Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Crónicas
1-4: El recreo de Benzema

1-4: El recreo de Benzema

Escrito por: Quillo Barrios4 marzo, 2017
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

El Real Madrid saltó al césped de Ipurua con la soga al cuello y mucha gente esperando tensarla. El empate contra Las Palmas fue como una catarsis previa al fin de los tiempos. Zidane se quedaba sin crédito y las opciones al título se tambaleaban con estrépito. Hasta en Barcelona celebraron el resbalón blanco como si eso borrase el 4-0 de París o la solvencia que venía demostrando el propio Madrid en Liga.

Ante el Eibar, un once sin Cristiano, Bale, Kroos y Marcelo, pero con el fondo de armario reclamando protagonismo con el volcán en erupción. Aquí no se esconde nadie. Zidane puso a Asensio, James Rodríguez y Lucas cerca de Benzema, y el Madrid convirtió el patatal de Ipurua en una pista de baile. La primera media hora fue portentosa.

Tardaron poco en encontrarse Benzema y James. Cuando lo hicieron, fue como un flechazo. Demostraron su química en el 0-2 y el 0-3. Gol y asistencia. Asistencia y gol. El orden de factores no altera el producto. Sólo hay más química cuando se juntan Ryan Gosling y Emma Stone. Zidane sonreía en el banquillo y Marcelo se abrazaba con James mostrando sincera alegría. El Real Madrid era un ciclón la tarde en la que todos vislumbraban lo contrario.

Iluso de mí, pensé que el 0-3 vendría acompañado de buenas palabras y alegría, pero el madridismo y el entorno siempre tienen algo malo que decir. En esta ocasión fue que sin Cristiano, Marcelo y Bale el equipo juega mejor. Confundimos solidaridad con brillo y luego te plantas ante el Bayern y rezas porque aparezca lo segundo en los momentos en los que lo primero apenas llega para saludar con educación. Si algo bueno tiene este Real Madrid es que cuenta con futbolistas de todo tipo, desde obreros hasta estrellas mundiales, capaces todos ellos de dar sentido a la idea de Zidane y a ese fondo de armario del que tanto presumimos. Ante rivales de un escalón inferior puedes permitirte el lujo de reservar figuras y que te salga bien, pero eso no te valdrá cuando suene el himno de la Champions League en cuartos o semifinales.

En medio del tibio debate, Marco Asensio. En silencio, como siempre, el ex del Mallorca irrumpió con clase, de menos a más, adueñándose del encuentro con esa prodigiosa zurda que guarda tantas tardes para el recuerdo. El futuro es suyo, pero él lanza algún que otro trailer en prime time cuando tiene la oportunidad. Un centro aquí, un regate allá, una acción individual por ahí y, si se descuidan, un gol. Ante el Eibar, el 0-4. Quiso dárselo segundos antes a James, pero el destino le había reservado una sonrisa protagonista. Marcó a portería vacía, aunque el remate no era tan fácil como puede parecer.

Con todo resuelto y el madridismo pendiente de Nápoles, Zidane dio entrada a Mariano, Kovacic e Isco por Benzema, Modric -aplaudido en su salida- y James, cuya zurda es el amor platónico del 99% de futbolistas. El Real Madrid sigue dependiendo de sí mismo para ganar la Liga, pero ahora toca mirar a Europa, territorio ya conquistado.

LAS NOTAS.

Keylor Navas (6): Apenas tuvo trabajo.

Danilo (6'5): Completó un buen encuentro, aunque falló en el 1-4.

Pepe (6'5): Muy serio en todo momento.

Sergio Ramos (6'5): Sin problemas.

Nacho (6'5): Está a un gran nivel.

Casemiro (6): El partido más cómodo de la temporada.

Modric (6'5): Tarde plácida y descanso anticipado.

Asensio (7): Brilla mucho para lo poco que juega.

James (7): Tiene esa facilidad para enamorar...

Lucas Vázquez (5'5): No tuvo su mejor tarde.

Benzema (8'5): Marcó dos y regaló otro. Uno de sus mejores partidos de la temporada.

Mariano (5'5): Lo buscó sin suerte.

Kovacic (6): ¿Y si llega a entrar su maradoniana jugada?

Isco (6): Está de dulce y lo sabe.

Quillo Barrios
Pucelano de nacimiento y amante del Real Madrid. Asegura tener la virtud y el defecto de decir siempre lo que piensa. Siempre situará a Zinedine Zidane por encima del resto. Mourinhista, no cree en la objetividad y sueña con ver a su equipo levantar otras diez Copas de Europa. @quillobarrios

17 comentarios en: 1-4: El recreo de Benzema

    1. Estoy de acuerdo Froilo.

      Quillo has estado un poco tacaño, luego nos quejamos los castellanos de que nos llamen secos

      La defensa, sin alardes y gol a parte, segura y resolutiva.

      Gran partido de todos los chicos, HALA MADRID HIJOS DE PUTA