Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
El andamio

El andamio

Escrito por: Pepe Kollins22 marzo, 2016
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Si hay una sensación que transmite el Real Madrid desde hace tres años es la de una formación liviana. El equipo puede jugar bien, incluso conquistar títulos, pero hasta en sus mejores fases ha destilado una ligereza que contrasta con la gran calidad que distingue a todos sus jugadores. Disponer de una capacidad ofensiva estimable, incluso hacerla efectiva, no ha impedido que siempre planee sobre el terreno de juego cierta sensación de vulnerabilidad. Tan solo Mourinho consiguió que el equipo conformase, de manera sostenida, un bloque compacto e intenso y quizás eso explique, en parte, la carencia de títulos.

Fabio Capello afirmaba que los equipos debían construirse de atrás hacia delante. El técnico italiano priorizaba la consolidación de un andamiaje que sostuviese un portero de garantías, un central de jerarquía y un centrocampista con despliegue al que denominaba “el motor”. A partir de ese eje el equipo podía crecer ofensivamente, generar peligro y hasta espectáculo, pero la base de la competitividad no radicaba tanto en el factor diferencial de sus puntas como en la solidez del bloque. Los números dan la razón al italiano.

En los últimos diez años y desde un prisma meramente estadístico, el bagaje defensivo ha resultado mucho más trascendente que el ofensivo. En ese intervalo el Real Madrid ha sido, pese al escaso rédito, el equipo más goleador en siete temporadas. También resulta significativo que durante ese periodo siete veces haya ganado la Liga el campeón del trofeo Zamora por tan solo cuatro la escuadra más goleadora y que la única ocasión en que el Real Madrid fue el equipo menos goleado coincida con la última conquista de un campeonato liguero.

Un repaso a los mejores clubs europeos de la década deja constancia de la importancia de una estructura que sostenga la fantasía de sus puntas. Hasta el Barcelona, que instauró un sistema posicional basado en la posesión que facilitaba la recuperación del balón, recurrió al fortalecimiento de un eje defensivo que lo blindase. Si para Frank Rijjkaard fueron vitales Puyol, Márquez, Edmilson y Van Bommel, para Guardiola eran imprescindibles Abidal, Piqué, Touré, Busquets y Keita.

Otros recientes campeones de la Champions se erigieron sobre los mismos fundamentos. El Bayern de Jupp Heynckes disponía de Schweinsteiger, Luiz Gustavo o Javi Martínez; el Chelsea de Di Matteo aunaba la exuberancia de Obi Mikel, Kalou y Malouda con la potencia de Frank Lampard; Lucio, Samuel, Cambiasso, Zanetti y Sneijder eran los cimientos del Inter de Mourinho; Ferguson juntaba en el centro del campo a Carrick, Scholes y Hargreaves; y Ancelotti se protegía con Gattusso, Ambrosini y Seedorf. En estos diez años, el ganador de la Champions ha sido cualquier cosa menos liviano.

berbaneu andamios

En el pasado del Real Madrid también podemos encontrar ejemplos que refrendan el citado equilibrio. La conquista de la Octava Copa de Europa fue posible gracias a una disposición de cinco defensas. En la última Liga de Vicente del Bosque fueron habituales Hierro y Helguera en el eje de la zaga y Makelele y Conceiçao en un doble pivote. Capello armó su segundo andamio con Cannavaro, Diarra y Emerson, a los que Schuster añadió Heinze y Sneijder. Pero es en el contraste con el Real Madrid de Mourinho donde es más fácil vislumbrar las vías de agua del actual. El de Setúbal contaba con Ramos y Pepe, una pareja de centrales con un poderío físico, por entonces, sin igual y con los cuales podía permitirse el lujo de adelantar a la defensa sin temor al abismo que quedaba a sus espaldas. El lateral izquierdo estaba compensado con Coentrao, de un corte más defensivo que Marcelo y que era la baza preferida en los envites más comprometidos. Si el centro del campo hoy lo componen tres mediapuntas reconvertidos, como Toni Kroos, Luka Modric y bien James o Isco, el portugués alineaba a Xabi Alonso, Sami Khedira y Angel Di Maria, todos ellos de mayor recorrido que los actuales y en el caso de los dos primeros, con un mayor conocimiento del oficio de mediocampista.

Hasta hace escasas semanas, el panorama del Real Madrid ha sido el de un once titular con dos laterales de tendencia ofensiva, dos centrales con un bajón físico notable, un centro del campo sin un solo jugador de despliegue y contención y los tres de arriba tan poco aptos para trabajar en labores defensivas como siempre. Aunque el club intentó paliar la debilidad reforzando la posición de mediocentro, los dos fichajes realizados con ese propósito (Asier Illarramendi y Lucas Silva) resultaron un fiasco. La tercera tentativa, Casemiro, ha conseguido hacerse finalmente con un hueco y supone, junto con Keylor Navas, la única mejora en términos de consistencia.

Hay que admitir, no obstante, que en momentos puntuales, sobre todo en el primer tamo de la segunda temporada de Ancelotti, estos jugadores consiguieron ensamblarse desde el orden táctico, hasta el punto de mostrarse compactos por momentos (como en el 0-3 al Liverpool o el 3-1 al Barcelona en el 2014). Pero los hechos demuestran que la ausencia de jugadores con unas condiciones físicas y tácticas adecuadas hace imposible que este índice de impermeabilidad sea sostenible con regularidad.

Tampoco es menos cierto que un porcentaje elevado de los que ahora critican estas carencias, tanto desde los medios de comunicación como desde la grada, antaño desdeñaban a este prototipo de futbolistas. Si la prensa y las encuestas reclamaban con insistencia al Madrid de los “jugones”, cuando el equipo sucumbió 0-4, con su versión más aristocrática frente al máximo rival, esos mismos críticos culparon al presidente por haber impuesto la alineación. El entorno, por lo general, se muestra hostil cuando el equipo tiende a solidificarse.

Encarando el presente, cabe preguntarse si con la Champions League como única posibilidad real no sería conveniente subsanar la persistente liviandad con alguna medida de urgencia, ya fuera la incorporación de un cuarto centrocampista o la de un quinto defensa en detrimento de alguna de las letras de la BBC. Dar consistencia al conjunto y encomendarse a la genialidad individual así como a uno de los mejores recursos de la plantilla: el balón parado.

De cara al futuro, sería interesante asumir que el último bloque sólido y regularmente competitivo fue diseñado por el entrenador. Es necesario volver a otorgar al técnico el poder de elegir altas y bajas para subsanar los déficits más acusados en clave de consistencia: compensar la calidad ya existente en todas las líneas con delanteros que aprieten y recuperen, con centrocampistas intensos que abarquen mucho espacio, laterales que sepan marcar y centrales rápidos y con un alto nivel de concentración. En definitiva, con un andamiaje que sostenga la fantasía.

Comenta y Participa con B+

Nombre: Javier Alberdi @JavierAlberdi. Antaño participé activamente en Ecos del Balón, El Asombrario y The Last Journo. Coordinador y coautor del libro "Héroes": https://bit.ly/2JC6kwx

10 comentarios en: El andamio

  1. Perdóname, Pepe Kollins, pero esto que afirmas "Es necesario volver a otorgar al técnico el poder de elegir altas y bajas" me sugiere a mí y a todo el mundo lo mismo: ¿Acaso no se hace?. Sí , ya sé que la cantinela en los medios que sueltan por ahí los periodistas para malmeter con el Real Madrid es esa: que le dejen al entrenador decidir sobre altas y bajas. Repito ¿acaso mou, ancelotti y benítez, los 3 últimos antes que Zidane, no tuvieron voz ni voto en los fichajes? Me cuesta creerlo. Hay peticiones de todos los entrenadores, algunas se cumplen y otras, no. Y a veces le ofrecen al entrenador "tenemos esta posibilidad..." y el entrenador opina. Es algo colegiado entre el club y el entrenador. ¿O es que en el Real Madrid solo ficha a capricho de Florentino, como dicen? Ozil, Khedira, di María, Illaramendi, Kroos ¿son caprichos del presidente? Venga ya. La vuelta de Lucas Vázquez o Casemiro es cosa de Floren, claro jajajaja jajaja

    No es verdad que los entrenadores no cuenten a la hora de fichar en el Real Madrid, pero evidentemente la última palabra siempre la tiene el club.

  2. Hola Vagawain,

    Nunca he comulgado con la cantinela de que Florentino sea el Director Técnico del Real Madrid. Aunque sí es evidente que el presidente ha liderado los fichajes de campanillas como sucede en otros clubs de gran dimensión, pues dichas incorporaciones tienen otras connotaciones que trascienden lo deportivo . Pero si ves la lista de los fichajes del periodo Florentino es evidente que al 90% apenas los había visto jugar en su vida o directamente ni los conocía. Resulta un poco absurdo plantearse que un hombre que dirige una de las mayores constructoras del mundo y la mayor institución deportiva del planeta aún disponga de tiempo para repasar los partidos de la liga española y los principales de las ligas Europeas. Personalmente yo no soy un gran empresario ni presidente de un gran club y apenas tengo tiempo para ver al Madrid y poco más.

    El Madrid con Florentino casi siempre ha tenido Director Técnico Deportivo (Valdano, Sacchi, Floro, Pardeza) y siempre Secretario Tecnico (Ramón Martinez y ahora Juni Calafat). En la actualidad hay una comisión deportiva en la que están Ramón Martinez, Juni Calafat, Zinedine Zidane y José Angel Sánchez. Aparte, el club dispone de un equipo de ojeadores tanto a nivel senior como para la cantera.

    Pero lo cierto es que de los últimos 8 años la fase en que el equipo ha estado más compensado ha sido con Mourinho. Es obvio que todos los entrenadores habrán tenido voz. Benitez reconoció que los fichajes de Lucas Vazquez y Kovacic tenían su firma. Pero lo cierto es que Mourinho no solo condicionó la plantilla sino que la moldeó a su gusto. Ningún entrenador con Florentino ha tenido tanto poder a la hora de conformar una plantilla. Y no se le permitio todo (pretendió a Hugo Almeida y se le denegó), pero sí fue tuvo la voz cantante y el equipo fue mucho más equilibrado.

    Solo pido eso. Esta etapa le ha servido a Zidane para tomar nota de la situación del equipo. Él como nadie conoce lo que hace falta. Por lo tanto creo que es él quien, en mayor grado, debe decidir.

    Y no, no digo que antes no se hiciera. Precisamente digo que le den a Zidane el poder que le dieron a Mourinho.

    Saludos

  3. Te felicito por el artículo, con el que estoy de acuerdo plenamente. El Madrid post-Mou es un equipo liviano, poco competitivo. Vamos, un Arsenal de la vida con mejores delanteros. La Champions y la Copa de hace 2 años se construyeron desde un esfuerzo defensivo colectivo, imposible de mantener en el largo plazo, y con dos jugadores que daban consistencia y despliegue: Xabi Alonso y Di María. Xabi se marchó porque quiso y Di Maria está bien vendido por 75 K, pero sus salidas se compensaron mal. Si a eso sumamos el mal momento de nuestros centrales tenemos el cuadro completo: equipo inconsistente cundo se enfrenta a equipos potentes. Este verano hay mucho trabajo que hacer, pero con lo que hay el trabajo de Casemiro, y si me apuras, el despliegue de Lucas Vázquez o Kovacic son imprescindibles para poder aspirar a competir con los mejores

    1. Plenamente de acuerdo, un problema que tenemos de las altas y bajas son que por separado tienen sentido, pero en conjunto lo dejan de tener. Miremos este año:

      Las altas correspondian con necesidades del equipo: Lucas Vazquez y Cheryshev eran jugadores de banda, de un perfil que el Madrid careció el año pasado y que hizo mucha falta; Casemiro y Kovacic son centrocampistas de recorrido y físico, también algo necesario el año pasado; Danilo un lateral derecho joven y de nivel, también necesario para reemplazar a Arbeloa, y Casilla un segundo portero cumplidor que permitiera a Keylor lucirse. Hasta ahi todo correcto.

      Luego miras las bajas y también tienen sentido: Casillas por su escaso nivel competitivo, Coentrao y Khedira al llevar dos temporadas a penas compitiendo 10-15 partidos al año, Illarra y Lucas al haber resultado jugadores con una mentalidad demasiado "suave" para un equipo aspirante a la Champions, y Chicharito porque aunque resultaba útil, tampoco era un delantero de primer nivel y acabo quejandose bastante de la falta de minutos. También todo correcto.

      Pero luego las miras comparadas y piensas: ¿Era necesario echar a Coentrao o Chicharito si no traes a un sustituto? ¿Era necesario repescar a Cheryshev si en la izquierda tenía a tres jugadores delante? ¿Para que mantienes a Arbeloa si has fichado a su reemplazo? ¿Tan importante era echar a Illarra cuando es tras Kroos el único mediocentro (aunque no fuera defensivo) que era eficaz en la salida de balón?

      Al final te encuentras con incongruencias que te hacen pensar que el que lleva lo de altas y bajas no a pensado bien la parcela defensiva. Porque hace un trabajo bien y lo fastidia con el otro. Y parece que todos nos damos cuenta menos ellos.

  4. Absolutamente Carlos.

    Y a Xabi y Di Maria añadiría Khedira y Coentrao que (por lesiones y absentismos) apenas jugaron en su año con Ancelotti. Esos cuatro jugadores y la baja forma de Pepe y Ramos son demasiada pérdida de armazón para sostener lo que tienes delante.

    Sobre todo porque sus remplazos han sido un fiasco (Illarra, Lucas Silva) o no tenían el mismo perfil (Kroos, James e Isco) o simplemente no han sido relevados (ausencia de un lateral zurdo suplente).

    saludos

    1. Lo de Khedira y Coentrao fue falta de profesionalidad. Lo de Illarra fiarse de las engañosas competiciones sub-21 y lo de Lucas Silva, prefiero no definirlo. Lo de Iker..., nos lo tiene que explicar un día Ancelotti con un café, porque decisión deportiva no fue.
      No es problema de tener o no tener dirección deportiva. El United la tiene, se ha gastado 250K y necesita otros tantos para poder aspirar a pasar de primera ronda de Champions, si es que la juega.
      No es fácil construir un equipo campeón, pero lo que es seguro es que el actual RM no lo es (aunque ganara la 11ª). Es hora, por tanto, de tomar decisiones, algunas dolorosas e impopulares y apostar con decisión y....tener suerte. Lo que no se puede tolerar este verano es conformismo, pequeños parches y dejar la base del equipo sin tocar.

  5. Saludos Pepe Kollins. Aunque sea una perogrullada lo importante en el fútbol profesional es sumar más puntos que los contrarios en las competiciones por sistema de liga y conseguir mejor diferencia de goles en las competiciones por eliminatoria.
    Estadísticamente me parecen pocos 10 años para poder afirmar rotundamente que los equipos campeones son los que encajan menos goles. Sin duda cualquier equipo campeón de cualquier competición va a ser de los menos goleados y de los más goleadores, si no el más.
    Valen los mismos tres puntos si ganas por siete a cero que si lo haces por uno a cero y viceversa, es decir, en una competición por sistema de liguilla es lo mismo, sin tener en cuenta el golaverage, perder por uno a cero que perder por siete a cero.
    El Real Madrid ésta temporada podría llevar 17 goles menos en contra, quitando todos los que ha encajado en los partidos en los que ha ganado y todos los que le han sobrado al contrario en los partidos en los que ha perdido con lo cual tendría solamente 11 goles en contra, y aún así tendría los mismos puntos e iría igualmente tercero en la clasificación.
    ¡No todo es no encajar goles!

  6. Hola Zias,

    Pero es que en ningún momento se ha dicho que no sea necesario marcar goles. Tan solo se constata que el Madrid en los últimos ocho años (y contamos esta temporada) es el equipo más goleador de la Liga la mayoría de veces y aún así su balance de campeonatos es de solo uno.

    Además resulta sintomático que el campeón de la Liga sea casi siempre el equipo menos goleado y no el más goleador. El Madrid solo fue el equipo menos goleado una vez en las últimas ocho temporadas y ganó el campeonato.

    A mí me parece evidente que el Madrid no tiene un problema ofensivo (el año pasado se batió el record histórico de goles de un equipo europeo en año natural) sino que adolece de una estructura defensiva que le de consistencia. Y no hablo de la defensa sino de todas sus lineas. No es un bloque compacto. Y no lo es porque carece de jugadores que puedan hacer esas funciones.

    No tenemos un solo lateral que destaque en la marca defensiva, no disponemos de centrocampistas con despliegue y contención (salvo Casemiro) y nuestros puntas no presionan ni bajan a defender tras pérdida, a lo que hay que añadir que nuestros centrales, Ramos y Pepe, están en un estado de forma bajo, por ser generosos. Ese es el problema.

    En el texto hago un repaso de los últimos campeones de las diez últimas Champions y todos fueron equipos con una estructura defensiva muy sólida. Lo mismo sucede si echamos la vista atrás con otros Real Madrid del pasado. Y eso no quita para que todos esos equipos tuvieran además grandes atacantes.

    Ya sabemos que este equipo puede golear en cualquier momento, pero la sensación de vulnerabilidad no nos la quitamos ni en los mejores partidos. Ahí esta la descompensación.

    Saludos

  7. Hola Pepe:

    Grandísimo artículo, y das en el clavo de lo que está pasando. Yo me vengo quejando hace bastante tiempo de lo que ocurre en el mediocampo. Ancelotti lo vivió y tuvo que recurrir a adaptar a Di María a una posición que no es la suya y cumplió, pero no todos tienen las características idóneas para el puesto y entonces llegamos a una gran pregunta ¿Qué es un jugador de calidad?

    Si le preguntas esto a cualquier periodista español te dirá que un jugador de calidad es el que tiene principalmente una técnica depurada, vamos lo que llaman por ahí "un jugón", pero para mi hay varios aspectos a analizar en un jugador:

    1- Evidentemente la calidad técnica de un jugador (lo que todos entiende por calidad)

    2- Capacidad táctica, un gran jugador táctico es el que sabe en que cada zona del terreno de juego lo que puede y lo que no puede hacer. Así por ejemplo, cuando un jugador es reconvertido, vemos a jugadores regateando en la salida del balón al lado de su área.

    3- Capacidad de destrucción, se confunde el término correr con destruir, han habido grandes jugadores de corte con no han tenido que hacerse kilómetros y kilómetros todos los partidos, simplemente han salido el momento preciso para robar el balón y ser infranqueables para sus rivales, estas son unas condiciones innatas para el puesto de mediocentro por ejemplo, pero también son necesarias para casi todos los puestos del campo. Así, por ejemplo, podemos ver a Modric, Kroos, Isco y James corriendo mucho detrás del balón sin robarlo. ¿Por qué? Porque no tienen condiciones para ello y además en los mecanismos de presión, parece, que no pensaran cuando es el momento en que su rival está en dificultades. Hubo una jugada en el partido ante la Roma en el Bernabéu en Marcelo lo pasaba muy mal ante Salah y de repente, le envían al egipcio un balón cruzado con Marcelo a su lado, pues nuestro lateral le dejó controlar el balón y permitir el uno contra uno, ahí le faltó inteligencia defensiva a nuestro equipo. Por no hablar de la cantidad de veces que un solo delantero nos monta una contra porque ningún jugador sale a achicar y a no permitirle controlar.

    4- Y otro aspecto muy importante en un jugador es su reacción ante la adversidad, el poder de creer de su mente, el carácter inconformista de un jugador puede que contagie a muchos de sus compañeros. Hay que buscar jugadores así.

    Así que cuando hablamos de calidad, yo lo asocio a un pack de condiciones completas, porque si por controles de balón, rabonas, tiqui-taca (cuando daño nos ha hecho el puñetero Mundial) asocias la calidad te pierdes muchas de las condiciones del fútbol y puedes tener un equipo más idóneo para el fútbol sala que para las competiciones de peso (LFP y UEFA Champions League)

    Lo malo es que esto no se arregla trayendo o gastando 100 millones en Pogba porque obligarás a entrenador de turno a que este jugador sea insustituible, como pasa con la BBC+ Isco y James (a muchos entrenadores les da mucha pena sentarlos), se soluciona buscando el jugador idóneo para cada puesto y teniendo claro el esquema que queremos jugar, lo que está claro es que el encajar goles no es culpa única y exclusivamente de la defensa y el Madrid lleva muchos años despreciando el puesto de mediocentro, más parecido a un tercer central que un mediapunta reconvertido, así hemos llegado a ver a Guti y Beckham destruyendo, a lo que Cruyff (que en paz descanse) dijo "Parecen una familia rica empujando un coche de lujo averiado". Los mensajes nos han venido desde fuera, pero no queremos oír, ni aprender. Como colaboración, daré dos nombre para el centro del campo que nos vendrían de cine, Julian Weigl de Borussia de Dortmund y N'Golo Kanté de Leicester City.

    Un saludo

  8. aquí, como en las alineaciones, cada una/o tiene su equipo perfecto y los jugadores con los que conseguir el equilibrio buscado y perseguido por todos los entrenadores... sólo hay una máxima, salvo honrosísimas excepciones se cumple inexorablemente... Los equipos que consiguen mantener su portería mas veces a "0" se llevan las ligas, las copas y los trofeos... no iba descaminado, para mi, el entrenador Capello, pero, además de la defensa, tiene que existir "algo mas" arriba... La BBC es una garantía de goles... ¿cambiar alguno de la BBC para que juegue un central mas? venga ya, lo que hay que hacer es mandar a Sergio Ramos al banquillo y traer un central de garantías, joven y que no sea tarjetero de amarillas, de rojas y hacer penaltis como Ramos y expulsado cada dos por tres. Cada vez que Ramos coge el balón, me pongo a temblar... Pepe, por su madridismo, debe ser el capo de la defensa, el que enseñe al "nuevo" a posicionarse junto con Varane y Nacho... y Ramos... vete a tu casa, disfruta de lo que has conseguido, o vete al Porto a triunfar con Casillas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tweets La Galerna

✍️🏻@Ramon_AlvarezMM nos cuenta todo lo relacionado con las recientes declaraciones de Tebas sobre el Madrid, el Barça y el límite salarial.

https://www.lagalerna.com/tebas-el-madrid-el-barca-y-el-limite-salarial/

CON @sirolopez: “MBAPPE ES EL OBJETIVO, PERO PODRÍA LLEGAR TAMBIÉN HAALAND | VARANE ESTÁ FUERA https://youtu.be/TlGEUxlsC2g vía @YouTube

Hoy, en el #Portanálisis de La Galerna, celebramos la grandísima victoria de Jon Rahmbo en el US Open de gol, descubrimos por qué Tebas elogió al Madrid y cumplimos una gran labor social. Atentos.

👉🏻👉🏻👉🏻https://bit.ly/3xJm5aa

2

El mejor texto que he leído de @lagalerna_ en lo que va del año (y son varios ya). Para que @geceache lo lea tomándose un café bien quemado https://www.lagalerna.com/casemiro-el-sucesor-de-ramos/

homelistpencilcommentstwitterangle-rightspotify linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram