Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Portanálisis
Achraf sí, Ødegaard no

Portanálisis: "Una mirada irónica sobre la prensa deportiva diaria"

Achraf sí, Ødegaard no

Escrito por: La Galerna4 octubre, 2019
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Buenos días.

Lunin
Achraf, Militão, Vallejo, Mendy
Valverde, Ødegaard, Kubo
Rodrygo, Jovic, Vinícius

El futuro ya está aquí, como cantaba Radio Futura, aunque lo cierto es que no termina de estar, cosa que en cambio nunca cantaron Santiago Auserón y sus muchachos. Auserón renegaría con el tiempo de aquel disco y de su enamoramiento de la moda juvenil. Nosotros en cambio seguimos enganchados a la promesa de onces del porvenir como el que acabamos de ensayar, acaso con el aderezo del Mbappé de turno para poner la guinda al pastel.

As trae a portada a una de esas promesas, un lateral que ya probó suerte en el primer equipo para ser rechazado por el mismo piperío que hoy clama contra Florentino por el inmenso error (presunto) de la cesión de Achraf al Dortmund, o por la excesiva (presuntamente) duración del acuerdo entre las partes.

Achraf, jugando en este caso como extremo, marcó dos golazos el otro día, razón de más para que Ouija Daily le dé hoy protagonismo. Ouija Daily no lo dice directamente, pero subrepticiamente utiliza su primera plana para hacer calar precisamente lo antes comentado: que la cesión es un error o que la cesión es demasiado larga. El Madrid ha probado ya la eficacia de la política de cesiones de sus jóvenes promesas, otra de las cuales, por cierto, ha sido nombrado mejor jugador del mes de septiembre por parte de la Liga, cosa que sirve a Marca para dedicar a este otro jugador (hablamos de Ødegaard) su faldón superior, como aquí veis.

Las razones por las que Marca da alguna importancia al nombramiento del noruego como mejor futbolista del campeonato (algo objetivamente relevante), pero As en cambio se abstiene de hacer comentario alguno al respecto (no al menos en portada), son sencillas: dar bola a Martin supondría para As un reconocimiento implícito de su estulticia y su ruindad pretérita (la de As, no la de Martin), cuando no hizo más que acosar miserablemente a un niño de 16 años que aterrizaba en Madrid para que Relaño pudiera llamarle “presunto fenómeno que aún no ha marcado un gol en el Castilla” cuando ni siquiera hablamos de un goleador. As le da bola a Achraf pero no a Ødegaard porque nadie, y menos el relañismo postRelaño, pide nunca disculpas aunque lo que haya hecho sea incalificable. Reconocer los méritos de Ødegaard obligaría a la Ouija Daily a hacerlo.

Como veis, por lo demás, Marca vuelve sobre el tema Courtois, del cual ya hablábamos ayer. Parece que nuestro portero (porque es eso: nuestro portero) sufre de alguna ansiedad por causa de los silbidos que le depara el Bernabéu, aunque él mismo reconoce en sus declaraciones que esa presión va en el sueldo. No debería ir, no al menos en un mundo ideal en el cual los hinchas hacen lo que de ellos se supone: animar, o al menos no entorpecer la labor de su equipo con palos en las ruedas en el transcurso del partido (después sí, después lo que quieran).

A la prensa culé le falta tiempo, como era previsible, para capitalizar el triunfo ante el Inter de anteayer, pese a que en juego fueron superados por los italianos. Lo comprendemos, como comprendemos el uso del verbo “incrustar” para referirse al modo en que Luis Suárez se ha hecho un hueco en la historia culé. Luisito no se hace huecos, Luisito se incrusta, así, en general, y también metonímicamente, la parte por el todo: que le pregunten a su rodilla y a la cara de Pichu Cuéllar, sin ir más lejos. No importa cuándo leas esto: Luis Suárez se incrusta, sin recibir jamás castigo alguno por hacerlo.

Que ustedes se incrusten bien.

Pasad un buen día.