Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Portanálisis
Ya no hay hambre en el mundo

Portanálisis: "Una mirada irónica sobre la prensa deportiva diaria"

Ya no hay hambre en el mundo

Escrito por: La Galerna7 enero, 2018
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

El Barcelona hizo oficial este sábado el fichaje de Coutinho. Lo hizo a las 20:00. A las 20:05, varias ONG anunciaron que se había acabado el hambre en el mundo, no como cuando el Real Madrid fichó a Cristiano Ronaldo. En esa época, el hambre se extendía a todos los rincones del planeta y el dinero para la vivienda escaseaba más que nunca. Qué horrible delito cometió Florentino Pérez fichando al portugués con la de gente que no tenía para llegar a fin de mes. Ahora todo el mundo llega sobradamente a fin de mes y hasta los parados cenan marisco dos veces por semana. No lo dice Sor Lucía Caram, pero lo piensa. Total, 120 millones -más cuarenta en variables- no son nada. Y el dinero está para gastarlo.

Es sorprendente lo que ha cambiado el cuento en pocos años. Ya no hay lecciones morales ni preocupación por las cantidades que se invierten en el fútbol. No lo hay porque el Real Madrid no ha protagonizado un traspaso de gran envergadura. El día que lo haga, el hambre volverá y la gente tendrá menos dinero que nunca. Porque el dinero que le falta a la gente es el que se lleva el ogro blanco. El hombre del saco.

En las últimas horas no hemos visto tweets de periodistas atacando al Barcelona por la inversión, ni tampoco al obispo de la Ciudad Condal escandalizado por lo que cuesta Coutinho. De hecho, hasta presumen del fichaje que ha cerrado el Barça. Ya no son cantera, ahora son cartera, y les parece sensacional. Lo único que cambia es una letra, por lo que no da para montar el pollo.

Ahora en serio, nos parece muy bien que el Barcelona haga con su dinero lo que le dé la real gana -siempre y cuando el límite salarial se lo permita-. Que gaste 120 y hasta 240 si le apetece. Lo que ya no nos parece tan bien es que al Real Madrid se le destrozase públicamente por invertir noventa millones por uno de los mejores futbolistas de la historia y ahora se aplauda la inversión blaugrana o se mire para otro lado cuando posiblemente gasten casi el doble en un jugador que, con todos los respetos, nunca llegará a ser Cristiano Ronaldo. Coutinho es muy bueno, pero no histórico.

No vamos a pedir que se ataque al Barcelona. No vamos a hacer demagogia aprovechando lo sucedido. Lo único que haremos será esperar -seguramente en vano- que en el futuro el Real Madrid reciba el mismo trato si decide emprender una aventura económica de gran calibre. Soñar es gratis. Fichar a Coutinho y Dembéle, quizá no tanto.

A todo esto, hoy juega el Real Madrid en Vigo. Sin Carvajal y sin Sergio Ramos, pero con la obligación de ganar para intentar reengancharse al tren de la Liga pese a que la meta esté cada vez más lejos. Dejemos el 'Culebrón Kepa' descansar unas horas y que Zidane hable única y exclusivamente de fútbol, no del mercado de fichajes como si él fuera director deportivo o agente en lugar de entrenador.