Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Portanálisis
Un problema llamado Luka Modric

Portanálisis: "Una mirada irónica sobre la prensa deportiva diaria"

Un problema llamado Luka Modric

Escrito por: La Galerna2 noviembre, 2019
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Buenos días. Hoy juega el Real Madrid ante el Betis en el Santiago Bernabéu y, aunque parezca imposible, 'La Ouija Today' ha podido encontrar un problema en la semana más plácida del equipo blanco en lo que va de temporada.

Goleamos 5-0 al Leganés, hubo buen juego, Rodrygo brilló, Hazard y Benzema confirmaron su amor, Courtois volvió a estar bien y hasta Jovic se sumó a la fiesta con su primer gol oficial. Pues bien, la victoria y las buenas noticias han quedado reducidas a la nada porque hoy regresa Luka Modric... y eso es un problema.

Ahí lo tienen. Para empezar, la foto escogida no podía ser peor. Es hasta desagradable para la vista. Fijándonos ya en el texto, 'AS' nos recuerda que Modric sólo ha sido titular dos veces esta temporada. Como que lo deja caer. Sin más. De forma sibilina. Un sí pero no. El periodismo deportivo del Siglo XXI, amigos.

Lo mejor viene con el 'pre-problema' que han encontrado. Dicen que Modric "busca recuperar su estatus". Si lo consigue, habrá un damnificado y eso hablará muy mal de Zinedine Zidane. Si no lo logra, si no vuelve a ser indiscutible, la prensa ya tendrá su hilarante coartada para empezar una de esas campañas que todo lo pueden. Sea cual sea el desenlace, el problema ya está servido. Enhorabuena a 'AS' por haberlo detectado.

En 'Marca' buscan algo más generalizado en un sábado apasionante con todos los de arriba jugándosela antes de que vuelva la competición europea. La lucha por el liderato está en un puño y hoy, juegue o no el problemático Modric, podría haber novedades. Acierta 'Marca' recordando que mañana juega el Granada, otro de los protagonistas de la zona noble de la clasificación.

En Barcelona, mientras tanto, sólo hay un líder -ahí tienen razón- y sus miras no van más allá del equipo de Ernesto Valverde, entrenado por Leo Messi y presidido por Gerard Piqué. Ese ombliguismo extremo es el que hace que el tema del entorno cobre sentido en un día como hoy. En Madrid nacen los problemas y en la Ciudad Condal cierran filas. No nos da envidia esto último, pero sí cierta rabia lo primero.

</