Las mejores firmas madridistas del planeta

Portanálisis: "Una mirada irónica sobre la prensa deportiva diaria"

Alienaciones

Escrito por: La Galerna1 julio, 2018
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Se había ido Messi del Mundial cuando comenzaba el Uruguay-Portugal del que resultaría también la despedida de Cristiano. Pese a que las portadas deportivas de hoy reflejan equidistancia respecto a ambos hechos, el comentarista Manu Carreño debió de haber pasado unas horas malas entre el primero de los hechos y el segundo. No en vano, cuando ya pudimos tener noticia de su sentir, sus modos, sus palabras, sus ansiedades en cada acercamiento de Portugal, sus loas a Cavani y a Luis Suárez y, sobre todo, su aliviado "bien" tras disparo tapado de Cristiano dejaron clara una máxima plena de sentido reflexivo: Messi chachi, Cristiano caca. En ese nivel de rigor periodístico nos movemos con amics como Carreño, comentarista sagaz, ecuánime, elegante hasta decir basta, capaz de hacernos echar de menos a cada paso y ponderar como se merece al histórico José Ángel de la Casa. De la antideportividad reiterada y chusca de Luis Suárez nada de nada dijo Carreño, claro. Se ve que fingir tres agresiones cada dos jugadas es algo propio de la entrega, el pundonor y el buen hacer de la quintaesencia del cholismo demostrado ayer por la selección de Uruguay. Se ve también que nuestro amic Carreño, en canónica línea pastoral con el grueso de la prensa patria, solo considera que cosas así son antifútbol cuando las lleva a cabo Irán o, en su defecto (de todos los defectos defectísimos), el Real Madrid.

Marca Portada 01.07.18As Portada 01.07.18Sport Portada 01.07.18Sin embargo, la principal noticia para los tres medios consignados no es ni la marcha de Messi, ni la marcha de Cristiano, sino el partido de octavos que disputa hoy España contra la anfitriona Rusia. En La Galerna, ya se ha dicho, queremos que gane España, aunque nos atrevemos a pedir que para ello no sea necesario denostar el modo de jugar al fútbol que plantee el equipo rival, sea este el que sea, sea incluso similar al planteado ayer por Uruguay, modo tan glosado por la terna de comentaristas que, para nuestro infinito solaz, nos ha juntado Mediaset. También nos gustaría que de paso no fuéramos los mejores del mundo antes de jugar, ni los peores si se da el caso de la eliminación, no vaya a ser que nuestra máquina de chorizos siga perdiendo credibilidad cada vez que se pone a emitir opiniones blancas o negras con el chachi y el caca por bandera, con la elocuencia meditativa de un niño de cuatro años, dicho sea con perdón para los niños de cuatro años y con De Gea como ejemplo: ese portero top de la Premier en el que confiamos plenamente hasta que basta un fallo para que dejemos de confiar, que para eso somos españoles y lo único que queremos es el bien de nuestra querida Selección, desestabilizada por el extinto Lopetegui y Gargamel Florentino.

Mundo Deportivo Portada 01.07.18Sólo Mundo Deportivo centra su portada en la despedida de Cristiano y Messi, y la cosa nos parece descafeinada, claro está que por culpa de los hados o de una inadecuada alineación de planetas, ya que no puede ser por una inadecuada alineación de Leo, entrenador argentino con Mascherano pluriempleado: segundo entrenador, mediocentro o algo parecido, acumulador de tarjetas amarillas y hasta ¡hacedor de un penalti!

En todo caso, será que ya hablamos más de bien de alienación, porque las reacciones que hemos recibido de la parroquia culé tienden -cómo no, pues hablamos de fe y no de razón- a salvar a Leo de la quema y a condenar a los infiernos al resto de sus compañeros, seres gateantes y pechos fríos, no como D10S, capaz de caminar sobre el césped como hizo Jesús sobre las aguas. "Padre, perdónalos porque no saben lo que hacen".