Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Portanálisis
Vivir es separarse

Portanálisis: "Una mirada irónica sobre la prensa deportiva diaria"

Vivir es separarse

Escrito por: La Galerna8 agosto, 2016
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Buenos días. Pogba está a punto de rubricar su contrato con el Manchester United, que ha batido el récord de los récords desembolsando 120 millones a la Juventus por el jugador francés. El Madrid andaba al retortero o eso se supone. Tal cosa basta y sobra a la Ouija para despedir la posibilidad del fichaje con todo el dramatismo que cabe en la primera plana de un diario.

as.750Adiós, Pogba. "¿Serás, amor / un largo adiós que no se acaba? / Vivir, desde el principio, es separarse". Pedro Salinas, a diferencia acaso de su pariente lejano Julio, siempre acertaba. Vivir es separarse, a veces incluso antes de habernos encontrado, aunque parece que Relaño no se lo toma con tanta naturalidad, apostando en la portada de la Ouija por un melodramatismo de telenovela que habría hecho estremecerse al sublime poeta madrileño. Entre Salinas (Pedro) y Pimpinela, el director de As opta por lo segundo, de suerte que la portada de hoy destila una aroma a "Cristal" o "Los ricos también lloran" digno de mejor causa. Ya dijo Relaño que Zidane (¡Zidane!) se jugaba su crédito como entrenador en la realización de este fichaje, en tanto en cuanto la consecución del mismo probaría su auténtico poder en el club. Ya sabemos, pues, la tesis que tocará desarrollar en adelante. Si Zidane ya no era nadie, y había ganado la Champions con chiripa y un poco de mano izquierda, "de aquella manera", a partir de ahora Zizou será para As un convidado de piedra cuyo criterio no tiene en cuenta el presidente.

El Real Madrid disputa mañana el primer título oficial de la temporada, pero ni un hecho de esta relevancia ni el desarrollo de las Olimpiadas merecen para As más que unos espacios residuales al lado de lo que querrán vender como un fracaso de Florentino Pérez, algo que solo el tiempo podrá demostrar cierto o falso, tal como el propio tiempo demostró (aunque As nunca se haya hecho eco de sus propios fracasos proféticos) que el club podía ganar los máximos entorchados deportivos sin contar con la figura de un director deportivo en el modo en que As lo exige, tal como el propio tiempo demostró que Bale es un futbolista determinante y no un jugador de golf venido a más, tal y como el propio tiempo demostró que Keylor Navas debió ser titular cuando As reclamaba la titularidad perenne de su antecesor. Solo el tiempo, ese "juez insobornable que da y quita razones", en frase amasada por un viejo periodista que ya ha quedado tal cual para la historia, podrá dictaminar si el Madrid ha hecho bien o mal dejando escapar a Pogba. Mejor dicho: solo el tiempo podrá dictaminar si el Madrid ha hecho bien o mal dejando escapar a Pogba por 120 millones de euros y teniendo en la plantilla a Modric, Kroos, Isco, James, Casemiro y Asensio, entre otros centrocampistas talentosos. Si yo soy yo y mi circunstancia, lo mismo cabrá decir de cada fichaje real o potencial que un club de fútbol pueda enfrentar.

Para redondear la carga culebronesca de su primera plana, As trae a colación al villano que se ha llevado a la chica, a la que mantiene recluida, sometiéndola a chantaje, en la más oculta dependencia de un castillo umbrío. Mourinho, dice As, "saca pecho". Cabe colegir que As cree soliviantar con esa frase la ira del madridismo, acaso sin reparar en la posibilidad de que el madridismo no tenga a Mourinho por el canalla sin escrúpulos a quien Relaño tanto detesta, acaso sin reparar en la posibilidad de que el madridismo haya ya, en su mayoría, olvidado a Mourinho, y que en consecuencia tanto le da al madridismo que saque pecho Mourinho como que lo saque Kate Upton, con una ligera preferencia por la segunda, quizás.

Rescatamos el párrafo final del editorial de Relaño de hoy para terminar de ubicar su posicionamiento.

"Ni fichaje grande ni mediano ni pequeño, salvo que se quiera considerar fichaje el regreso de Morata, o el de Asensio, que tanto está gustando. Alguna vez escribí que Florentino solía fracasar en primavera, cuando se reparten los títulos, y triunfar en verano, cuando se hacen los fichajes. Quizá esta vez se sienta colmado por la Undécima, la gran caza de pieza de la primavera, y por eso se lo toma con más calma. O es que el dinero empieza a escasear. El dinero nunca le había asustado a Florentino, pero ahora se tienta más la ropa. En fin, veremos, Por ahí queda todavía Sissoko. No es lo mismo, pero...".

Es una maravilla, queridos galernautas. Nuestro highlight favorito es "salvo que se quiera considerar fichaje el regreso de Morata", como si hiciera falta ejercitar muchísimo la propia voluntad para llamar fichaje a la contratación de un jugador por el que has tenido que pagar 30 millones. Bienvenidos a nuestro concurso de hoy. Si pagas 30 millones por un futbolista, ¿qué acabas de hacer?

A) Un fichaje

B) La adopción de dos gemelas chinas

C) La primera comunión

D) Ninguna de las anteriores

También es genial lo de "Quizá esta vez se sienta colmado por la Undécima", lo cual sería el colmo de la autocomplacencia, claro. El sentirse feliz y confiado en el equipo que acaba de ganar el más importante título de clubes del mundo se presenta casi como una excentricidad autoindulgente, y se remata la malevolencia del párrafo con un sinuoso "O es que el dinero empieza a escasear", que es justamente lo que cabe deducir de cada nueva lista de Forbes sobre las entidades deportivas más ricas del mundo. El Madrid, con la estructura de un club de fútbol que por tanto no puede acudir a una ampliación de capital para captar fondos, le sostiene el pulso a las macrofortunas rusas o árabes que torpedean el mercado, y todo lo que a Relaño le sugiere eso es que tal vez el dinero empiece a escasear. Lo normal sería que el Madrid, con su actual estructura, no pudiese competir en absoluto en el actual entorno fubolístico, pero el milagro de que lo haga, y el recontramilagro de que en este contexto conquiste dos de cada tres Champions, no merece la atención del gran Alfredo. Se nos ocurren unas cuantas cosas que escasean en As, lo que no implica que descartemos el dinero como una de ellas. Lo cual, nos apresuramos a aclarar sin la menor ironía, no nos alegra en absoluto. Hay mucha gente ahí que no es Alfredo Relaño.

Por lo demás, Mireia Belmonte ha estrenado el medallero español en Río. Enhorabuena. Pasad un buen día.

marca.750 mundodeportivo.750