Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Crónicas
0-3: Luka Modric no merecía esto

0-3: Luka Modric no merecía esto

Escrito por: Quillo Barrios23 diciembre, 2017
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Jugó tan bien Luka Modric, especialmente en una primorosa primera mitad, que el 0-3 duele más si cabe por él. Porque uno ha vivido tantos días de fútbol que aprende a sentir empatía por aquellas que lo merecen. Modric, cuyo inicio de temporada fue algo tibio, no merece esta trágica bajada de telón. Su partido ante el Barcelona, tampoco. Arrancó entusiasta y con brillo y lo acabó corriendo desesperado intentando maquillar la imagen y el resultado de un equipo a la deriva que vive de gloriosos recuerdos como si tuviera miedo de mirar al futuro.

Es inexplicable, o no tanto, la caída que ha tenido el Real Madrid en la segunda parte del Clásico. Aunque, bien mirado, es fiel reflejo a lo que viene sucediendo en 2017. En agosto el equipo arrolló a sus rivales, apuntó alto, se mereció estar en las quinielas de todo una vez más. Pero se cayó. Poco a poco, sin hacer ruido porque los títulos amortiguaban la caída. Pero también sin pausa. Y llegó el desplome. Un desplome suavizado por la conquista del Mundial de Clubes, aunque recrudecido en el encuentro en el que el Real Madrid más se jugaba. Todos hubiéramos cambiado el torneo ganado en Abu Dhabi por una victoria en el Clásico. Todos. Por el valor futbolístico y emocional.

Y es que, como decía, el comienzo del choque fue bueno. Presión alta, con los laterales instalándose en campo contrario y Modric liderando un fútbol alegre y convincente. Kovacic, de más a menos, se adaptó rápido a lo que pretendía su compatriota dentro del terreno de juego. Messi no apareció y el Real Madrid creció conforme fueron pasando los minutos. Sólo algún susto en ataques culés aislados inquietaron al madridismo. El problema estaba arriba, donde Cristiano no encontró la tecla y Benzema, más allá de un muy buen remate al palo, volvió a mostrarse indolente. La pitada que se llevó en la segunda mitad fue más por lo segundo que por lo primero. El Bernabéu perdona un mal partido, pero nunca una pobre actitud. Zidane deberá tomar decisiones drásticas en 2018, ya que parte de esta caída libre viene dada por el proteccionismo hacia ciertos jugadores, algo que ya acabó con Ancelotti hace no demasiados años. Si el Real Madrid quiere regresar a lo que fue debe mirar al mañana más que al ayer.

Al descanso se llegó con 0-0, pero la sensación de que la superioridad blanca acabaría trasladándose al marcador. No fue así. Fue todo lo contrario. En la segunda mitad no existió el Real Madrid. El Barcelona, contemplativo durante cuarenta y cinco minutos, olió la sangre y, como suele ser habitual, no lo desaprovechó. Subió líneas y destrozó a un rival que no supo reaccionar. Luis Suárez firmó el 0-1 y Messi, de penalti cometido por Carvajal con expulsión incluida, clavó el 0-2. Uno menos y resultado adverso. Fin del partido a falta de un buen rato. Al Bernabéu se le congeló hasta el enfado. El silencio se apoderó del escenario y pareció anestesiar un final tan tétrico como doloroso. No merecíamos acabar 2017 así y no merecía Modric hincar la rodilla tras un partido en el que casi se viste de héroe.

En la última acción, y como si de un chiste malo se tratase, Aleix Vidal puso el 0-3 y el Bernabéu se vació. Urge cambiar cosas y dejar de poner paños calientes. Hay que fichar en enero -preferiblemente un delantero de nivel- y olvidar los proteccionismos, que nunca acaban bien. No puede permitirse el Real Madrid estar a catorce puntos del líder más mediocre de los últimos años. Y de esto poca culpa tienen Villar o Arminio. Perdónanos, Modric.

Quillo Barrios
Pucelano de nacimiento y amante del Real Madrid. Asegura tener la virtud y el defecto de decir siempre lo que piensa. Siempre situará a Zinedine Zidane por encima del resto. Mourinhista, no cree en la objetividad y sueña con ver a su equipo levantar otras diez Copas de Europa. @quillobarrios

17 comentarios en: 0-3: Luka Modric no merecía esto

  1. "No puede permitirse el Real Madrid estar a catorce puntos del líder más mediocre de los últimos años. Y de esto poca culpa tienen Villar o Arminio."

    Sin los arbitrajes sufridos de los súbditos de Villar y Arminio no estaríamos a catorce puntos.

    Otra cosa es el partido de hoy y efectivamente hay que cambiar cosas.
    Benzemá necesita banquillo sí o sí, entre ellas.