Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
Xavi Hernández: de Franco al azar

Xavi Hernández: de Franco al azar

Escrito por: Ismael Ahamdanech17 abril, 2020
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Tantos enemigos, tanto honor, dijo un día Ancelotti para defender a su amigo Arrigo Sacchi, quien, las cosas como son, había metido la pata hasta el fondo con unas declaraciones absurdas que tenían un tufo racista bastante desagradable. Yo no sé si en la defensa que hizo Carlo había un mar de fondo que los demás desconocemos o, simplemente, un amigo sacando la cara por otro, aunque este último hubiese dicho una estupidez. ¿A quién no le ha pasado alguna vez?

Pero el caso es que, una vez que Ancelotti pronunció la frase de marras, faltó tiempo para que los adalides de la libertad y las buenas formas pusieran el grito en el cielo porque era una expresión que empleaba Mussolini. Que antes, mucho antes, los romanos (supuestamente Julio César) ya la hubiesen utilizado y que, de hecho, el dictador no hubiera hecho otra cosa que copiársela fue lo de menos. Lo importante era que teníamos a un apologeta del fascismo que, además, cómo no, era en ese momento entrenador del Madrid. Dos y dos son cuatro y el Madrid ganó las copas de Europa gracias a Franco. Tampoco era de extrañar. Ya sabíamos entonces que en España todo el mundo era fascista, a excepción hecha de cuatro o cinco votantes de determinado partido político y de los nacionalistas periféricos, que no lo son por definición (qué ironía), digan lo que digan y hagan lo que hagan. Además, qué importa lo que dijeran los romanos, los godos o los carpetanos, si el antifascismo militante ha demostrado científicamente que la Historia (con mayúscula) empieza con Franco, Mussolini y Hitler.

Ahora bien, aquí no hemos venido a hablar de totalitarismo sino de su opuesto, la libertad absoluta, los viajes a Ítaca, la justicia que deja de ser ciega y no se entrega al azar, el deporte hecho belleza. Y de buen fútbol, el mejor que se haya jugado nunca. La asociación está hecha, no me cabe duda de que los lectores de La Galerna, inteligentes como son, la habrán visto de inmediato. Y si alguno no habitual se nos ha colado, doy otra pista para que no quede duda: el césped debe estar bien cuidado. En efecto, a mí también me ha pasado, mientras iba tecleando esas palabras no podía dejar de ver la egregia figura de Xavi y de recordar las últimas que él ha dicho, esas en las que afirma que el Barça no tiene la suerte que sí le sonríe al Madrid, que gana las copas de Europa no por merecimiento, sino porque en una partida de dados le sale el siete más que a sus rivales. Ojo, si el siete es Raúl o Cristiano Ronaldo, el demócrata qatarí no anda muy desencaminado. Y, todo sea dicho, sus declaraciones no deberían ser motivo de queja para los madridistas. Al fin y al cabo, hemos subido un peldaño en la consideración de los guardianes de la caja mágica que encierra todos los buenos valores que en el mundo hubo y habrá: ya no somos campeones gracias a Franco, sino al azar. Algo es algo; el Madrid no llega a ser tan sublime como los equipos que son buenos de verdad, pero al menos ya no es un trasunto del franquismo que utilizaba su dominio del viejo continente en los años cincuenta para que el Real ganase títulos europeos. En estos tiempos tan duros que nos ha tocado vivir, el aumento de estatus que Xavi nos otorga debería ser motivo de alegría para todos los madridistas de bien, aunque esos no sean muchos.

Y, para celebrarlo, me voy a permitir decir una cosa que creo que encierra una gran verdad: tantos enemigos, tanto honor. Pero, por favor, que quede bien claro que cito a Julio César y a nadie más, no vaya a ser.

Ismael Ahamdanech Zarco es escritor. Con su última novela, Los últimos Hijos de Príamo, ha ganado el I Certamen Literario Martín Fierro de Denuncia Social. Twitter: @ismaelaz76

8 comentarios en: Xavi Hernández: de Franco al azar