

Villar sí, Benemérita mediante.

El diario de todos, el ecuánime, el equilibrado, el de la proporción, los buenos modales y la educación exquisita omite todo rastro del escándalo en su portada. Ya sabemos todos que Villar fue agraciado recientemente con el Marca Leyenda al alimón con Del Bosque. No pasa nada.

Mayores motivos oculta la prensa deportiva catalana para escurrir el bulto con desfachatez y alevosía. Y en este sentido están de suerte. Bartomeu fue a París a comprar a Verrati. Volvió sin Verrati y le birlaron a Neymar. Ejemplo de gestió y bombazo deportivo con la suficiente importancia para enmascarar que el FC Barcelona fue eje vital en la consolidación y perpetuación del poder omnímodo de Villar y su casta en la Federación Española de Fútbol.

No lo decimos nosotros. Lo dicen ellos. Y nos lo cuenta Jesús Bengoechea.

Será quizás por eso que ahora MD olvida los valors y se pasa a los colors de sus relojes de promoçió.

</