Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Crónicas
0-5: A cuartos de final sin sobresaltos

0-5: A cuartos de final sin sobresaltos

Escrito por: F. Alcalá-Zamora14 enero, 2024
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

El Real Madrid femenino derrotó con mucha placidez al Real Betis Balompié en los octavos de final de la Copa de la Reina. Los goles de Athenea del Castillo, Sandie Toletti, Linda Caicedo, Caroline Møller y Freja Olofsson permitieron al equipo de Alberto Toril acceder a la siguiente ronda en un partido sin sobresaltos, dramas ni sufridas remontadas para las blancas.

 

¿Qué tipo de partido ha de salir para que, llegados al 80' de juego, una centrocampista de contención con la soltura y fluidez de un tractor John Deere pise área, lance un trallazo a la escuadra y se anime a celebrar su gol haciendo una acrobacia? Por primera vez en mucho, mucho tiempo, el Real Madrid completó noventa minutos con la tranquilidad soñada por cualquier aficionado. Gol tempranero, superioridad en todas las facetas y control del ritmo de juego para gestionar la ventaja en el marcador. Aunque se trataba de una eliminatoria de Copa de la Reina a partido único y fuera de casa, la sensación siempre fue más cercana al típico encuentro de pretemporada. Nada que ver con las sesiones de tortura que venían sucediéndose.

Betis Real Madrid femenino

La última, remontada agónica ante el Madrid CFF con goles en los minutos 95' y 99', permitió al Real respirar en liga al reencontrarse con la sensación de la victoria. El primer partido de 2024 había sido malo una vez más, pero el chute de euforia propio de ese final con marca registrada quizás sea lo que este Real deprimido necesitaba para afrontar un enero de exigencia máxima. La segunda prueba, gracias al Betis, serviría para seguir cogiendo inercia positiva. Y es que el equipo verdiblanco, a pesar de contar con María Pry de vuelta en su banquillo, sale de cada verano más debilitado que como lo inició. Abonadas a los fichajes de perfil bajo, su nivel medio da para mantenerse en Liga F y no mucho más.

En esas, incluso un dubitativo Real Madrid parece un transatlántico. Alberto Toril apostó de inicio por un 4-4-2 sin descansos de titulares, a excepción de una Olga Carmona que se quedó en Madrid, y se encontró con un entramado local de cinco defensas y cuatro centrocampistas que naufragó a todos los niveles. Mientras Tiffany Cameron, su única punta, se desesperaba en un islote abandonado, sus compañeras defendían atrincheradas cerca del área… y ni así consiguieron achicar espacios. En un abrir y cerrar de ojos, en la primera ocasión del partido, Sandie Toletti encontró a Athenea del Castillo en la frontal. La cántabra confió en su pie izquierdo y encontró rentabilidad: su disparo viajó hasta la escuadra de Malena Mieres, poniendo al Madrid en ventaja para ser dueño de su destino.

Athenea Betis

Si bien el control total no terminó de traducirse en ocasiones de gol –tampoco consiguió generar peligro el Betis, limitado a intentar sorprender a Misa Rodríguez desde Cuenca– la insistencia de Oihane Hernández con sus continuas internadas por el costado tuvo premio al borde del descanso. Un centro suyo servido al segundo palo fue domesticado por Linda Caicedo, regateó para provocar la entrada a destiempo de Natalia Montilla y la pena máxima fue resuelta con aplomo por Toletti para irse a la pausa doblando la distancia en el marcador.

En la segunda parte, con todo bajo control, llegó la gestión de minutos mediante un carrusel de cambios en el que, una tras otra, fueron recibiendo descanso Athenea, Naomie Feller, Teresa Abelleira, Sofie Svava y hasta Kathellen. Llegados al tramo final de partido, el conjunto andaluz terminó de desfondarse, lo que se tradujo en espacios y segundos de oro con el balón en los pies sin presión para las madridistas. En el 70' encontró la libertad Caicedo, sola en la frontal; la colombiana levantó la cabeza y disparó seco firmando otro golazo directo a sus highlights de YouTube. De la celebración salió renqueante y pidiendo el cambio, pero incluso en eso cayó cara la moneda: falsa alarma.

Finalmente, fueron las nórdicas Caroline Møller y Freja Olofsson quienes pudieron sumarse a la fiesta para redondear la goleada. A pesar de superarse el minuto 80' y de haber sido cambiada de banda, Oihane mantuvo en marcha su locomotora particular para regalar una asistencia a Møller, que se lanzó al césped en estirada para batir por bajo a Mieres. Y, como colofón, tras el saque de centro llegó el momento de la sueca Olofsson. Ni corta ni perezosa y cargada de confianza, no dudó en conectar un derechazo en dirección ascendente, muy pegado al palo corto, en cuanto pisó área. Su gol puso el 0-5, la eliminatoria estaba resuelta y, por qué no, debió pensar, era ahora o nunca: allá que fue a atreverse con una celebración acrobática.

 

Getty Images

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tweets La Galerna

El 2 de marzo de 1928 nació José Luis Pérez-Payá, futbolista del @realmadrid entre 1953 y 1957. Hoy habría cumplido 96 años.

Con la camiseta blanca ganó dos Copas de Europa, dos Ligas y dos Copas Latinas.

Tras analizar la portada de @superdeporte_es, llegamos a la conclusión de que no hay vacuna para el palurdismo.

El #Portanálisis

👉👉👉https://bit.ly/3Tj7AaT

El Madrid republicano venció en Mestalla en marzo de 1936. Desde entonces, tuvieron que pasar casi dos décadas para que el @realmadrid volviese a ganar un encuentro liguero en el estadio valencianista.

Pieza histórica de @albertocosin

👇👇👇

homelistpencilcommentstwitterangle-rightspotify linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram