Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Crónicas
1-3: La necesidad de un click

1-3: La necesidad de un click

Escrito por: Ramón Álvarez de Mon17 agosto, 2019
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

El Madrid necesitaba la victoria más de lo que ha necesitado un resultado positivo en un partido liguero en agosto. A veces es necesario empezar por el resultado para que acabe llegando el juego. La temporada anterior demostró, en su inicio, que el desacierto ante el gol acaba derrotando al buen juego. Por ahí empezó a morir el proyecto de Lopetegui. Además, la derrota del Barça posibilitaba que una victoria hiciese olvidar una pretemporada que, como bien dijo Valdano, se escribe sobre arena con la endeblez y caducidad que ello conlleva.

Para afrontar el primer partido, Zidane dispuso un once que bien podría haberse formado la pasada temporada. La mayor revolución la encarnaba Gareth Bale. Las lesiones impedían más novedades, pero vistos los nombres poco había que reprochar.

El Madrid inició con energía y atención. De hecho, ambos atributos le acompañaron todo el encuentro. El partido le regaló que su primera ocasión se transformase en gol. Bale hizo una jugada extraordinaria por la izquierda driblando doblemente a su par y sirvió un centro que bien podría haber rematado Vinícius si Benzema no se hubiese adelantado. 0-1.

El Madrid, entonces, guardó ese gol como si fuese un tesoro y reculó unos cuantos metros esperando una contra que pudiese sentenciar. Lo cierto es que el equipo apenas sufría y las dos ocasiones más claras fueron para los visitantes. En la primera, Modric aprovechó una brecha celtiña para acercarse y disparar, pero un gran Blanco logró rechazar el disparo. La segunda fue a cargo de Bale tras asistencia de Benzema, pero de nuevo el meta gallego se impuso. En el 45', un error de Odriozola hizo temer lo peor, pero el VAR anuló el tanto de Brais por fuera de juego y el lateral vasco pudo respirar.

La salida del Celta en la segunda parte permitió ver al mejor Courtois. El portero belga estuvo inexpugnable, especialmente al rechazar un remate de cabeza a bocajarro. Para entonces el Madrid jugaba con 10 por expulsión directa de Modric en interpretación, en mi opinión, excesivamente rigurosa de la nueva normativa que penaliza las entradas por detrás sobre el talón de Aquiles.

El Madrid pareció rebelarse y Kroos conectó un disparo que entró por la escuadra de la portería local. Golazo. El segundo gol supuso un click para el Madrid, que empezó a desplegar un fútbol de enorme categoría mediante la asociación de sus mejores peloteros. El 0-3 fue el mejor ejemplo: la asociación entre Benzema, Isco, Marcelo y Kroos dejó a Lucas solo. El gallego fue profeta en su tierra y sentenció.

El gol celtiña en las postrimerías del partido, ayudado por la euforia ofensiva madridista, ya no cambió nada, excepto la estadística de goles encajados para tristeza de un enorme Courtois.

Asesor fiscal autónomo. Soy socio de La Galerna y colaboro en Radio Marca. @Ramon_AlvarezMM

58 comentarios en: 1-3: La necesidad de un click

  1. Que mal todo todo mal muy mal...en pretemporada....jajaja...es ahora cuando hay que ganar y ganar y volver a ganar a los agoreros les digo que en agosto no se gana nada y que lo importante empieza hoy y no ha ido mal del todo amigos hay que tener paciencia y ya estamos 3 por encima del Varza algo es algo