Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
Vivir sin Kroos

Vivir sin Kroos

Escrito por: Álvaro Pérez13 noviembre, 2016
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Desde que llegara al Real Madrid en el verano de 2014, tras conquistar el Mundial de Brasil, dos partidos seguidos es lo máximo que Toni Kroos ha estado sin enfundarse la blanca. El martes 8 de noviembre de 2016, unos días después del Real Madrid-Leganés, partido que el alemán acabó aparentemente sin problemas, se conocía oficialmente que Toni sufría una fractura-avulsión del quinto metatarsiano del pie derecho. ¿El tiempo de baja? Sin confirmar. Aunque el baile de fechas se centra en mes y medio o dos meses de baja. Justo el tiempo en el que el Real Madrid visitará a Atlético de Madrid, Sporting y FC Barcelona y recibirá  al BVB en un partido que se antoja clave en la consecución del primer puesto en la fase de grupos de la UEFA Champions League.

Kroos es, junto a Casemiro -también de baja y no se sabe si llegará o no al derbi del Calderón- pieza táctica imprescindible en la pizarra de Zidane. El técnico francés, flamante campeón de la Undécima, joven como entrenador, quizás no triunfase en ningún otro equipo por su magnifico entramado táctico, pero es perfecto para el Real Madrid. Zidane, que conoce sus carencias mejor que nadie, sabe que necesita ciertos jugadores con la jerarquía táctica suficiente como para cubrirlas. Casemiro, sin balón, y Toni Kroos, con él, resaltan como piezas fundamentales de un esquema hecho por y para el orden defensivo y las individualidades ofensivas.

kroos

Centrándonos en la baja de Toni Kroos y acercándose un derbi especial, por la evolución del Atlético del Cholo Simeone, se puede incluso catalogar como trágica. Éste Atleti 16/17 no es el de siempre. El equipo rojiblanco no solo ha reforzado su posesión de balón centrando la posición de Koke, sino que también quiere robar el balón más arriba. La de Kroos es una baja que en realidad no se cubre, sino que se disimula. Y, ante este Atleti, su ausencia facilita el objetivo con balón de los rojiblancos.

El Real Madrid sin Kroos es otro, claro. Cualquier equipo lo sería. El alemán es, hoy, el mejor gestor de balón del mundo. Si no hay sistema ni mecanismos de salida de balón, él lo imagina y lo construye a través de sus pases. Básicamente es eso lo que debe el Madrid cubrir tras su baja: el sistema de juego, qué hacer con el balón, por donde iniciar la jugada y hacia dónde enviar el balón para acabarla. No es poco. El Real Madrid, claro, tiene recursos para sobrevivir a su ausencia. Para empezar, la cercana vuelta de Casemiro, que, aunque sin balón, es quien permite que el resto arriesgue más. Cuanto más arriba ataque el Real Madrid, menos echará de menos a Toni Kroos. Con balón, tres hombres en el sector izquierdo deben hacer, a diferentes alturas, de Kroos: Sergio Ramos, Marcelo e Isco.

A Sergio Ramos, con Ancelotti y desde la posición de central, ya se le vio funcionar como centrocampista, junto a Kroos, cuando su equipo tenía el balón, en la época conocida como "el Madrid de los puentes". Sergio Ramos es la diagonal hacia Gareth Bale o Carvajal que el Madrid pierde sin Kroos.

Marcelo e Isco son la alternativa al balón largo. El lateral brasileño y el centrocampista español son la pausa, la unión entre líneas, el asentamiento en campo rival. De sus conducciones y pases depende el comportamiento del equipo de Zidane en campo rival. Ellos harán del Kroos que recibe, templa, organiza y domina a partir de la línea del centro del campo.

Luego, obvio, Zidane puede tirar de cambios de sistema (4-4-2) y dar entrada a jugadores como Lucas Vázquez o Marco Asensio. También está la opción de Mateo Kovacic. Pero, dando por hecho que si hay doble pivote estará formado por Casemiro y Luka Modric, hay que hablar del Kovacic interior y no del que hemos visto últimamente acompañando a Toni Kroos en un doble pivote. Y el joven croata es otro cuando juega de interior. No es que no aporte la jerarquía táctica y el orden que aporta desde una posición más centrada, sino todo lo contrario, desordena. Además, conociendo a Zidane, se puede decir que es un hombre que no toca lo que funciona. Y a él le funcionó el Kroos-Casemiro-Modric, por lo que se le puede intuir la decisión de suplir a Kroos de la forma más natural posible, sin que el resto del sistema lo note. O, al menos, que se note lo menos posible.

Director de La Pizarra (@LaPizarraRM)

2 comentarios en: Vivir sin Kroos

  1. Los del Leganés dieron muchas patadas consentidas por el árbitro. Se nos lesionan muchos jugadores pero es que nos dan mucha estopa. Al equipo del pequeñito país y perseguido por no sabemos qué fantasmas apenas les rozan, y cuando los rivales no respetan la orden de alejamiento, expulsión al canto. A mí me duele ver como nos dan y nos lesionan sin que de nuestras bocas salga una protesta ni un quejido.
    Kroos fuera y parece que Kovacic también, llegó tocado con su selección y se tuvo que retirar. Ya veremos qué
    centro de campo presentamos ante los partidos duros que nos esperan teniendo sólo a Modric que acaba de salir de una lesión. De Casemiro tampoco se sabe si podrá estar o no.
    Vivir sin Kroos no será fácil y si además tampoco tenemos a Case ni a Kovacic puede ser un infierno.