Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Escohotado
Sensatez y enmienda

Sensatez y enmienda

Escrito por: Antonio Escohotado21 octubre, 2018
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

No siempre se pierde con merecimiento, y el Real no mereció caer ante el Levante, a despecho de que Morales y los suyos ganaran sin trampa, aprovechando las grietas ofrecidas. Courtois encajó dos goles de tres tiros, y el portero contrario uno de catorce disparos dirigidos a puerta, ayudado por tres palos.

De hecho, salvo Varane y Lucas Vázquez –que acusa la inactividad, y quizá un poderío levemente inferior a la media del resto–, los demás no tuvieron una tarde negra, sino casi todos de aprobado, sin ninguno de sobresaliente. Hubo destellos de Modric y Marcelo, aunque la fortuna es tacaña con el gol en el caso del croata, y veleidosa en el del genio brasileño.

Ceballos volvió a mejorar el tono general, sin salirse tampoco, sustituyendo a un Isco que venía del quirófano y volvió a exhibir su regate de más; Asensio lleva tiempo achicándose, como Bale, y en vez verse ayudado a profundizar Odriozola tropezaba con Vázquez, mientras Mariano, todo voluntad, encontró siempre la pelota dos palmos más allá o más acá de donde debía. Casemiro cortó y remató, en su línea, aunque fue insuficiente para inclinar la balanza.

ceballos volvió a mejorar el tono general

Habría hecho los mismos cambios que Lopetegui, salvo sacar a Odriozola y mantener a Vázquez, pues en términos inmediatos lo único quizá evidente es dar descanso a Varane,  origen de los dos goles, y de bastantes más –reales y posibles– en semanas pasadas. Le hemos visto ser el defensa más rápido, y sobrado para los demás lances del juego, incluyendo salida de balón y remate de cabeza; pero hoy por hoy no está para jugar, sin perjuicio de que sea un portento y vuelva a demostrarlo pronto como afine sus facultades.

En cualquier caso, lo fundamental a mi juicio es no recaer en el tópico de que las cosas mejoran solas echando al míster, olvidando que justicia es suum quique tribuere (“dar a cada cual lo suyo”), y los deberes deben repartirse en función de sus actores. Bien podría resultar que Lopetegui acabe demostrando no estar a la altura de su cargo; pero en tal caso es responsable quien le nombró, y tengamos presente que si los jugadores tuviesen plazos parejos para demostrar su valía quizá ni uno solo hubiese llegado donde está.

lo fundamental es no recaer en el tópico de que las cosas mejoran echando al míster

El peor bache padecido por el equipo fue la época no tan remota de Wanderley Luxemburgo, García Remón, Juan de Ramos, Camacho y un buen etcétera, entrenadores nombrados y cesados en serie -compruébenlo ustedes mismos, consultando la Wiki-, porque nada resulta tan inútil y paralizante como confundir causas con efectos, sobre todo si se amalgama con el capricho insensato de ganar siempre. Directivas y jugadores aprovecharon para echar sus balones fuera recurriendo a esas cabezas de turco, como los antiguos reaccionaban a calamidades con la oferta de un chivo expiatorio, y la cínica fórmula: “pague él por nosotros”.

Sin embargo, una parroquia tan exigente y planetaria como la merengue creció y se mantiene por esforzarse en la dirección contraria. Esto es, por asumir errores y flaquezas sin echar mano de supersticiones y prisas. Si no le damos tiempo al tiempo, su venganza bien podría ser que el desconcierto crezca.

Antonio Escohotado
Escritor de una veintena de obras de referencia, como Historia General de las Drogas, Caos y Orden o Los Enemigos del Comercio. Su hijo Jorge administra sus RRSS. @aescohotado

18 comentarios en: Sensatez y enmienda

  1. Es correcto, pero falta algo para que el título tenga sentido: que hables bien de Benzemá alguna vez en alguno de tus artículos, sobretodo cuando toca.
    Eres profundamente crítico con el francés, y lo has mostrado en contadas ocasiones: hoy era la ocasión de hablar bien, sólo que sea una vez, para que no parezcas tan profundamente parcial con él, pero ni el día que puedes hacerlo lo haces.
    Karim ayer demostró varias cosas, pero la principal: como viven esta temporada sus críticos de la mentira. Se acusa al francés de no meter goles. Algo cierto, pero una media verdad: no es que no meta goles Karim, es que en este equipo lo difícil es meter algún gol en los últimos partidos, y Karim al menos aporta la serenidad y calma necesarias en muchas ocasiones para fabricar goles. Se le acusa de sangre fría, y de inmovilismo, cuando creo que su mayor virtud es precisamente su sangre fría: no se pone nervioso. Le he visto sentar en el Camp Nou al mismísimo Puyol con un recorte con sombrero magistral, antes de batir a Valdés. Como si no fuera la cosa con él.
    Ayer Karim hizo lo que ha hecho MILLONES de veces en el equipo: salir a aclarar un poco el panorama entre un barullo del medio campo y una delantera inoperativa. Se habla mucho de que faltan los goles de CR, pero parece que muchos olvidan que muchísimos goles del portugués se generaban también gracias al juego de Karim, sin que para ello haga falta que sea él quien asista. El fútbol son muchísimas más cosas que meter el gol o dar la asistencia.
    Es muy fácil criticar siempre a Karim, y soy el primero que reconoce que el año pasado estuvo por debajo de sus prestaciones, pero este año cuando el equipo estaba funcionando estaba metiendo goles. Ahora que el equipo está mal, es fácil señalar siempre al francés. Se le acusa de meter pocos goles, y lo que importa en fútbol es la media por partido, y en eso la tiene superior a Amancio, a Raúl, a Gento, a Butragueño, Santillana...sin ser un delantero goleador. Vaya por delante que Karim es muy importante en el juego de ataque aunque no meta goles, pero es que encima es falso que no los meta. El problema es que últimamente hay quien lo ha querido comparar con Cristiano, y comparar a cualquier ser humano con CR7 es simplemente un sacrilegio, porque todos pierden en la comparación.
    Ayer el Madrid mejoró con la salida de Ceballos, con la de Bale también, pero Karim fue la luz del ataque.

    Aprovecho la ocasión para hablar de Mariano. Este voluntarioso jugador, es un excelente delantero que vale únicamente para salir unos minutos y dar descanso a cualquier delantero de nivel. Para nada más. No es culpa suya, es el nivel que tiene. Se le ha dado tanta bola, que parece que está a la altura de Hugo Sánchez. Llevo semanas discutiendo con madridistas que piden a gritos que juegue Mariano en detrimento de Karim, y que así se acabarían nuestros problemas. Ayer ya lo pude comprobar, que es lo que mantengo en mis discusiones, pero no sólo ayer. Difícilmente un jugador como Mariano, que tiene entre ceja y ceja correr hacia delante buscando huecos para marcar goles, va a marcar goles cuando el centro del campo no encuentra pases. Para Mariano es mucho más fácil marcar goles, si Karim está a su lado, y baja a buscar ese balón para dejárselo.
    Por otro lado, no es el primer partido en el que veo a Mariano saltar como si fuera un muelle cada vez que meten un balón a la olla. He leído, aquí mismo en esta web, y en muchos sitios, que vaya ocasiones tiene de cabeza, que una mala suerte las que ha fallado. ¿Mala suerte? De verdad lo que sería es BUENA SUERTE que un jugador que remata tan aturulladamente, y con tanta falta de técnica, metiera un gol de cabeza cuando salta sin sentido alguno ni colocaci