Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
What if...?

What if...?

Escrito por: Máximo Cogollos1 enero, 2016
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Escribo estas líneas tras el partido contra la Real Sociedad en el Bernabéu. La crónica deportiva del encuentro no me interesa especialmente. Lo que me interesa es lo que ha ocurrido alrededor del mismo; antes, durante y después.

Para titular este artículo robo la frase que encabeza una de las series clásicas de los adorados cómics de mi adolescencia. La traducción de la misma sería ¿Qué hubiera pasado si…? Era una forma de trasladar a los personajes clásicos de Marvel a situaciones temporales distintas a partir de un cambio en un punto de sus historias vitales. Lo que vendría a ser una ucronía. Esto dio lugar a algunos buenos guiones, propiciados por la libertad que obtenían los autores, liberados de las ataduras argumentales de las series regulares.

Las ucronías siempre han estimulado la imaginación de los hombres. No es difícil encontrar relatos o películas en que se suponen cambios en la Historia: nazis ganando la II GM, o Estados Unidos ganando la Guerra de Vietnam, se me ocurren como ejemplos. Diré más, no es raro que a nivel personal nosotros mismos hagamos un ejercicio de ello muchas veces a lo largo de nuestras vidas, preguntándonos qué hubiera pasado si hubiéramos hecho esto o lo otro.

Centrándome en lo que aquí interesa, intentaré hacer un ejercicio de whatifismo en un momento determinado de la moderna Historia del Real Madrid. La dimisión/cese de Mourinho. ¿Por qué?, podríais preguntaros. Pues porque creo que hay bastantes paralelismos entre la situación de Mou en su tercer año y la de Benítez en este momento. Sobre todo en cuanto al tratamiento que dan a Benítez desde la prensa.

benitez-mou

Bien, pues para este ejercicio necesito de vuestra imaginación y de eso que se llama "suspensión de la realidad", herramienta imprescindible en todo relato de ficción. Pongámonos en situación.

Tercer año de la Era Mou. El Madrid se enfrenta a un final de temporada complicado. En la primera etapa de la temporada los conflictos entre Mou y las vacas sagradas del vestuario, encabezadas por Casillas y Sergio Ramos ha provocado, junto con una sospechosa concatenación de errores arbitrales que favorecen al Barcelona, que la Liga esté prácticamente perdida en diciembre (Nota del autor: recordemos que desde Can Barça se pasaron la anterior temporada quejándose de los árbitros y se dio la famosa frase “Qué más quieres que te dé” de Villar a Rosell). La prensa está en pie de guerra contra Mou. Han recrudecido sus ataques contra el portugués. No sólo ha osado enfrentarse a ellos, sino que además, el muy insolente, ha osado ganar la anterior Liga estableciendo un récord de puntos y de goles, realizando en muchos encuentros un gran juego y brindando un muy buen espectáculo. Esto contradice todo lo que habían estado augurando durante la anterior campaña: esa vulgaridad de juego que provocaba el mal gusto de Mou. La última afrenta a los barones de estas Badlands en que se ha convertido la nouvelle prensa deportiva ha sido la suplencia de Casillas: el yerno-hijo-hermano-nieto predilecto, la reencarnación de Buda, Jesucristo, Mahoma, Gandhi y la Madre Teresa en una sola persona. De nada sirve alegar la mala forma deportiva en que se encuentra el portero: actuaciones en partidos como contra el Valencia y el Sevilla que cuestan puntos al Madrid. El hecho es que la versión de los barones es que se trata de una decisión por motivos personales. Entre dimes y diretes, insultos, menosprecios, ninguneos (a Karanka), mofas, persecuciones a un menor (hijo de Mou) se llega al último acto de la temporada.

Antes recordaré que se produce el famoso episodio del Asador. Se publica a toda página el siguiente titular: "O Mou o nosotros", lo que viene a ser un ultimátum en toda regla por parte de los dos capitanes del equipo a la cúpula del club, Florentino Pérez y Jose Ángel Sánchez. Hasta aquí, la historia real de lo que sucedió. Total, que cuando se certifica la temporada en blanco del Real Madrid, Mourinho anuncia su renuncia a los dos años de contrato que le quedan con el club. Fuegos artificiales, ríos de champán, risas, alegrías, aplausos y zapatetas en el aire se producen en las redacciones de las Badlands. Habían ganado la guerra. Lucifer huía derrotado y con el rabo entre las piernas. Encima, la pieza más codiciada, el verdadero premio, el auténtico enemigo a batir estaba más débil y su derrota más cercana. Este no es otro que Florentino Pérez, obstáculo poderoso que impide el control del Real Madrid por parte de los barones.

Ahora es cuando introduzco yo el What if…? ¿Y si en vez de que Mou dimitiera/cesara, Florentino le hubiera convencido para que se quedara y hubiera vendido/echado a los instigadores de la revuelta del vestuario? Quiero que lo supongáis y  que hagáis vuestro propio relato. Porque me parece que nos encontramos en el mismo momento. Porque aquella vez, como los aliados en la Conferencia de Berlín, compramos paz por honor y al final hemos obtenido guerra con deshonor. Y, finalmente, porque es de auténticos necios repetir el mismo comportamiento esperando que de esa manera la situación cambie.

 

Máximo Cogollos
Si tuviera que definirme utilizaría el término curioso. Un curioso y un madridista que se rebela contra el injusto trato al Madrid. Como pecado, confieso ser árbitro por casualidad.

10 comentarios en: What if...?

  1. hanrian dejado el equipo los jugadores que ese mismo año trajeron la décima. En el mercado además de Ozil, habrían estado Ramos, Pepe, Ronaldo y DiMa, la estrella habría sido Bale, quien si llega a brillar en algún encuentro pero tras tres temporadas no se ha vuelto el referente de equipo.

    En el camino habrían quedado dos de los mejores centrales, aunque uno ya un poco viejo. El mejor goleador del mundo y uno de los tipos con mejor relación calidad/huevos como DiMa. Seguiría Mou para tranquilidad de muchos, sí, pero en un ambiente difícil, con jugadores más atemorizados que motivados.

    En fin a armar un equipo nuevo, con necesidad de volver a ensamblarse y sin alguien tan determinante como Ronaldo! O acaso vamos a olvidar el año que se marcó Ronaldo cuando se fue Mou!?

    En definitiva sin décima y teniendo que aguantar la presión otro año más, presión al equipo, al entrenador y al presidente, la misma presión de ahora? Ni de broma.

    La conclusión más importante si Mou hubiera continuado es que viviríamos en un Mundo donde el Atlético tiene una Champions.

    1. Hay cosas que trascienden las dimensiones paralelas y los nexos espacio-temporales de Marvel. Sobre todas ellas, el Atleti. Ese gol en el minuto 92:48 llegó con Carleto en el banquillo, pero hubiera llegado con Mourinho o con Benito Floro. Es la constante. The Constant mediante la que Demond Hume pudo hablar con Penny dese otra era completamente LOST en una misteriosa isla del Pacífico.

      1. No. Me niego. Mientras de mí dependa, esa engañifa miserable que fue LOST no tendrá cabida en La Galerna.

        Andrés, tú también, hijo mío?

    2. En absoluto. El gol de Godín nunca hubiera entrado. Cristiano no se hubiera marchado. Sí Iker, Ramos, Pepe, Ozil y DiMaría ( un jugador que sí, tendría muchos huevos, pero jugó bien 15 minutos en cinco o seis partidos. El resto del tiempo era una máquina de correr como pollo sin cabeza, destrozar ataques, perder balones o mandar centros al edificio Feigon. No hay más que ver su trayectoria en el ManU).
      Ya tendríamos la undécima y, como poco, dos ligas más. Y la farça, de nuevo con sus vicios de antaño, sus victimismos y hundida en la miseria.

  2. Aunque he utilizado la ucronia reconozco que solo me ha servido como alimento mental para pasar el rato. La realidad vuelve y yo me enfado conmigo mismo por dejarme llevar. Hagamos un estudio de la situación en este mismo momento y a partir de ahí...nos seguiremos equivocando. El Real Madrid es demasiado grande y gobernarlo muy complicado. Por mi parte, seguiré confiando en los que llevan el timón con la esperanza que se equivoquen lo menos posible. Personalmente no hubiese tomado las mismas decisiones, pero yo apenas dispongo de datos fiables.
    De vez en cuando un poco de ucronia nos entretiene.

  3. Con el paso de los años es fácil olvidar el ambiente degenerado de aquellos últimos meses de su tercer año en el banquillo del Madrid. En aquel momento era imposible tanto echar a los instigadores de la revuelta del vestuario como intentar que continuara Mourinho. Mou decidió salir de España asqueado con nuestro país al haber sufrido la persecución mediática más repugnante que se ha visto jamás, con el aplauso y la burla del pueblo. Dudo mucho que ninguna venta de jugadores hubiera cambiado su decisión, ni siquiera aunque hubiera contado con el apoyo de nuestra afición, algo que, para su desgracia, tampoco fue ni mucho menos el caso. Éramos muy pocos los que estábamos de su lado en comparación con los aficionados que pedían su cabeza. En semejante clima, largar a ciertos jugadores era literalmente un suicidio para el presidente. Casillas tenía la dificultad añadida de su contrato vitalicio. Si para que saliera del club dos años después de aquello han hecho falta surrealistas negociaciones, la posibilidad de que saliera del club en 2013 era inexistente.

    Lo que pasó, pasó. Y debió pasar así. Abrir los ojos y cambiar la forma de pensar de un grupo de personas lleva tiempo. La gente es reacia al cambio por naturaleza. En una masa social tan grande como la afición madridista, es una tarea lenta y de enorme complejidad en sí misma, y más aún si tenemos en cuenta que los medios de comunicación de masas están en nuestra contra y manipulan a voluntad. La pregunta es cómo podemos aprovechar los hechos del pasado reciente para enderezar el futuro. Cada vez más gente se da cuenta de que el problema está en el vestuario. Es un comienzo.

    Saludos y Hala Madrid.

  4. No sé si habríamos ganado la décima o no, o si iríamos ya por la undécima. No sé si habríamos ganado más títulos o menos. Lo que sí sé es que en ese vestuario no quedarían esos caciques y capos del vestuario q son los que lideran el actual Madrid. Esos líderes “intelectuales” q los que transmiten a los que llegan cómo pegarnos sablazos sin necesidad de ganar títulos, como no tener ningún afecto ni respeto por el Madrid y su afición y a pesar de ello seguir mandando en el club y ganando una morterada.
    Saludos
    Pd. Veo que se me fue el dedo y salió algo

  5. Feliz año a todos y muchas gracias por vuestros comentarios.
    Por mi parte sólo decir que en mi what if no sé si se hubiera ganado la Décima o no. Lo que sí puedo decir es seguir haciendo el canelo con los jugadores tampoco te garantiza triunfos, por muy buenos que sean.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

homelistpencilcommentstwitterangle-rightspotify linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram