Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Portanálisis
¿Ya se ha acabado la Liga?

Portanálisis: "Una mirada irónica sobre la prensa deportiva diaria"

¿Ya se ha acabado la Liga?

Escrito por: La Galerna16 septiembre, 2018
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Buenos días. El Barcelona ganó ayer de aquella manera a la Real Sociedad y el Real Madrid no pudo pasar del empate ante el Athletic de Bilbao en un partido vibrante en el que el portero del equipo local fue la gran figura del choque. Ambos resultados sirven para que los culés cojan una pequeña ventaja de dos puntos, aunque, viendo las reacciones de la prensa y de algunos seguidores madridistas en Twitter, cualquiera diría que la Liga acabó anoche.

En Barcelona ya usan las exclamaciones y ven a su equipo despegar. Ganaron, como hace semanas en Valladolid, aprovechando un error del rival -en Anoeta, de hecho, fueron dos- tras un partido ramplón, plano, gris. Es lícito ganar así y más en una competición de 38 jornadas donde cada punto cuenta, ya sea jugando de maravilla o haciéndolo entre regular y mal y fiándolo todo al portero y que pase algo arriba. Sólo pedimos que no nos vendan una diferencia que no hay, ya que, la realidad, más allá del doloroso traspiés de anoche, es que el Real Madrid sí presenta un libro de estilo reconocible, atractivo y con recursos. Una lástima que los amantes del juego y la belleza del fútbol se hayan vuelto resultadistas, esa palabra tabú que hace años utilizaban para masacrar a los madridistas que celebraban algún 0-1 en un mal partido.

Hablando de madridismo, hay un sector que merece capítulo aparte. Ayer hubo fallos, sí, especialmente atrás, donde nos está costando encontrar regularidad, sí, y quizá hubiera sido más lógico meter a Mariano en vez de a Lucas Vázquez, sí, pero de ahí a generar el primer gran incendio de la temporada, pedir casi responsabilidades, dar por cerrada la Liga y entrar en cólera va un trecho grande. Sería bueno pararse un momento, reflexionar, repasar lo sucedido y, más allá de profundizar en los fallos -que, repetimos, los hubo, y algunos fueron importantes-, reconocer que, especialmente en la segunda mitad, el Real Madrid jugó un muy buen partido, pero se topó con una actuación portentosa del portero del Athletic de Bilbao y con una noche aciaga en ataque.

Dicho esto, creemos, incluso tras el pinchazo, que este es el camino a seguir. Habrá que mejorar muchas cosas y dejar de cometer ciertos fallos, pero el equipo sabe a lo que juega y lo ejecuta bien. Tengamos paciencia por una vez, que para las guadañas y los juicios ya están otros siempre alerta.