Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
Mbappé: fichar por fin

Mbappé: fichar por fin

Escrito por: Athos Dumas30 junio, 2018
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

2018 tampoco será año de Balón de Oro para Lionel Messi. No ganó la Champions y no va a ganar el Mundial. Su selección cayó en octavos de final. Una vez más, Leo demostró su falta de liderazgo en el terreno de juego. Suele ocurrirle tanto en las fases eliminatorias de la Champions como en las de los Mundiales, en las que marca escasos goles (en Mundiales ni uno solo) y no tira jamás del carro. Lo vimos recientemente en el Olímpico de Roma, donde no apareció en ningún momento, noqueado por los goles de Dzeko y de Manolas. Y lo acabamos de ver en el partido en el que Francia mandó a Buenos Aires a la albiceleste.

Llama poderosamente la atención ver cómo Messi, cada vez que su equipo encaja un gol, agacha la cabeza y se pone a mirar al pasto con ojos desesperanzados. En esos momentos, tras un 2-2 o un 3-2 en contra y con el 4-2, una selección con gen competitivo como la de Argentina, no encuentra un adalid o un referente en su capitán Messi, sino en el viejo canchero Mascherano, capaz de hacer mil y una faltas, eso sí, pero el verdadero líder de una selección en decadencia, sin entrenador y sin esquema de juego.

Las comparaciones con el liderazgo de un Cristiano Ronaldo protagonista en la Eurocopa 2016 son odiosas para la Pulga, liderazgo tanto dentro del terreno de juego como llevando en volandas desde la banda, renqueante, agrandada su figura tras el estacazo que padeció por parte de Payet.

Con este 4-3 de octavos de final empieza realmente la temporada de “fichajables” para el Madrid. Da la impresión que no va a aparecer ninguno más impactante que Kylian Mbappé tras su enorme exhibición sobre el césped de Kazán, con dos golazos de crack y, posiblemente, la jugada del Mundial, tras una carrera de 60 metros al más puro estilo Ronaldo Nazario, y provocando el penalti que supuso el 1-0. Mbappé pudo ser madridista (según declararon desde el Mónaco) pero al parecer fue el propio Kylian (o su señor padre) quien eligió al PSG, a su mejor oferta económica y el club de su ciudad natal. Esperemos que Florentino Pérez vuelva a intentarlo con un jugador que aún no ha cumplido 19 años y que ha hecho la mayor gesta por ahora del Mundial de Rusia.

Paul Pogba, tras dos oscuros años en el United, volvió a poner su fotografía en primera plana tras un partido completísimo, con pases milimetrados de 50 metros y con una zancada y un poderío que recordó a sus tiempos en la Juventus. En esa “línea Maginot” francesa destaca el fútbol sencillo, solidario y eficaz de Ngolo Kanté, el '13' de Francia que hace del equipo galo un grupo de músculo infinito que garantiza tardes de gloria sin gran brillo.

Lucas Hernández hizo una gran segunda parte siendo artífice de dos de los tres goles merced a sus internadas, pero acaba de ser renovado y su cláusula parece prohibitiva. Pensábamos que el año pasado habíamos fichado al mejor de los Hernández pero me temo que no fue así.

paul pogba firmó un partido completísimo

Pavard gustó mucho, especialmente su gol “a lo Nacho”. Será fichado próximamente, no permanecerá mucho tiempo en el Stuttgart. Finalmente, destacar la sobriedad y la seguridad que da siempre Raphaël Varane en el eje de la defensa. En este caso no tendremos que hacer su fichaje, de eso ya se ocupó perfectamente el club en 2011, cuando por 10 millones se apuntaló la defensa con este crío de por entonces 18 años, a mi juicio el mejor central del mundo.

Por parte de Argentina no hay ni un solo “fichajable” para el Madrid. El único que apetecía ver, Paulo Dybala, tan solo ha dispuesto de 22 minutos en todo el Mundial, otra herejía más del sobrevalorado y mediocre Sampaoli, títere de un Messi que fue jubilado, al menos en los Mundiales, la tarde del sábado 30 de junio en Kazán.

36 comentarios en: Mbappé: fichar por fin

  1. Discrepo. Pogbá, empezó a dar pases milimetrados en el minuto 65. Todo lo que hizo en la primera parte fue estar fuera de posición, perder balones y dar pases al contrario. Di María aprovecho, certeramente, la ausencia de su posi