Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Crónicas
2-3: Con el sello de Raúl

2-3: Con el sello de Raúl

Escrito por: Alberto Cosín25 agosto, 2020
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
Las dos mejores canteras del momento en Europa se enfrentaron en Nyon para dilucidar al campeón de la Youth League. El Benfica se presentó tras apabullar al Ajax en semifinales mientras que el Real Madrid llegaba después de imponerse al RB Salzburgo. Esos dos partidos tuvieron consecuencias negativas para Paulo Bernardo del cuadro encarnado y Juan Miguel Latasa del merengue que se perdieron la final por sanción. Sus sustitutos fueron Henrique Araujo y Pablo Rodríguez. Además, Raúl también cambió al portero y al igual que ante el Inter de Milán en cuartos jugó Luis López en detrimento de Toni Fuidias.
El choque comenzó con el conjunto encarnado monopolizando el cuero y el tempo del juego. Sin embargo el dominio no fructificó en ninguna ocasión de peligro. Poco a poco el Real Madrid se desperezó y con un estilo rápido y vertical empezó a llegar al marco defendido por Kokubo. En el minuto 8 los blancos ya cantaban gol de Pablo cuando en el último momento se cruzó Filipe Cruz y envió el balón a córner. En el 20' el protagonista fue Marvin al que le sobró un regate cuando tenía todo a favor para disparar a puerta. El origen de todas estas jugadas llevaban el sello de Arribas. Un futbolista de gran calidad, visión y una zurda primorosa.
Precisamente el jugador madrileño fue fundamental en el primer tanto merengue. En el minuto 25 puso un centro delicioso y medido a la cabeza de Pablo que batió a un Kokubo que se quedó con el molde. El delantero que estrenaba titularidad ya estaba tocado y tras el salto se rompió definitivamente, teniendo que abandonar el terreno de juego cojo. En su lugar regresó Jordi tras dos partidos de sanción por su expulsión ante la Juventus.
El gol no cambió la sintonía del partido que seguía con el Madrid como dueño del peligro. El Benfica lo intentaba a través de las bandas y con centros al área donde Chust y Pablo Ramón actuaban con contundencia y decisión, no dejando ni un centímetro a los delanteros encarnados. Cuando ya se vislumbraba el descanso, los pupilos de Raúl aumentaron la ventaja. En una rápida jugada por la banda derecha le llegó el balón a Arribas, el mejor de la primera parte. Arrancó en posición dudosa y se marchó hacia el área benfiquista hasta que decidió poner pausa a la jugada y esperar a sus compañeros. Con un temple magistral esquivó a su par y centró con la mala fortuna para Jocu que se metió el balón en su portería. 2-0 y jugadores a vestuarios.
El inicio de la segunda mitad fue una auténtica locura en sus primeros minutos. Luis Castro movió el árbol e introdujo dos cambios metiendo a Camara y Brito por Filipe Cruz y Jocu. En el 49' obtuvo premio en forma de gol de Gonçalo Ramos. Luis López realizó dos soberbias intervenciones pero no pudo con el tercer chut encarnado.
Sin embargo un minuto después los blancos volvieron a poner la ventaja de dos tantos en el marcador tras una rápida y excelente jugada de Marvin por la derecha que centró y Miguel apareció solo por la otra banda para batir a Kokubo. La vorágine se completó con el segundo gol benfiquista de nuevo con la firma de Gonçalo Ramos. El atacante, que ya ha debutado con el primer equipo, remató a placer un córner donde la zaga blanca no estuvo fina en el marcaje.
Los problemas físicos de Marvin y Miguel Gutiérrez,  que se marcharon con molestias, hicieron que Raúl cambiase el sistema para jugar con tres centrales a partir del minuto 65. Y a los dos minutos con la nueva táctica Pablo Ramón cometió penalti al derribar a Henrique Araujo. El capitán benfiquista Tiago Dantas tuvo la oportunidad de igualar el partido, pero Luis López con una gran estirada desvió la pena máxima. La siguiente jugada clave del encuentro la protagonizó en el minuto 74 el otro arquero al empujar y golpear con el juego parado a Arribas. Una acción que bien pudo ser roja para Kokubo y se quedó en amarilla.
En los momentos finales el Benfica tuvo dos duros rivales contra los que luchar: el Real Madrid con Luis López a la cabeza, y la maldición vigente de Béla Guttmann en forma de laguero. No pudo con ninguno de ellos. De este modo el Real Madrid lograba la primera Youth League de su historia con Raúl a los mandos. Un Raúl que ganaba títulos a raudales como jugador y empieza a lograrlos también como técnico.
Apasionado del balompié, me hubiese gustado ver en directo a las figuras de los años 30, 40 y 50. Gato y madridista, en mi primera visita al Santiago Bernabéu pude contemplar a Diego Armando Maradona.