Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
Apología de Roberto Gómez

Apología de Roberto Gómez

Escrito por: Fred Gwynne26 marzo, 2021
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Uno de “mis muy mejores amigos”, que en los 80 lucía una rizada melena pelirroja y hoy, después de nacionalizarse francés, ya cumple dos de los tres requisitos necesarios para ser Analista Internacional Calvo, tuvo la ocurrencia de ir al cineclub de su pueblo para ver una aclamada película iraní.

—Cariño —le dijo a su mujer mientras se servía un pastis—, hoy en el cineclub echan una película iraní, me han dicho que es buenísima. ¿Te apetece que vayamos?

—Vale, pero si me prometes no quedarte dormido.

—¿Yo?

—Sí, tú, siempre me haces lo mismo, la última vez hace dos meses, ¿no te acuerdas? La de Godard… A los diez minutos estabas sopa.

—Hoy no, la de hoy es una obra maestra. Nos va a encantar…

Era una proyección entre semana, un jueves, el día en el que salen los más golfos y los asiduos a los cineclub. Él dice que lo intentó, pero a mitad de la sesión, por la lentitud de la cabra protagonista de la película, el cansancio del trabajo o la innata habilidad que siempre ha tenido para dormirse hasta de pie, se quedó unos minutitos traspuesto, hasta que su mujer, cuando sus ronquidos empezaron a sobreponerse a los balidos de la cabra —que en ese momento de la película llevaba más de diez minutos subida en un espino—, le dio un codazo y lo despertó.

Alfonso, que así se llama mi buen amigo, se arrastró, entre bostezos y cabezadas, por las dos horas y cuarto de metraje. Al terminar, cuando los espectadores, entre cuchicheos de admiración y alabanzas al complejo plano cenital en el que la cabra desciende del espino, se levantaron de sus butacas y empezaron a desfilar por el pasillo central hacia la libertad, Gurutze, la cinéfila encargada del Cineclub, apareció en la puerta de salida, les cortó el paso y dijo visiblemente azorada:

—Perdón, perdón, un momento, esperad un momento, por favor, tengo que pediros disculpas, hemos tenido un error imperdonable: la película tenía tres rollos y hemos invertido el orden de proyección de dos de ellos: el rollo tres era el dos y el dos era el tres… pero no os preocupéis, guardad la entrada y la semana que viene la volveremos a proyectar.

Alfonso, que exactamente igual que les había sucedido al resto de espectadores y cinéfilos panenkitas, no se había enterado de que el final de la película no era el final y de que habían visto dos terceras partes del metraje en un orden incorrecto, esa misma noche, al acostarse, cuando se estaba poniendo el pantalón del pijama, le dijo a su mujer en un susurro:

—Cariño, he pensado que la cabra puede esperar.

De eso hace más de veinte años…

A mí con los hilos de Twitter, los inacabables vídeos del YouTube y las explicaciones de muchos panenkitas, me pasa lo mismo que a mi amigo con la película iraní: me producen somnolencia. Me da igual que cambien el rollo a mitad de partido o que inviertan el orden de sus análisis. Si entre los 87 tuits llenos de flechitas de colores, gráficos y explicaciones incomprensibles, me cuelan una imagen de la cabra con una camiseta a rayas y me dicen que es un prometedor central eslovaco, ni me voy a enterar. Deben de ser todos del Atleti, no los entiendo. He visto hilos en twitter tan largos como el Nilo que son como las cazadoras reversibles, te valen del derecho y del revés. Es más, estoy convencido de que siempre son los mismos hilos y se los intercambian entre ellos como si fuese la sagrada chancleta de La vida de Brian:

—Tengo un MŠK Žilina contra el Spartak Trnava, calentito, recién sacado del horno. 117 imágenes, 43 gráficos, un oasis y una cabra, ¿te interesa?

—Estupendo, te lo cambio por el 0-1 sin VAR de la Supercopa del Satoko Hoa contra el Xuân Phong FC. 712 flechas bidireccionales y basculantes. Gloria bendita.

Un panenkita es, según la definición que Roberto Gómez, el creador del término, ha propuesto a la RAE, lo siguiente: "Dícese del presunto entendido en fútbol que, con un aire de superioridad, exprime cuatro frases hechas, sazonadas con varios nombres de futbolistas desconocidos extranjeros del momento, que dan lustre a un discurso vacío y que desprecian el fútbol de toda la vida".

Digamos que los panenkitas de Roberto Gómez son mis AIC (Analistas Internacionales Calvos) rejuvenecidos, recién salidos de la universidad, con más pelo e internet en lugar de parabólicas.

A mí, que llegué tarde y virgen al fútbol, me costó darme cuenta de que la mayoría de los periodistas —sobre todo aquellos con más prestigio, los que tenían más talento para escribir y “trufaban” sus crónicas o artículos de palabras técnicas y novedosas, o los que salían en plataformas de pago televisivas, con sintonías heroicas antes de los partidos— no tenían ni puñetera idea de fútbol.

A partir de ahí, cuando te das cuenta de que si apuestas haciendo caso a sus predicciones, es posible que ganes menos que tirando una moneda al aire, te liberas y das lo mejor de ti mismo. Eres uno más, eres como ellos. Puedes estar con tus amigos, en casa, viendo un partido arrellanados en el sofá, levantarte, ir a por una botella de vino y al abrirla de pie, con el sacacorchos todavía en la mano, soltar, como quien no quiere la cosa, como quien deja caer una piedra en un estanque:

—No me gusta nada la disposición espacial ni el bloque medio, así no hay forma de ganar el partido, su transición defensiva no genera un 3+2 y los carrileros están desaparecidos.

Y ahí, justo ahí, cuando ya los tienes a todos con la boca abierta mirándote obnubilados, sueltas la palabra mágica:

—Tienen que bascular mejor.

Los expertos en el fútbol son tan viejos como el mismo fútbol, son como el huevo y la gallina. He visto nacer, crecer y extinguirse a expertos, parabólicos, AIC, panenkitas y astrofísicos. Todos son parte de su generación y, esto es lo más importante, todos saben lo mismo de fútbol que Roberto Gómez, es decir, nada. La diferencia es que Roberto es divertido, un género en sí mismo, capaz de marcar el paso a una tertulia, destrozar el guion, volverlos locos y mandar, entre pregón y pregón, un saludo al alcalde de Plasencia y otro al dueño de una marisquería. Afirmar esto, ser el cuñado del cuñado, me faculta para pensar que los panenkitas aman mucho el cine iraní (estupendo, por cierto) y muy poco el de Spielberg. No sé si me explico, les gusta mucho el exotismo de Gasperini, que ha entrenado al Crotone, Genoa, Inter, Palermo y Atalanta, y ha ganado… bueno, ha entrenado al Crotone, Genoa, Inter, Palermo y Atalanta, y muy poco el de Zidane, que ha entrenado al Real Madrid y ha ganado tres Champions seguidas y un título cada 20 partidos. Son como un alumno de mi mujer que, con los cascos puestos en clase, y tras ser recriminado por ella, le dijo:

—Tranquila, Nerea, es musica alternativa.

PERDÓN, PERDÓN, UN MOMENTO, esperad un momento, por favor, tengo que pediros disculpas, he tenido un error imperdonable: el artículo tenía cuatro párrafos y tres diálogos y he invertido el orden de dos de ellos: el diálogo tres iba detrás del párrafo dos y el párrafo cuatro detrás del primero… pero no os preocupéis, guardad la dirección de La Galerna y la semana que viene volveré a repetir el artículo…

Soy un hombre hecho a mí mismo. El problema es que me sobraron algunas piezas. SOL O CONTIGO. Persigo playas.

14 comentarios en: Apología de Roberto Gómez

  1. Roberto Gómez sobrevivirá a todos los AIC y a todos los panenkitas.
    ¿Por qué? Porque es un ser entrañable. No hay más que verle esa cara que pone en las fotos. Y como dice Richard Dees "tiene un rostro de piedra gómez". ¿Qué sería de buena parte de los emporios gastronómicos de la capital sin su promoción patrocinada?
    Si sobrevivió a las broncas en directo que le propinaba el butano, ¿no va a sobrevivir a estos advenedizos?
    Si la semana próxima cambia el orden de los párrafos del artículo, lo volveré a leer.
    Saludos.

  2. He empezado con espasmos en el diafragma antes ya del inicio de la lectura del artículo; me he arrancado con la risa floja al ver la foto de gañote gómez y la firma del articulista. Que sensación más agradable le queda a uno tras leer cualquier escrito de Fred Gwynne. Todavía me quedan reflejos de risa.

  3. Artículo muy bueno. Me ha recordado con la basculación a los partidos que iba a ver de mi hijo en infantiles y cadetes. La madre de otro jugador se había aprendido lo de bascular y se pasaba todo el partido gritando "basculaaa..." a su hijo, al mío, que era el portero y a todo el que se movía.
    Iba para panenkita.

  4. Todo lo que salga de" Gañote man ", bueno, lo que se dice bueno, no puede ser. Que va ser lo próximo algo novedoso que ha dicho Manolete, Pipi "calzaslargas" Estrada.... menuda fauna Ibérica tenemos que soportar, entre todos no juntan el coeficiente intelectual de un molusco.

  5. Muy bueno Fred.
    En el cine de mi pueblo, eran los años 70, también intercambiaron una vez el orden de los rollos, pero como éramos niños y la peli era de "guerra" nos dió igual que, una vez muertos, volvieran a aparecer los mismos personajes en escenas posteriores.
    Nos divertiamos, y seguimos divirtiéndonos como siempre lo hemos hecho con el fútbol... hasta que llegaron los de la cabra subida el árbol.

  6. Me ha gustado el artículo, personamente a Roberto Gómez no lo soporto me parece insufrible y no entiendo su éxito. Si hasta colgaron su foto en el Café Gijón, flipa.

  7. Muy bueno el artículo, Fred.
    El próximo artículo se lo puedes dedicar al 'Vizconde'. También te puede dar jugo este 'ínclito personaje' que ahora está copando las noticias por su recién despertado interés por la paternidad.

  8. Prefiero un Bobby a mil panenkitas. Entre chorrada y chorrada de Bobby te puedes echar alguna risa. Entre número y vector de panenkita solo puedes encontrar bostezos. Por cierto, que apodo más mal buscado, "hernanditos" les hubiese llamado yo, al fin y al cabo Panenka hizo algo inesperado y original.

    Ojo, 1 único Bobby. No más.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tweets La Galerna

¿Eres un madridista agorero que se pasa la vida anticipando la hecatombe o disfrutas con los triunfos del @realmadrid?

@antoniovv lo tiene claro.

https://www.lagalerna.com/nuestros-agoreros/

Don José Ignacio Fernández Iglesias, man of the match https://www.lagalerna.com/don-jose-ignacio-fernandez-iglesias/ a través de @lagalerna_

Lectura obligatoria de todo madridista, pero sobre todo, debería de ser lectura obligatoria de todo ser humano que se enfrenta a las adversidades de la vida.

Anatomía de un instante - La Galerna. Una obra de arte comentada. https://www.lagalerna.com/anatomia-de-un-instante/

Van Cleef y el madridismo tienen claro que hay preguntas que ofenden, sobre todo si se formulan desde un medio de comunicación público.

⁉️Hoy os preguntamos...

🤔¿Es bueno que @EstadioTVE se disculpe ante la afición del Real Madrid?

✍️🏻Van Cleef: https://bit.ly/2Q6m0NP

Hoy, en el #Portanálisis de La Galerna, no entendemos por qué, después de la semana del @realmadrid y con la mente de todos los aficionados puesta en Getafe, @marca se dedica hoy a "pajiplantillear" el futuro.

👉🏻👉🏻👉🏻https://bit.ly/3e5WnEN

2
homelistpencilcommentstwitterangle-rightspotify linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram