Conspiranoias

16

Nunca habría dicho que la prensa deportiva española tuviera un equipo de fútbol favorito por activa (aprecio) o por pasiva (malquerencia), pues tal cosa requiere para empezar cuando menos la mitad más uno, y para terminar una persistencia superior a este año o el pasado, digamos un lustro como mínimo, y mejor una década. Además, si el objeto de malquerencia fuese el Real sería absurdo que tantos articulistas y comentaristas sintieran repulsión ante el equipo más laureado del país.

En mis años mozos cabía afirmar -como los culés hasta la Transición- que el Madrit ganaba con trampas, aprovechando el centralismo dictatorial; pero desde 1978 nada análogo cabe alegar, y si el sentimiento predominante en los media deportivos fuese antimadridista estaríamos ante un absurdo objetivo, indicador de móviles subjetivos no tanto absurdos como moralmente chungos, ecos de un resentimiento que detesta el mérito en general. Aunque dicha actitud existe innegablemente, y hace un par de milenios desea convertir a los primeros en últimos, quizá siga siendo conspiranoia infundada alegar que domina nuestra prensa deportiva.

¿O no? Cordial siempre, Alfredo Relaño me ha invitado dos veces a cenar, y en ambas le sorprendió que no deteste “visceralmente” a Florentino, y tampoco sea un hincha merengue incondicional, como los del Betis o el Atleti. Hoy, gracias a Google, compruebo que hasta cinco periódicos nacionales dan por seguro que Lopetegui “está fuera”, pase lo que pase en el Clásico, y la conspiranoia se me torna algo menos inverosímil.

En efecto, lo que le pasa al Real puede imputarse a directiva y jugadores, solo en muy remoto lugar al míster, que desde su llegada chilla sin pausa “¡presionad!”. Pero omitirlo es sin duda lo más capaz de desestabilizar al conjunto; todos saldrán perdiendo si el proceso recomienza con otro, y recuerden las invectivas y burlas con las cuales fue recibido Zidane.

Acaba de venirme a la memoria otro joven periodista, Castaño, que tras ver eliminada a la Juventus de penalti se sintió lo bastante contrariado como para negar lo justo de esa sanción, y añadir que el Madrid había ganado “cobardemente”. Sin embargo, solo el Madrid atacó tras ver igualada la eliminatoria, y cuando Isco comentó cuán distinta era “la vara de medir”, su respuesta fue todo menos revisar el criterio expuesto. Al contrario, le recriminó que devolviese con “ingratitud” el favor de “haberle tratado tan bien”, entendiendo por ello sus sugestiones de echar a Zidane por no alinearle.

Minutos después de terminar el partido con los checos, Marcelo se negó a comentar “los rumores” sobre Lopetegui, y ante la insistencia dijo algo parecido a “no sé por qué siempre me pones mal, quizá sea envidia, no saber jugar al fútbol o cualquiera sabe”. La respuesta fue repetir hasta cuatro veces: “¿Por qué me faltas al respeto llamándome envidioso?”.

Este anodino episodio se convirtió en centro del post partido en el canal retransmisor, cuya directora sugirió ”tomar medidas” contra agresiones a “los medios de información”, como si las cuentas particulares de Marcelo y dicho periodista fuesen asimilables al pintoresco delito de odio. Fue esa la gota que colmó mi vaso de confianza en la ecuanimidad de la prensa, fundada en el convencimiento de que las conspiranoias son memeces, pues alguna excepción confirma la regla, y la empanada de asuntos recién mencionados podría sugerirlo.

Los mismos medios que preconizan no recurrir a la figura del entrenador como cabeza de turco, tratándose del Leganés, el Almería o el Depor, se permiten en el caso madridista no solo el consejo inverso, sino profetizar sostenida y unánimemente el cese del actual. Pero si no se trata de animadversión “visceral”, dispuesta a detectar cobardía en el arrojo, o robo ante un penalti flagrante, ¿acaso piensan los expertos que echar al míster contribuye a enderezar la mala racha de resultados?

Prefiero dejarlo en pregunta, recordando de paso por qué los gremios se vieron sustituidos por sindicatos, al progresar materialmente el mundo. Los gremios mandaban de modo indirecto aunque inapelable sobre los precios fijando cuotas de producción, número de empleados en cada taller y, sobre todo, excluyendo cualesquiera innovaciones no autorizadas por ellos. Desde 1625, y en Inglaterra, ese control férreo empezó a relajarse dando paso a la empresa moderna, articulada sobre todo en proteger las innovaciones con un derecho de patentes, y en recobrar la libertad de contratación.

¿Les interesa saber cuál fue el golpe de gracia a sus pretensiones de monopolio? Fue recordar que el derecho romano prohibía la colusión –el contrato en perjuicio de terceros-, ir mostrando cómo el gremialismo iba de una colusión a otra. Cuando se sugiere que Marcelo desafía la corrección política ¿no les suena el asunto a cierto gremio en trance de denunciar a un empresario levantisco? He ahí que los empresarios ganaron; pero la tropa dispuesta a parasitar derechos adquiridos sigue reagrupándose aquí y allá.

16 COMENTARIOS

  1. Cuanto razón tienes. A nadie nos extraña que a Relaño le sorprenda que alguien no odie visceralmente a Florentino, porque él piensa que es razonable en su odio, y que todos deberían sentir lo mismo. Es un pobre hombre, y la verdad es que yo hace tiempo que dejé de discutir de conspiranoias, porque acepté que si no la hay, se le parece bastante.

  2. Una caída más en su largo viaje a Damasco, don Antonio. Todavía falta alguna más, una que desmonte, por ejemplo, ese “en mis años mozos cabía afirmar -como los culés hasta la Transición- que el Madrit ganaba con trampas, aprovechando el centralismo dictatorial”.

  3. Dicho lo dicho, no hay mas que hablar… Que los jugadores y demás solo contesten las preguntas que quieren y ya. A las demás, que les pongan cara de chulos, como hacia Ronaldo, y digan, Hala Madrid. Si no te gustaesa respuesta, es que a mi no me gusta tu pregunta… (tenemos de ejemplo el famoso pique entre J.Pedrerol y Luis Enrique en una entrevista cuando este era jugador…
    Y hablando de conspiranoias… la prensa alabando y defendiendo a Luis Enrique (cuando habian dicho que no tenia nada de madera para entrenar al Barcelona), para enmierdar a Lopetegui, es patético. Patético y ridículo… En serio, yo creo que a ellos les debería dar algo de pena, no??? En serio se creen lo que dicen???
    Saludos.
    Saludos.

  4. No sé si conspiraciones, pero una utilización maliciosa de la imagen del Madrid para mantener el negocio de los medios, me parece que es innegable.
    No sé si hay colusión entre ellos, porque no dejan de ser competidores, pero me parece evidente que todos tienen claro que cuanto peor le vaya al Madrid, más atención a los medios, más ventas y más “pinchazos”.
    Entre los que interrogaron a Marcelo, se encontraban todos los que hacen la información diaria del Madrid en cada medio. Les ví en TV formando un corro acusador que sometía al brasileño a un “hábil” interrogatorio. Salvo uno, Mario Torrejón, todos los demás, empezando por el ofendidísimo Burgos, son declarados antimadridistas, o no seguidores del Madrid. Meana, Burgos, Miguelito, Herraiz, Lama … Este llamativo fenómeno no se produce con ningún otro equipo.
    Los periodistas que hacen la información diaria de los intensos del Wanda, son todos seguidores del club colchonero. ¿Se imaginan en Can Barça a algún merengue o periquito haciendo la información del Barça? La propia “lógica” que se sigue en aquella esquinita, expulsaría al disidente. O eres del Barça o fuera de aquí…
    En Valencia, en Sevilla, en La Coruña, los periodistas que siguen la información de los respectivos equipos locales, son seguidores del equipo sobre el que informan.
    En todos los casos, la información suele ser mucho más amable con el equipo local, que lo que sucede con el Madrid. Y en todos los casos, tienen en común que el “enemigo” es el club merengue de la capital.
    Esta situación es conocida por los lectores de La Galerna. Pero el común de los consumidores de información deportiva, sigue dando por bueno que si se habla más del Madrid que de todos los demás equipos juntos, es porque “la mayoría de la prensa es madridista”, cuando lo que sucede es que si se habla o escribe más del Madrid, es porque es lo que más vende, y si es para mal, mejor todavía.
    No creo en conspiraciones, por lo menos en este caso. Lo que sí creo es que se ha llegado a una situación en la que el interés de la mayoría de los medios está en que al Madrid le vaya mal. Por eso, en caso de incendio, acuden con gasolina a reavivarlo.
    Caso a parte es el de Relaño y el grupo informativo al que pertenece, que se vio cerca de controlar el club, y Florentino lo impidió. Desde entonces Florentino es un enemigo al que abatir, y no me sorprende que se extrañe de que otras personas no detesten “visceralmente” a Florentino.
    Otros detestamos visceralmente a los devoradores de croquetas.
    Saludos.

    • Detesto visceral e intelectualmente a Relaño, no leo su panfleto desde hace años ni he “pinchado” nunca en su página web pero, adoro las croquetas. Sobre todo, las que hacía mi abuela y las de gambas y marisco del Restaurante Alameda de Pontevedra. ¿Por qué me detestas visceralmente, Cillios? ;-D

      • Detesto a los devoradores de croquetas a los que se les escurre su contenido por la comisura de los labios, porque están pensando ya en devorar la siguiente.
        Y sí, tengo en la cabeza la imagen de un señor orondo, barbado y con gafas.
        A mí también me gustan las croquetas, pero con moderación, y según cuáles.
        Saludos.

    • En Barcelona esta claro que exigen juramento de fidelidad a la causa culé si quieres ser periodista de la información del barcelona,puedes ser de otro equipo no puntero y del Barcelona. Está el caso de Quim Domenech que es del Sabadell y culé acerrimo o Cristina Cunero,socia del Español pero que también hace la información y tiene varios contactos entre jugadores y directiva.

  5. Bastante de acuerdo salvo en que antes de la transición se pudiera decir que había componendas para que ganase el Real Madrid. Basta ver que equipos ganaban la liga y la copa desde la república hasta la llegada de Di Stefano. El Real Madrid cero títulos.

  6. Como ejemplo el 4-0 sufrido por el equipo del pueblo, es tratado en la prensa como un pequeño accidente, cuando todos sabemos, que ese mismo resultado, cosechado por nuestro equipo, hubiese supuesto titulares, grandilocuentes, como por ejemplo ” Caos total” “Ridículo blanco” u otros de corte parecido.
    Supongo que hemos de vivir con eso, y como consejo, recomiendo guardar los ejemplares de Mundo Deportivo y Sport, o incluso de As, cuando el Madrid gana una Champions tras otra, y al pasar las páginas de dicha prensa, podéis observar que corran bilis envidia y rencor, para regocijo del madridista que lo lea…….
    Hala Madrid, vuestro odio nos hace más fuertes !

  7. Don Antonio, la grandeza le obliga soportar momentos como los cercanos al croquetas, la misma grandeza, le acerca mucho más a los suyos, los míos, de los cuales es ejemplo, ……, en resumen, todo mi afecto, …… 🙂

  8. Estoy muy de acuerdo con lo que escribe el Dr.Escohotado, estamos pasándo un momento muy malo de la prensa deportiva, con una falta de profesionalidad muy grande, salvo alguna excepción, sólo hace falta ver Estudio Estadio, para comprobar que pagados por todos los españoles, sólo van forofos, entre ellos el Sr Miró, que no es profesional de la comúnicación, ( Con los que hay en el paro) y periodistas como Matallanas, que dice que el escribe por sus informaciones pero no dice que las confirma,, en fin con un director que no le hacen ni puñetero caso, lo del otro dia de Brotons, era para decirle que se fuera, pero en fin los favores se tienen que pagar, pues si esto lo tenemos pagados por nosotros, que no ocurrirá en la prensa .

  9. Bienvenido al club por la parte que me toca, porque siempre me han llamado conspiranoica….y no me importaba, tengo claro que hay una persecución mediática contra el Madrid….no sé si orquestada, pero existir, existe…

    Yo pienso que casi todo obedece a la envidia que nos tienen y a la abundancia de antimadridistas en el periodismo deportivo….lo que mismo que en el mismo siempre ha habido muchísimos más hombres que mujeres, al contrario que en el del colorín en el que tradicionalmente ha habido más mujeres..

    Que el señor de las croquetas tiene fijación y odio enfermizo a Florentino es evidente….las razones no las puedo demostrar…pero las pruebas están ahí día sí, día también…lo que también parece es que este gremio a pesar de estar bien organizado y ser de lo más corporativista está en proceso no sé si de descomposición pero sí de cambio absoluto por las RRSS y algunos morirán por no saberse renovar…

    Y sobre el asunto de Marcelo entiendo que el periodismo deportivo coja el rábanos por los hojas y se quede con que Marcelo les dice que les tienen envidia a los futbolistas por no jugar al fútbol…cuando esencialmente les dijo que querían hacer daño…cuando le preguntaron porqué decía eso fue cuando dijo yo que sé, a lo mejor nos tenéis envidia porque no jugáis al fútbol…y entonces en vez de preguntarse si tienen razones objetivas los jugadores del Madrid para pensar que el periodismo deportivo les quiere hacer daño, se quedan con esa tontería de la envidia porque es mejor hacerse las víctimas y dar la vuelta a la tortilla que cuestionar su profesionalidad…..

    Estoy con Marcelo, no sé si por mi mente conspiranoica o qué, pero tengo claro que el periodismo deportivo español busca hacer daño al Madrid…y no es un medio en concreto, lo son todos….luego podremos salvar a algún periodista concreto, pero la generalidad es una doble vara de medir que tienen muy descarada, una para el Madrid y otra para el resto de equipos….

    Saludos y ¡Hala Madrid!

  10. Pues nada esta todo dicho , yo solo puedo animar desde aquí a no comprar nada de lo que publique el GRUPO RISA y la pena es que si queremos ver al Real tengamos que ser de esa plataforma que lo retransmiten , si no ni eso ,espero que esta corriente se pase, si le pediría a Florentino es un escarmiento con alguno de eso que se llaman periodistas de los que cubren la información del Real

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escriba su comentario
Por favor escriba su nombre aquí