Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Crónicas
3-0: El Real Madrid conecta con su destino

3-0: El Real Madrid conecta con su destino

Escrito por: José Luis Llorente Gento24 abril, 2019
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Cuando lo extraordinario se convierte en rutina o cuando la rutina es conseguir lo extraordinario los acontecimientos merecen ser recordados. Hay que darles vida narrativa, histórica, periodística o literaria para rescatarlos de la mediocridad y para que sirvan de aliento y de ejemplo, no sólo a quienes los contemplan, sino también a quienes no tienen la fortuna de ser los testigos de una época. Así, a través de lo que se cuente, podrán participar de las emociones de una impecable trayectoria. Ayer, al tiempo que los aspirantes a la presidencia del gobierno de nuestro país preparaban un debate al estilo de la política nacional de nuestros días -el desolador “y tú más” al que estamos condenados-, un grupo de deportistas decididos conseguían una nueva proeza, en territorio ajeno, comandados por personas entregadas a una causa y a su profesión: su causa es el Real Madrid, la profesión es el baloncesto y su obra maestra un equipo que se sobrepone a las desgracias y a los éxitos, modélico en el comportamiento e imparable en su evolución. Un conjunto sin mácula a la altura de la historia del mejor club del continente.

De esta forma, fiel al estilo sexagenario de lo que algunos llaman la “sección” de baloncesto; leal a los principios que impusieron Santiago Bernabéu y Raimundo Saporta en la primera época dorada del club y que inspiraron a las generaciones venideras; derrochador de energía, de resiliencia, de saber estar y competir, y con protagonistas a la altura de Ferrándiz, Emiliano, Luyk, Brabender, Corbalán, Lolo Sáinz, Fernando Martín, Biriukov y Sabonis (por citar algunos y por parar la lista en algún momento y no escribir los casi, o más, de cien nombres que merecerían ser citados) este Madrid del siglo XXI nos regala cada temporada una corriente de aire renovado que evoca la grandeza de la entidad y la importancia de ser madridista.

Desde que comenzó la era Juan Carlos Sánchez-Laso o viceversa (también los Albertos, Herreros y Angulo, han ejercido una buena influencia en todo lo que ha ocurrido), el equipo se ha sobrepuesto a la pérdida de un buen número de sus piedras angulares, algunas de ellas consideradas como los mejores jugadores de la temporada y de la Final a Cuatro de la Euroliga. Las sucesivas marchas de Mirotic, Sergio Rodríguez, Doncic, unidas a la lesión de Llull y a la retirada de Nocioni resaltan el valor de una tarea formidable en sí misma, al tiempo que revelan hasta qué punto el equipo se ha reconstruido tanto en sus cimientos como en su forma de jugar. El Madrid del inicio de la era fue un conjunto elástico, ligero, brillante en grado sumo; a tal punto, que cambió el rumbo del baloncesto pesado y de choque que había estado en boga desde que Obradovic comenzó a ganar en Europa jugando al ajedrez mientras sus peones repartían estopa a diestro y siniestro. La unión del concepto ágil del juego de Laso con el talento de Rudy, Mirotic y el Chacho y un francotirador como Carroll dieron tal vuelco a la situación que los pabellones de Europa, empezando por el de Madrid, se llenaron para disfrutar del espectáculo. Felipe Reyes y Llull eran el contrapunto energético a la suavidad del resto, un grupo que cuajó el baloncesto más estético que hayamos visto en la presente década.

Sin embargo, los tiempos cambiaron y la llegada de nuevos jugadores obligó a la renovación del método, que no del espíritu. En este equipo sigue primando el juego colectivo, la búsqueda del compañero mejor colocado, el esfuerzo y la determinación por la victoria. Ayer tuvimos la fortuna de comprobarlo una vez más. Junto a un sobresaliente Campazzo, el resto entraba y salía de la cancha dispuesto a dar lo mejor de sí mismo con la conciencia de que tarde o temprano el Panthinaikos sucumbiría. El Madrid se ha desembarazado del equipo griego porque su plantilla es mucho más extensa e intensa. La diferencia es abismal -aun con la baja de Llull- no ya por la calidad de cada uno de los jugadores, sino por su compenetración, su conocimiento mutuo y sus muchos años de compartir cancha, entrenamientos y habitaciones. El Madrid juega como un reloj, que a veces se atrasa y al que hay que darle un poco de cuerda para que se sincronice con su velocidad de crucero, mientras los atenienses están lejos de ser una máquina ajustada con recambios para sus piezas. Estaba en manos de los madridistas que la serie se alargara o que, una vez más, convirtieran la extrema dificultad en aparente sencillez. Y lo hicieron, a pesar de la mejor actuación de Calathes, de las rachas anotadoras de Lojeski y hasta de la elegancia de Rick Pitino, un maestro de los banquillos al que no le quedó más opción que reconocer la superioridad indubitada del equipo blanco. En definitiva, para tranquilidad de todos y para disponer de más días de recuperación y más horas de entrenamientos, tan importantes en la afinación de la forma de los jugadores y el fondo del juego, el Madrid se habilitó para defender su título en el envite decisivo, la Fase Final de la Euroliga, en la que se presenta con una demostración de fuerza que ningún otro aspirante ha podido replicar.

José Luis Llorente Gento
Escritor. Conferenciante. Columnista. Exjugador del Real Madrid y la Selección Española de Baloncesto. Se pasa la vida remontando.

8 comentarios en: 3-0: El Real Madrid conecta con su destino

  1. Con arbritos europeos sino pasaría como con las finales de Copa en España mafia anti Madridista....como en fútbol y todo lo que no sea denunciar estas atrocidades será en nuestro perjuicio...abandonar ya ACB

  2. Hay que disfrutar del privilegio de vivir unos años históricos. Llegarán épocas peores, pero siempre tendremos el álbum de fotos para recordar esta generación que nos emociona y nos hace vivir el baloncesto como (casi) nunca.

    Además, ha resucitado el baloncesto alegre, que parecía sepultado por las tácticas defensivas de Maljkovic y Obradovic (¡aquel infausto Limoges de 1993!). Nunca se le agradecerá lo suficiente a este Real Madrid de Laso y los Albertos esa recuperación del basket divertido.

    Finalmente, tengo que decir que la galerna es la leche. A ver qué medio puede presumir de que el análisis del baloncesto esté en unas manos de la categoría profesional y literaria de Joe. A años luz del siguiente, tirando por lo bajo.

    1. Completamente de acuerdo con su comentario y con el artículo de Llorente. Este equipo es una puñetera bendición en todos los sentidos, una gozada para los amantes del baloncesto y del deporte en general. A mì me devolvió al Palacio de los Deportes después de unos años mustios de Maljkovic, Obradovic, Reneses, Giannakis y entrenadores de es porte, de las defensas kárate-press. Una gozada. Ahora, a por todas a Vitoria y con el espíritu del equipo, Llull, en la cancha.

  3. Si la memoria no me engaña, sexta Final Four de la era Laso. En las cinco anteriores, además, cuatro finales y dos títulos. Podríamos haber tenido incluso un poco más de suerte en el balance final, pero el palmarés es impresionante. Ni siquiera los equipos que más cerca están del Madrid en estos años (el CSKA, Fenerhbace, Olimpiakos...) han tenido esa regularidad. Y practicando un juego sensacional y relevando piezas que parecían insustituibles.

  4. Excelente crónica que resume perfectamente la eliminatoria.
    Este grupo ya está en la historia no sólo del R.Madrid sino también del baloncesto europeo , porque ha tenido que luchar contra los rivales en la pista y contra parte de sus simpatizantes, me niego a considerarles aficionados, que durante estos años, a las primeras de cambio, han faltado al respeto a todo el mundo desde el Presitente hasta el de la mopa.
    Hemos leído y escuchado que Felipe , Rudy y Carroll estaban acabados y solo querían asegurarse la jubilación, que Ayon se lo llevaba crudo, que Taylor era un capricho inútil que no valía para esto, que a quien se le ocurría fichar a un base de 1,75 y desconocido, que Thomkinps no valia por que era muy frio y Randolph por que era muy inestable, etc.
    Y que decir de Laso, siempre ninguneandole en las comparaciones con técnicos que no han ganado ni la cuarta parte que el; que si no sabe plantear los partidos , que se equivoca en los cambios, que no le gustan los pivots, que es un inútil en los tiempos muertos, etc.
    Ojalá en el futuro no nos tengamos que acordar con envidia de este equipo de leyenda.

  5. Este equipo está mostrando un nivel excepcional respecto al resto de equipos de Europa.
    Curiosamente en las competiciones nacionales esta superioridad desaparece. La liga y la Copa en España no se consiguen facilmente, hay equipos que en Europa no llegan a la final four desde hace tiempo y sin embargo ganan títulos en España (y Copas).
    Las ayudas, al igual que en el futbol, hacen que el barca sobreviva.

    1. No tiene nada que ver lo del baloncesto con lo del futbol. En baloncesto de las últimas 6 ligas y copas disputadas hemos ganado 4 en cada torneo y de las dos ligas que perdimos una fue la de la famosa expulsion de Laso en silla de ruedas en Barcelona y la otra la que perdimos con Valencia por que llegamos agotados, habiamos jugado 17 partidos mas y ante rivales en europa de mucho mayor dificultad que los de Valencia en la segunda competicion europea.
      Es cierto que a veces se le ve la patita a los árbitros , como en la final de copa y en la de Barcelona antes citada, pero en general en estos años hemos dominado en España también.

  6. Que decir...Este equipo de jugadores, su cuerpo técnico y directiva, han logrado algo que va a ser muy difícil de ver. Compitiendo en un sin fin de partidos en España y en Europa...Títulos y finales.
    Y como se ha comentado antes, con un entrenador ninguneado por gran parte de la misma afición. Es que además de saber más de fútbol que los profesionales, también sabemos más de baloncesto que los profesionales...Y eso ganando a tutiplen...
    Para mí el Real Madrid de baloncesto tiene que ser la referencia para el Real Madrid de fútbol.
    Una plantilla extraordinaria y amplia, donde como mucho hay una superfigura y el resto unos jugadores de primerísimo nivel, donde cada uno acepta su papel y da igual juegue quien juegue. Con un entrenador más que capaz y honrado, juega siempre el mejor. Ya se que en el baloncesto hay miles de cambios y no es lo mismo que el fútbol, pero algo se puede parecer.
    Como se nota que la prensa pasa de este deporte y eso hace que funcione mucho mejor para el Real madrid.
    Mis felicitaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tweets La Galerna

Imagen de Alfredo Di Stéfano y Pelé en el Santiago Bernabéu. ¿Sabíais que O Rei jugó (y marcó) con el Santos en nuestro estadio? Eso sí, ganamos nosotros. Nos lo cuenta @RMadridDatos en las efemérides de la semana

https://t.co/t2kLP8GRqh

📽️@tildegm plantea si no estamos a tiempo de quedarnos con James Rodríguez y de vender a Isco. ¿Qué opináis?

https://t.co/fbkRLIyYcR

El festival de triples y mamporros (permitidos) en estos partidos de la final de la ACB nos condenan a la incertidumbre. Nos lo cuenta @jluisllorente

https://t.co/ddcUGf8cLf

Tras las grandes actuaciones de @jamesdrodriguez y @DaniCeballos46 en la Copa América y la Euro sub21, @AlexPorest sugiere que el club no se dé prisa en venderlos.

https://t.co/XtC1XECSyv

homelistpencilcommentstwitterangle-rightspotify linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram