Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Portanálisis
El último tango en Madrid

Portanálisis: "Una mirada irónica sobre la prensa deportiva diaria"

El último tango en Madrid

Escrito por: La Galerna30 noviembre, 2018
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Buenos días. Sonó a inocentada con exactamente un mes de antelación, pero lo cierto es que el segundo acto de la Final de la Copa Libertadores, la que Argentina se ha mostrado incapaz de organizar sin poner en serio riesgo la seguridad de protagonistas y espectadores, se va a disputar en el Santiago Bernabéu el próximo 9 de diciembre. Boca Juniors y River Plate disputarán en Chamartín el título que a uno de los dos, pocos días después, le puede permitir dirimir el Mundial de Clubes precisamente contra el Real Madrid.

Decimos que parecía una inocentada, pero no necesariamente una de mal gusto. Digerida la sorpresa, se aprecian numerosas ventajas (y en no pocas vertientes) para el Real Madrid. Con ello no queremos decir que el club ceda su estadio solo por interés. Hay un componente de servicio público que traspasa fronteras, que cruza océanos, que afecta a un país con estrechísimos lazos con España y al cual se está respondiendo de forma casi ineludible.

Las ventajas de la decisión son institucionales y de imagen internacional. Sitúan al Bernabéu en el centro mismo del escenario futbolístico internacional, desempeñando además un papel (suena pretencioso, pero es la realidad) de salvador del fútbol frente a las amenazas que lo asedian, en particular sobre la amenaza de la violencia. Hay algo hermoso y justo en el hecho de que un club que ha hecho tanto como el Madrid por erradicar a los salvajes en su propia casa ponga ahora esa casa en servicio del espectáculo. Por lo demás, el recuerdo a D. Alfredo Di Stéfano, que jugó en River y entrenó a ambos contendientes, está servido. Hay un componente emotivo al que sin duda no se ha sustraído Florentino Pérez cuando, tras una conversación de dos minutos, ha dado su sí al presidente de la Conmebol.

Los retos, por lo demás y como sucede con todas las decisiones trascendentales, están ahí. La seguridad del partido puede ser o no un desafío mayúsculo en función de varias variables. Será necesaria la colaboración de las directivas de ambas escuadras para minimizar la presencia de barras bravas en Madrid. El reparto de entradas será clave. Las fuerzas de seguridad habrán de esmerarse aun cuando el grueso del trabajo tal vez esté antes y consista en garantizarnos una Final a la que acudan mayoritariamente argentinos basados en España u otros países europeos, es decir, apasionados de Boca o River allende los mares que nada tengan que ver con barras bravas.

Pero, ¿cómo se toman este partido las portadas de la prensa patria? La carcajada del día viene de la mano de la Ouija, who else.

Sí, amigos. Para la portada de As, y el editorial de Relaño va en el mismo sentido, quien se ha “apuntado un tanto” acogiendo la Final en Madrid es Rubiales. Ni rastro de Florentino en la portada. En su editorial, Relaño lo menciona como de pasada, cuando (qué risa, tía Felisa) es el propio As quien informa de que todo surge a través de una conversación telefónica entre Florentino y el presidente de la Conmebol. El ninguneo hacia el Madrid y su máximo dirigente produce risión, como casi todo lo que escribe Su Croquetísima. Para leer humor, sin embargo, os recomendamos a PG Wodehouse.

Para Mundo Deportivo, lo que viene al Bernabéu es un “quilombo”. Se pusieron cancheros. Banda de salames, viste. Y de envidiosos. Hasta el periodista Quim Domenech, que no es precisamente sospechoso de madridismo, se congratulaba ayer de esta concesión, reconociendo también que le habría gustado ver la Final en el Nou Camp. A ver si va a ser eso, amigos de MD. A ver si va a ser que os rompe el orto, por seguir con los argentinismos, que este acontecimiento se vaya al eterno rival porque ha sido consultado antes o porque él se ha ofrecido antes que tú. Andate a la concha espina de la lora, le ha faltado añadir al hoy furioso rotativo catalán. A ver si va a ser que el Nou Camp está en la B cuando se le compara con el Bernabéu. Como el mismísimo Tano Passman.

Marca y Sport se hacen eco del tema pero sin darle tanta importancia. Sport porque no quiere y Marca por cortedad de miras, suponemos.

Abrazos.