Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Portanálisis
Sorry seems to be the hardest word

Portanálisis: "Una mirada irónica sobre la prensa deportiva diaria"

Sorry seems to be the hardest word

Escrito por: La Galerna21 abril, 2017
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Buenos días, muy queridos amigos. Vivimos tiempos aciagos en los que se escatiman las palabras amables y educadas cuando corresponde decirlas, y sucede incluso que cuando son finalmente dichas resultan pronunciadas erróneamente y se dice una cosa por otra, hasta tal punto hemos perdido las buenas costumbres. Palabras como "gracias" o "perdón" escasean de manera alarmante en el habla cotidiana, y su condición de palabras en vías de extinción hace que (encima) se empleen erróneamente, confundiéndose su uso. Vean este clarísimo ejemplo.

Asistimos a un caso paradigmático de utilización de una fórmula de agradecimiento donde debiera haberse usado una de arrepentimiento. ¿"Gracias"? Si quieres decir algo que blanquee tu ridículo (dos años seguidos cayendo en Cuartos de Champions) ante tu afición, ¿no sería más adecuado decir "perdón" que "gracias"? Ya nos cantó Elton John, sin embargo, que "perdón" es la palabra más difícil de pronunciar del vocabulario, máxime cuando llevas lustros endiosado en una dialéctica de tikitakas y presunta excelencia que ha devenido delirante espiral de soberbia. "El mejor equipo de la Historia". ¿Solo del planeta, o de todo el Sistema Solar? Y, lanzados en la megalomanía, ¿por qué no también "el mejor equipo del futuro"? Nadie, absolutamente nadie en la historia del fútbol ha abrazado la soberbia más vergonzante que este Barcelona, y ya se sabe que la soberbia, la arrogancia, están íntimamente ligadas a la incapacidad para pedir perdón. La soberbia de proclamar que ha ganado el fútbol cuando has ganado tú o que ha perdido cuando tú pierdes, como si los demás jugasen al bádminton. La soberbia de hablar del marcador como "un impostor" cuando no te ha beneficiado, como si jugases un fútbol alternativo, tan excelso que no se rige por la ambición de victoria de los demás. La soberbia en virtud de la cual uno de tus ideólogos afines llega a decir que un 6-1 fraudulento vale más que una Champions. Enhorabuena al ideólogo: no habrá Champions que reste brillo a aquel oprobioso 6-1 facturado por Aytekin.

Es leyenda en el mundo del pop que Elton John recibe por fax las letras de sus canciones, que Bernie Taupin le envía para que él las musicalice. De igual forma, Bartoméu, la plana mayor de los medias proculés y el conjunto de su afición reciben (en este caso por Twitter) de Piqué el cuerpo de la doctrina, y es por ello que Sport le trae a portada, una vez más, para ilustrar un presunto "pique" (no está manido ni nada el juego de palabras) de cara al Clásico del domingo. No sabemos si el Barça está "picado". Sí sabemos en cambio que el Madrid está en una situación idónea para dar el tiro de gracia el domingo a un adversario muy tocado que recoge ahora los frutos de su propia y sostenida mediocridad.

La Caverna, por su parte, se centra en el sorteo de semifinales que se celebrará en pocas horas, a las doce, y en cuyo bombo no encuentra uno al Barça ni buscándolo con la mejor voluntad. Suerte al Madrid, cualquiera que sea la versión deseable de la suerte. La Galerna augura una nueva Final contra el Atleti pero lo deja todo a merced de la voluntad veleidosa de los Hados.

Que sea lo que tenga que ser. Nada tememos.

Pasad un buen día.

 

13 comentarios en: Sorry seems to be the hardest word