Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
Vini no sabe bailar, Hazard sí

Vini no sabe bailar, Hazard sí

Escrito por: Esther Molino Díaz29 diciembre, 2021
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

En el fútbol, como en la vida, soy de gustos refinados, incluso un poco rarita en opinión de alguno. Con el objetivo de que no se malinterprete el objeto del presente texto, aclararé que voy a usar alegorías e hipérboles, que luego alguno se me ofende.

Si hay un buen momento para una mala crítica, quizá ese momento sea justo el que no se aprovecha de la situación, el que no se nutre del ventajismo cuando las cosas van mal, sino todo lo contrario. El criticismo legítimo contra un jugador (o mejor: sobre un jugador) se manifiesta precisamente cuando más en forma está dicho jugador, justo cuando está en boca de todos por su buen hacer. Si tenemos esto en cuenta, no se me negará que he escogido bien ese preciso momento para poder exponer lo que no acaba de cuajar con mis apetencias en lo relativo a Vinicius Jr.

El criticismo legítimo contra un jugador (o mejor: sobre un jugador) se manifiesta precisamente cuando más en forma está dicho jugador, justo cuando está en boca de todos por su buen hacer

Valgámonos de un símil que creo que todos podremos entender: una simple fiesta. Cuando te presentas en un evento como ese puedes observar varios tipos de especímenes: los que bailan de maravilla coordinados entre sí, los que no bailan bien ni falta les hace porque son los guaperas de la sala, los que son unos listillos y se dedican a criticar a todo el que pasa por delante, los que ni fu ni fa ni todo lo contrario pero son necesarios porque se lo pasan y hacen que el resto se lo pase bien, y (finalmente) los pobres que intentan resaltar con toda su buena voluntad pero son unos delgadillos poco resultones y encima no dan un paso al compás de la música. A este último grupo perteneció Vini Jr. el año pasado.

Vinícius bailando

Era evidente que Vinicius no sabía bailar. Lo que sucede es que el chaval, harto de ser víctima del bullying de los listillos de la fiesta, y a base de esfuerzo, sacrificio, constancia, mentalidad positiva y trabajo, mucho trabajo, se presentó a la siguiente fiesta convertido en el cuerpazo del lugar y ¡atención! con todo el merecimiento para haberse hecho acreedor a dicho título, que no se lo ha regalado nadie, y claro, a muchas se les cae la baba y a otros les genera envidias. Vamos, lo que sucede con los cuerpazos, también los esculpidos a base de esfuerzo.

Ahora mismo es fácil hablar bien de Vini. Es uno de los máximos goleadores de la temporada, sus lujos de desborde o bicicletas ahora sí hacen daño, tiene gol, es pura potencia... Pero le pido más

Ahora mismo es fácil hablar bien de Vini. Es uno de los máximos goleadores de la temporada, sus lujos de desborde o bicicletas ahora sí hacen daño, tiene gol, es pura potencia... Pero le pido más. Ha llegado a un punto de complacencia que le ha frenado. El chaval ha podido dejar de sufrir a los abusones, que ahora se arriman a él como el árbol que mejor sombra les da, pero yo sigo en lo mío porque ya digo que soy rarita. Ni antes me parecía tan malo ni ahora tan bueno y, como buena rarita, sigo viéndole perder balones en errores garrafales, sigo viéndole chupar bola cuando tiene compañeros desmarcados, sigo viendo cómo quiere sobresalir por sí mismo en vez de bailar con sus compañeros. Sigo viendo cómo le cuesta bajar a recuperar un balón o marcar en un córner a su rival.

Las notas del Real Madrid, 1 - Sheriff, 2

Me van a perdonar, pero es que en el fútbol soy como en la vida, y aun sabiendo apreciar el trabajo, el esfuerzo, la constancia y la fuerza de voluntad que debe sacar uno de sus adentros para lugar sus objetivos, soy más de que se me vayan los ojos hacia los que saben bailar, hacia los que conocen la canción y van un paso mental por delante, y mientras ejecutan uno ya saben cuál va a ser su próximo movimiento y el de su compañero. Incluso los que ya no están en su máximo esplendor siguen teniendo eso en la cabeza; y, aunque los años pesen, con un poco de físico y no tanto trabajo como el que no nace con ese don innato, pueden volver a estar en la cima.

Me encanta Vinicius pero a veces me enerva

Me encanta Vinicius pero a veces me enerva. Puede ser que el estado de mis hormonas (embarazada ya de 14 semanas) no ayude a templar mi genio, pero pido más bailarines para esta coreografía, no tanto fortachones que vayan a lucir sus (reitero, merecidos) logros personales. En la antítesis de Vinicius pondría a Hazard, un bailarín al que una (o varias) lesiones apartaron de los escenarios, pero un bailarín, al fin y al cabo. Lo que pasa es que para que el coreógrafo te ponga en primera fila, por muy bueno que seas, tienes que demostrarlo, tienes que cabrearte, tienes que autoexigirte mucho más, tienes que ambicionar ser el mejor, y sólo así podrás demostrar serlo. Eso sí, cuando sale el buen bailarín, qué bonito queda cuando se une en juego a un toque con otros, imprimiéndole esa velocidad a los pasos entre una maraña de piernas en que el propio espectador pierde la pelota de vista, tacón, pared, desmarque… Eso mismo, eso es lo que a mí me pone de pie cuando veo fútbol, eso que nos daban Zidane y Ronaldo combinando, eso que antes hacía Karim con Cristiano y que ahora, si el belga quiere reaccionar, podrá volver a hacer con Hazard.

Hazard

Con todo, creo que con Carletto estamos en buenas manos, y aunque a veces tenga la tentación de pedirle más minutos para los jugadores que colman mis apetencias, me muerdo la lengua y lo que sí que pido es que las oportunidades, cuando se den, se aprovechen. De lo contrario, en cualquier momento se apagará la música y se terminará la fiesta.

 

Fotografías Imago.

24 comentarios en: Vini no sabe bailar, Hazard sí

  1. Utilizando el mismo símil, discrepo de la premisa de partida que para mí, a todas luces es falaz y no solo exagerada sino desacertada. Está claro que está hecho adrede para retorcer la realidad y que encaje el discurso con máscara de verosimilitud. Vini sí sabía bailar el año pasado al contrario de lo que sostiene el artículo.

    Su baile sonaba a nuevo y por momentos era deslumbrante. Aunque eran pasos antiguos, que fueron moda medio siglo atrás, los representaba en una versión muy fresca y original. Era muy difícil imitarle y por eso, Vini era un verso libre, incomprendido y original en la pista de baile en la que siempre llamaba la atención, tanto de las miradas de admiración como de las extrañadas, confusas y también envidiosas. Eso sí, no se sabía las coreografías cuando toda la pista hacía lo mismo y ahí desentonaba un poco. Algo que siempre aprovecharon los de miradas extrañas y envidiosas para afear su original movimiento.

    Vini aprendió esa coreogafía repetitiva que hacían todos en todos lados para disgusto de sus detractores y ahora es capaz de manejarse con soltura en la pista, tanto cuando toca todos juntos moverse al unísono como en el momento de brillar solo.

    En cuanto a Hazard, reconozco que fue un bailarín brillante que además de destacar en los solos, comandaba con estilo propio las coreografías del grupo y que actualmente, ve la pista de baile desde la barra porque sabe que su momento ha pasado y ya no es el mismo de entonces, aunque cuando se suma a la pista tiene ese flow, ese brillo de primer bailarín que fue y en destellos muestra que el que tuvo retuvo y nos hace admirar sus destellos, solo eso, con cierta nostalgia de lo que pudo ser y no fue.

    La pista de baile ya no es de Eden Hazard, es uno más, que ve cómo los nuevos ritmos reinan sobre ella.

      1. Vinicius es un gran jugador. Me gusta mucho y espero que siga tapando bocas. Agradezco a Carletto la confianza que le ha trasmitido y que le negó Zinedine. En cuanto al artículo, muy bien redactado, pero no estoy de acuerdo con sus valoraciones.

  2. En lo único que estoy de acuerdo es que a Vinicius le hicieron un bullying brutal. Y que algunos, quizá sin darse cuenta, se lo siguen haciendo. Todo esto me recuerda un caso que viví durante mi ya lejana época escolar: érase de un muchacho algo tímido y pasado unos kilos de peso del que se burlaban en cualquier ocasión y al que, continuamente, le estaban recordando que estaba gordo. Harto de la situación y desesperado, con la ayuda de sus padres y de un buen psicólogo, se enfrentó decidido a la situación y en solo un curso escolar logro perder los suficientes kilos como para que su figura luciera más esbelta y atractiva que la de muchos de sus acosadores. Pero, ¿qué consiguió? Nada. Los que antes le llamaban gordo siempre que se referían a él ahora le saludaban diciendo : “Qué tal va todo, exgordo!”

  3. "Era evidente que Vinicius no sabía bailar. "

    ¿Porqué era evidente que no sabía bailar?
    En su texto no he leído una sola evidencia al respecto.

    "Ahora mismo es fácil hablar bien de Vini. "

    Aha, y qué.

    "Me encanta Vinicius pero a veces me enerva."

    Es evidente que no le gusta y de ahí las bobadas sin sentido que ha escrito.

  4. Pues sí lo ve así, y además escribe tan bien, se respeta su percepción subjetiva, como es la de toda persona. Tampoco es tan malo ser o , sí más no, sentirse “rarita”. Hasta puede apreciarse como positivo.

  5. Nada de acuerdo,, vamos lo de que no juega, lo de que no baja, por favor... Ósea que los gustos son subjetivos pero no hace falta soltar falacias, el chico baila como nadie y está empezando a saber como bailan los demás poco a poco va encontrando y ampliando sus espacios y tiempos, ya va haciendo que los demás se aprendan sus pasos también porque son los más vistosos y efectivos, tiempo al tiempo esto solo acaba de empezar...
    Respecto a Hazard, como sí hablamos de Ronaldinho, fue, pretérito, sin más.

  6. Entiendo que el artículo expone el punto de vista de quien entiende que Vini tiene condiciones para mejorar como futbolista, y que por eso le exige más que a otros jugadores que no pueden dar más de sí. Me parece respetable y lógico, de otros jugadores como Mariano no se puede rascar más. Un saludo, Esther.

  7. Vini el año pasado solo metía la directa, ahora es capaz de poner pausa o acelerar según convenga, y desde luego ayuda en defensa. No estoy nada de acuerdo con tus comentarios.

  8. " El criticismo legítimo contra un jugador..."
    Quizá sea una errata y uno de los muchos padres del éxito quiso escribir:
    " El cretinismo crónico contra un jugador, o mejor contra todo lo que en un momento dado nos descoloca, por su genialidad, originalidad, talento...."
    Que mala es la envidia/ignorancia y ser/estar en el Real Madrid es algo que provoca esa plaga de complejos que no tiene límites, ni tratamiento.

  9. Respetada Esther. Ya te defines como rarita al principio. Después de leer el artículo, se confirma que lo eres. Todo lo que comentas son apreciaciones subjetivas (que Vini no defiende, por Dios; en el último partido contra el Bilbao se dejó los cuernos en defensa).
    Me ha parecido un artículo tipo "¿que no critico a Vini?, sujétame el cubata". Lleva cuidado, porque el alcohol no le va bien al embarazo.
    Un saludo.

  10. Me da la impresión de que este artículo de Esther es para crear controversia y conseguir muchos comentarios. No creo que sea auténtica en este artículo.

  11. Habría tanto que rebatir que quedaría muy largo, pero sí diré que a Vini sólo le faltaba confianza, de haber continuado Zidane seguiría siendo el mismo timorato fallón que antaño, y de haber tenido otro entrenador las dos últimas campañas, su rendimiento habría sido el de hoy.

    Lo que está claro es que si Vinicius no te gusta hoy no te va a gustar jamás, y no pasa nada, a mí se me han cruzado jugadores que han estado aquí más de diez años. Pero será leyenda, es único

  12. Esther lo ha conseguido.Ha demostrado saber provocar, además de escribir muy bien. Y , por lo menos a mí, no me cuesta tanto entender lo que estaba buscando. Además ya
    lo comenta en el primer párrafo. Advierte de sus aviesas intenciones.

    Siempre, especialmente cuando los que ahora le ensalzan y defienden, lo atacaban, he mantenido que se trataba de un futbolista con mucho talento y potencial.

    ¡ Bien por Esther, bien-bien-bien bien-bien !

  13. Me da que eres de las que está en el evento criticando a todos los q bailan, bien o mal, los/as del cuerpo escultural etc
    Te puede gustar su forma de jugar o no, lo que no puedes es negar la evidencia, decir que no baja a recuperar un balón, si el equipo está tan bien es debido al equilibrio que aporta tanto en ataque como en defensa los tres de arriba
    No se por qué, pero me da que tú de fútbol lo justito, lo peor de todo decir que no trabaja en defensa, quizá destaco eso de él más que su juego ofensivo, que ya es decir....

  14. Queridos todos, me encanta leer tantos comentarios, ya sean de misma opinión o contraria, lo que no me gusta son ciertas catalogaciones de “tú de fútbol poquito” simplemente por pensar distinto.
    El artículo era llevar el tema a lo extremo, y habrá quien haya pensado que no me gusta Vini, cosa que es más que mentira, lo pongo en el texto y es cierto, me encanta! Y me parece que tiene muchísimo mérito. Es potencia, es desborde y velocidad, y dificilísimo de frenar, es NECESARIO para el equipo, y parece que por todo esto no pueda entenderse que me guste otro perfil de jugador más que éste…prefiero los Gutis, Benzemas, Zidanes, Laudrups…a algunos eternos como Ronnie, o como Vinicius! Sin más.
    La crítica de Vini que hago es que le sobra alguna última bicicleta o autopase y le falta ver antes al compañero que le dobla, y le falta, que cuando le hacen una falta (que le hinchan al pobre), si no duele, te levantas y corres! Ha mejorado defensivamente, pero creo que en los partidos de renombre la mejoría es mayor que contra equipos de menor nivel sobre el papel.
    Sea como fuere, gracias a todos, ruego leáis tratando de entender, que soy más madridista que Bernabéu, pero para entender, hay que querer.

    1. Pues nada, en unos meses empezarán a pitarle. Como a tantos.
      Creo que no deberías enervarte tan facilimente con un jugador que se esfuerza contínuamente, lo intenta una y otra vez y ha demostrádo estar al nivel de los mejores aún siendo muy joven. Hay que entender que no siempre sale la jugada, que muchas veces se tiene la opción de tirar o pasar y hay que decidir rápido. Hay que entender que opinar después es más facil que hacer en el momento. También hay que pedir que cuando le hacen faltas contínuamente se saquen tarjetas y luego te levantas y corres.
      Entiendo las críticas pero hay que comprender y tener paciencia, sobre todo con los nuestros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Tweets La Galerna

Como muchos veríais ayer, hemos convocado en @lagalerna_ , para Halloween 🎃, un concurso de cuentos madridistas de terror.

Un verdadero tour de force para los amantes de la sangre sobre fondo blanquísimo.

Estas son las bases. Animaos.

https://www.lagalerna.com/i-certamen-de-cuentos-madridistas-de-terror-de-la-galerna/

“Un partido excepcional, un marcador ramplón”.

Esto le pareció el partido ante el Shakhtar a @JesusBengoechea.

Esto y más cosas, claro…

https://www.lagalerna.com/un-partido-excepcional-un-marcador-ramplon/

Buen Portanalisis.
Deja patente la mediocridad del periodismo patrio. MD no tiene apenas espacio para la victoria del RM. Eso sí, todo el que fuera necesario para las reclamaciones del VARsa. Un "estudió elevar una queja ante la UEFA", (cuando en realidad no pueden alegar nada https://twitter.com/lagalerna_/status/1577937671405576192

"No interrumpas al enemigo cuando está cometiendo un error" - Napoleón Bonaparte. https://twitter.com/lagalerna_/status/1577937671405576192

homelistpencilcommentstwitterangle-rightspotify linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram