Las mejores firmas madridistas del planeta

Portanálisis: "Una mirada irónica sobre la prensa deportiva diaria"

Sí, pero no

Escrito por: La Galerna24 octubre, 2018
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Buenos días. El Real Madrid ganó este martes al Viktoria Plzen por 2-1. No fue un partido brillante, tampoco bueno. De hecho, en muchas fases resultó difícil de digerir. Hoy la prensa saca el lado negativo de lo ocurrido, que no es otro que la mala imagen del equipo pese a la victoria. Nos esperábamos algo así. Y, aunque duela, poco podemos reprochar a los periódicos deportivos españoles.

Lo que sí está claro es que Relaño y compañía se relamieron durante muchos minutos ante la posibilidad de un nuevo pinchazo que comprometiese la continuidad del Real Madrid en la Champions League. Se quedaron con las ganas. El equipo no jugó bien y quedó al borde del abismo, pero no cayó. Eso les duele más a ellos que la pobre imagen de nuestro equipo a nosotros. Pasará otro otoño y, pese a la evidente crisis, el campeón de Europa seguirá vivo. No nos entierran ni teniendo todo a favor.

Lo bueno de esta travesía por el desierto, más allá de que en Champions League no nos hemos complicado la vida, es que los futbolistas parece que han abierto los ojos ante la prensa. Los periodistas no son amigos ni lo serán, simplemente se arriman a ti cuando conviene. Isco y Marcelo son los primeros en responder con golpes secos, dejando claro que no olvidarán la sangre que hacen unos cuantos aprovechando las heridas del gigante.

A todo esto, el Real Madrid ya piensa en el Clásico y parece que Lopetegui se sentará en el banquillo. El domingo pasado comentaban varios periodistas que la destitución era inmediata, pero una vez más se han equivocado.

Allí, en el Camp Nou, juega hoy el Messi FC. Tienen tanto pánico a la ausencia del argentino que la solución pasar por ponerle en portada como si fuera un amuleto y rezar para que Ter Stegen no se constipe. Nos vemos el domingo, amigos culés. Y esta vez será con VAR. Lástima que no esté Mascherano para probar esta estupenda tecnología en un Clásico.