Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
Mi desafección por “La Roja”

Mi desafección por “La Roja”

Escrito por: Carlos Arnaldo29 marzo, 2021
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Vivimos una semana de partidos de selecciones. Desde que tengo uso de razón, estas fechas han sido consideradas más un inoportuno y tedioso parón de las competiciones ligueras que una oportunidad de seguir una clasificación para competiciones tan importantes como una Copa del Mundo o una Eurocopa.

En 2018, estuve en el Estadio Luzniki de Moscú para presenciar los octavos de final entre España y Rusia. He de reconocer que asistir a un partido de la Copa del Mundo es una de las mayores experiencias de mi vida. Sin embargo, tras fallar Iago Aspas el penalti definitivo y confirmarse la eliminación de la selección, mi decepción no supuso ni una décima parte de las que he vivido tras grandes derrotas de mi Real Madrid. Creo que es algo que, en mi caso, viene de lejos, y tras analizarlo en mi fuero interno estos días, puedo encuadrarlo en tres periodos:

Hierro Al Ghandour

  • 2006. Hasta este punto, ya con 18 años, vivía la selección de la misma forma que mi equipo de fútbol. Recuerdo especialmente la decepción por la temprana eliminación en Francia 98, los zapatillazos de mi madre por los gritos tras el gol de Alfonso en Yugoslavia en la Euro 2000 y las lágrimas tras el lamentable hurto de un desconocido árbitro egipcio en 2002 y de cuyo nombre no quiero acordarme. Tras la enésima decepción en un mundial, Alemania 2006, Luis Aragonés decide prescindir de la figura de Raúl. Es cierto que una parte de la opinión pública reclama su vuelta, pero otra se ensaña y aprovecha las posteriores victorias de España para justificarlas en base a esa decisión. Al no tener una mente aún 100 % madura (aunque creo que ahora tampoco puedo presumir de ello), algo se me rompió en ese momento. Viví una alegría contenida con las victorias en Euro y Mundial, pero como expuse anteriormente, nada comparables a las vividas con el Real Madrid. Con el tiempo, he aprendido a respetar la decisión de Luis Aragonés, aún sin compartirla. Quizá hoy lo hubiera vivido de otra manera.

 

  • 2010-2014. Es en este periodo en el que se produce el mayor desapego de una gran parte de la afición madridista por la selección española. En mi caso, fue muy difícil sentirme representado por futbolistas que atacaban continuamente a algo tan importante para mí como el Real Madrid. Reconociendo su indudable calidad futbolística, me resultaba muy complicado emocionarme con logros de Xavi o Piqué. A esto hay que sumar la continua obsesión de gran parte de los medios de comunicación de asociar los éxitos a la filosofía Barça. Tuve la sensación de que actores como Ramos o Alonso no tuvieron el suficiente reconocimiento en aquellos tiempos.

 

  • Mundial Rusia 2018. He de reconocer que había recuperado una parte de la ilusión por la selección de mi país. Puede ser también que estuviera asociado a la aparición de una nueva generación en la que destacaban jugadores del Real Madrid como Isco y Asensio, totalmente consolidados tras ganar la decimotercera Champions League en Kiev.

Paco Alcácer España

Sólo unos días antes del primer partido contra Portugal, se anuncia la contratación de Julen Lopetegui como entrenador del Real Madrid para la temporada 2018-2019. Su incorporación se produciría una vez terminado el Mundial. No es la primera vez que ocurre algo así. Van Gaal se compromete en 2014 con el Manchester United o Conte con el Chelsea en 2016, por poner dos ejemplos. Pues bien, en ese momento comienza una lamentable cacería de los medios de comunicación que culmina con el despido de Julen Lopetegui al día siguiente. Ni los jugadores seleccionados del Barça/Atlético podían entenderlo. Es ahí cuando sentí que nos habían robado la selección, quizá de forma definitiva. Este cese jamás se hubiera producido si la contratación hubiera sido a cargo de cualquier otro equipo en el mundo. Sólo podría ocurrir con uno, con el Real Madrid, y así fue. Ya sabemos cómo acabó la historia.

Los sentimientos son algo que no se puede controlar. Mi cabeza me dice que debería saber separar, cambiar el chip. Que disfrutar de los posibles éxitos de tu país es algo sin duda muy bonito. Sin embargo, llevarlo a la práctica es algo complicado. Gol de Grecia, indiferencia. Es posible que algún día cambie de opinión, que regrese al pasado y vuelva a emocionarme con un gol al pasar de fase de grupos o a disgustarme hasta el lloro por volver a caer en cuartos.

 

Fotografías: Imago.

¡Descárgate B+ y comenta este artículo!

Comenta y Participa con B+

@Corleone_1988

47 comentarios en: Mi desafección por “La Roja”

  1. Aunque es posible, como dice el comentarista, que nos volvamos a emocionar con la selección, creo que a día de hoy es algo altamente improbable. Esto es como la virginidad, o la confianza, una vez que se ha perdido es prácticamente imposible recuperarla.

    Y además, recuperar ¿qué? ¿Una selección manoseada y violada permanentemente por una prensa asquerosa que lo único que desea es malmeter contra el Madrid? ¿por qué debería apoyar semejante engendro?

  2. Yo he tenido etapas similares a las del autor, pero al tener unos cuantos años más, tengo que decir que durante muchos años sentí alegrías por los triunfos de la selección con la misma intensidad que los que sentía por los del Madrid: el 12-1 a Malta, el gol de Maceda a Alemania, el 5-1 a Dinamarca, el cabreo con el gol tangado a Michel en México 86 y con los penaltis ante Bélgica, el atraco de Al Gandhour,... Creo que la unión con la selección duró algo más, hasta la Euro de 2012, y pocas veces se ha visto una unidad igual a la vivida tras el Mundial de 2010. Un país entero, hasta algunos culés como Xavi dijeron eso de "Viva España" aunque fuera con la boca chica. Pero efectivamente empezó la apropiación culé de los éxitos, como si los mejores de aquel Mundial (Villa y Casillas) fueran meros actores secundarios, no digamos Ramos, Alonso o Capdevila. Fue el triunfo de un equipo en el que hasta se perdonaba la torpeza de Torres. Pero todo eso saltó con las campañas de prensa a favor de "los buenos chicos de la Masía" y los "malvados chicos de Mou", Alonso, Iker, Ramos, Arbeloa. La selección se utilizaba para malmeter contra el Madrid, incluso, ya que el autor menciona a Isco, diciendo que en la selección gozaba de la confianza que no tenía en el Madrid, cuando lo cierto es que no le habían convocado ni para el Mundial de 2014 ni para la Euro de 2016. Y mucho apoyo a Piqué, pese a sus "tontás" y mucho jijijaja con ciertos jugadores y preguntas incómodas para madridistas. Cuando llegó el Mundial de Rusia 2018 se retrataron todos los periolistos con lo de Julen dos días antes del inicio. Fue vergonzosa la presión, tanto como los comentarios y directamente los ataques contra el Madrid. Con Luis Enrique la desafección es total, no ya con ese juego de 80% de posesión y dos tiros a puerta (frente a Grecia, tres contra Georgia), sino con cosas que me revuelven las tripas como ver ayer a Jordi Alba con el brazalete de capitán. ¡Como para no sentir desafección!

    1. Me pasa muy parecido. No sabría determinar en qué momento me la robaron, pero ahora mismo no me siento representado. Hablando claro: "La Floja, me la trae floja" (y no es una errata, yo la llamo La Floja)

    2. No vi ni un minuto del partido, ayer preferí ir al teatro a esa hora con amigos, mucho mejor plan. Hoy he visto un pequeño resumen y viendo la alineación y algún comentario que leí ayer, creo que fue así: Busquets de capitán al inicio y luego jajaja Gordi Calva, jajaja, perdón por las risas. Si no llegó a lucir el brazalete, por favor que alguien me lo corrija. ¡Un saludo, Floquet!

    3. Amiguete, todas tus sensaciones son calcadas a las mías. Tras la miserable destitución de Lopetegui y la llegada de Luis Enrique, mi desafección es casi total. Y me da una pena horrible, porque es la selección de mi país y he disfrutado muchísimo con los éxitos, especialmente el Mundial, que en Madrid celebramos como si no hubiera un mañana. ¡Lo bien que lo pasamos! Fue maravilloso y no se me olvidará jamás. Ojalá vuelvan esas sensaciones algún día.

    4. Me ha pasado exactamente lo mismo, Amiguete Barney, además, con los mismos ejemplos. Prácticamente me has descrito. 😉

      Es el enemigo el causante de la desafección. Y aprovecho para recordar quién es el enemigo: mientras en el campo solo está el rival a batir, el enemigo, ése que te quiere mal, anida en los medios. Esos mismos medios son los causantes de mi general indiferencia, sobre todo en estos partidos clasificatorios con rivales sin pedigrí o renombre alguno.

      1. Pues así es, Vagawain y Cibeles, debemos ser de quintas parecidas. Y es una pena porque es la selección de nuestro país y he disfrutado muchísimo viendo partidos de España con mi padre y luego yo con mis hijos. Desde hace años se juntan teatreros farsantes culés, un entrenador antimadridista y.una prensa que aprovecha la más mínima ocasión para atacar al Madrid y el resultado es la desafección que mostramos tantos madridistas por ese equipo que debería servir para unir y no para crear más rabia y odio, que bastantehay ya en la sociedad. Una pena enorme, pero elloa se han buscado que las audiencias sean ridículas.

  3. Desde que los ignaros y mamarrachos periodistas , arrinconaron !! LA FURIA ESPAÑOLA !!

    para adoptar una mala copia de la Selec.Chilena, que esa sí que es la auténtica ROJA, comenzó mi desafección hacia este equipo...

    más o menos lo mismo que una aciaga noche en el Bar Sánchez de la Calle Pelicanos en la Col.San Vicente de Paúl de Madrid ante el tv, sufrí y aguantë una goleada del Benfica de Eusebio, Simoes, Coluna y Cía. ante nuestro Real en partido de CdeE, los "alèticos" allí presentes celebraron cada uno de los 5 goles, como si fueran propios, ahí dió inicio mi "desafección cartaginesa" a todos los que desean males al Real Madrid, aunque soy C.A. y Romano ni olvidó, ni perdono, ni pongo la otra mejilla ... una cosa es darle la mano y felicitar al rival y otra ser gilipollas y consentirlo todo...

    ¿ dijo algo Eufemiano de las "pócimas mágicas futbolísticas " ? ..... porque èl si sabe que "furgolistas" las consumían regularmente ..... por eso lo dejaron escapar vivo, si hubiera estado inmerso en las trampas el Real, el "pollo canario" hubiera hecho un buen pote al ajillo en medio de las brasas purificadoras .....

    !! HALA MADRÍ !!

  4. Volveré a la selección cunado sea "española". Mientras sea "este grupo de jugadores", paso. Es imposible seguir y apoyar a jugadores que ni pronuncian la palabra España, a seleccionadores plegados a dictadores de opinión políticamente correcta, o a dirigentes que esconden la bandera y los colores nacionales para hacerlos invisibles en el escudo y en la equipación oficial.

  5. Pues sí,es triste que hayamos llegado a èsto,pero es lo que hay.Yo me desconecté mucho en la vergonzosa campaña contra Mou y el Madrid utilizando de forma rastrera los éxitos y la convivencia en la selección.Además,el peaje que se ha pagado al Farsa por los triunfos de la selección ha sido más que evidente.La gota que colmó el vaso de mi desafección,fue lo del cese de Lopetegui,que llegó a un punto de irracionalidad e histeria,que prefirieron pegarse un tiro en el pie y tirar el mundial con tal de machacar al Madrid.

  6. Yo soy un bastante más viejo que el autor, ya que mis primeros recuerdos de la selección vienen del Mundial 82, pero la caída en la afección hacia la selección ha sido similar. Sufrí como la mayoría las decepciones, como México 86 y el penalti de Eloy, Italia 90 y el gol de Stojkovic (usado para matar a Míchel), USA 94 y el codazo de Tassoti, Francia 98 y la artritis de Zubi, Al Gandhour y su atraco en 2002, el día que Zidane nos jubiló (por memos) en 2006, por sólo hablar de los mundiales, que podíamos hablar de Manjarín y su penalti en la Euro 96, el fallo de Raúl en la de 2000, etc. Es decir, que sólo había vivido un éxito, la final de la Euro 84 en París, la de la cantada de Arconada.
    En 2008 disfruté de la alegría de la Euro 2008. En ese equipo sólo había 3 jugadores de la única verdad futbolística, y Luis Aragonés fue el que enseñó el camino. En 2010 también disfruté del Mundial, porque además era una cosa que yo creía que no iba a vivir jamás. Para 2012 ya habían acabado con mis ganas de sentir la selección como algo mío. Viví la Euro como algo que bueno, pues ganamos, pues muy bien, enhorabuena a los premiados.
    En 2014, he de decir que el 1-5 con Holanda me produjo un sabor bastante bueno. El hecho de que la selección era el cortijo de los poseedores de la única verdad futbolística, los dardos del Marqués del Resentimiento y sus prebendas a jugadores completamente acabados, hizo que me riera bastante (también el día de Chile, la verdad). Mis amigos me decían "oye, que somos los otros, no te rías..." no lo podía evitar.
    En 2016, como todavía les quedaba crédito, pues claro, no pude más que volver a regodearme en la catástrofe, con un equipo caduco y un entrenador aún más caduco.
    Y en 2018 el sainete rubialesco-periolístico fue otra gota más que colma el vaso, pero que ya no hace ni daño. Como una ex-novia de hace 20 años que te tirara una chinita. Pues mira, ya no quedan rescoldos, así que la llama es difícil que prenda. Para ello habrá que poner nuevos troncos y encender otro fuego.
    El partido contra Grecia no lo vi (miento, vi el descuento, que fue cuando acabó el partido del Madrid de baloncesto) y el de Georgia vi el final (estuve viendo F1 y motos, lo preferí al espectáculo dicen que dantesco de las huestes del señor Martínez). He de decir que lo mejor de los partidos es el poco desgaste a jugadores madridistas (prefiero no comentar las astracanadas de nuestro capitán y sus borradas en Vigo para jugar contra Grecia).
    No sé si algún día volverá a prender la llama de la selección (por favor, cualquiera que diga La Roja merece pena de 20 años y un día en un gulag), pero el camino actual desde luego no es el que me atraerá.

    1. Recuerdo al marqués del resentimiento convocando a Munir a toda prisa"por qué nos los roba Marruecos"y la presión de la prensa ante el nuevo wonder boy o haciendo debutar a Montoya antes que a Carvajal ,solo por ser del Barcelona. Ante esos despropositos lo normal es no sentir apego.

    2. Puix, aquí estoy, casi ufano y orgulloso por no ver nada de nada de los partidos ante Grecia y Georgia. Preferí "aprovechar" para ver la sodomía a Jano en Madrid. 6-1 ante el Inter de Madrid. ¿ Ganas de vernos, eh, Jano ?.

      (*) En Tdp, RTVE a la carta, podéis regodearos y ver el partido completo.

  7. A mi me gustan las selecciones españolas pero la ROJA, la ÑBA, los HISPANOS, las GUERRERAS, LA ARMADA INVENCIBLE, etc no me dicen nada y todo viene por no pronunciar la palabra ESPAÑOLA detras de las correspondientes selecciones porque molesta a la pereriferia y ademas como comentan anteriormente la ROJA ya tiene dueño y es CHILE

  8. Cuando digo REAL MADRID estoy diciendo ESPAÑA. Repito: cuando digo REAL MADRID estoy diciendo ESPAÑA. No necesito a la Roja, Coja o Floja para dar rienda suelta a mi patriotismo. Laus Deo.

  9. "Al no tener una mente aún 100 % madura (aunque creo que ahora tampoco puedo presumir de ello)" Tremendo alarde de sinceridad. En cierta manera y, relativamente, uno también podría hacer suya tal frase. Lo que sí puedo afirmar con total rotundidad es que uno , a punto de entrar en la vejez, y desde hace un par de décadas siente por la selección española poca o nula pasión. ¡ Qué lejos queda aquel cariño por aquellos jugadores españoles en tiempos de Santillana, Juanito o, posteriormente, Butragueño, Michel, Gordillo...hasta sentía cierto cariño por el inefable Xabi Clemente, que todavía perdura !. Hace más de 10 años que no veo partidos de la Roja. Nada, cero patatero. Básicamente y, sintetizando, la razón es el empleo de la misma y de su entorno para atacar al Real Madrid. Igual que nunca volveré al As (qué tiempos aquellos del rotativo de color sepia ,las peripecias que tenía que hacer y la ilusión que tenía al adquirirlo ), tampoco volveré a la selección.

  10. Me resulta imposible emocionarme con la Floja,es superior a mi. La han usado de ariete contra el Madrid en numerosas ocasiones,y luego que haya jugadores que prefieran reservarse para jugar con la Floja ( hola Ramos) pues tampoco es lo ideal para sentir afecto.
    Mi desafección empezó luego de ganar el mundial, parecía que lo había ganado el Barcelona debido al gol de Iniest y el estilo farsa, llega hasta tal punto el halago nauseabundo que la euro 2012 ni la vi .
    Pero en el mundial de Brasil llegó el desquite,lo que me pude reír con la goleada de Holanda y ver al traidor Casillas arrastrandose por el campo...

  11. Somos muchos a los que nos pasa lo mismo.
    Va mas alla incluso de la aficion de clubs y futbol.
    El nacionalismo dominante tambien en medios de comunicacion y el asco de lo politico ultimamente en España, nos han robado totalmente la seleccion a una cantidad muy grande de aficionados, que por encima de todo somos españoles.

    Yo hace tiempo que ni me intereso por los resultados. Y cuando por casualidad lo hago y veo la cara de este endiosado ridiculo con cara de no haber ido al servicio en una semana hablar cambio de canal al instante.

    Es una pena pero es asi.

    Saludos

  12. La selección siempre se ha usado como arma arrojadiza contra el Madrid: cuando se gana algo, gana el Barça: si se pierde, la culpa es del Madrid. No hay más que ver como se recibieron a los jugadores (sobre todo a los del Barça)a la vuelta de la conquista del Mundial en los distintos campos, y los "recibimientos" que sufrían los madridistas.
    Por cierto, en las celebraciones de los títulos, Ramos ha llevado siempre una camiseta en recuerdo del tristemente fallecido Antonio Puerta: en Sevilla le siguen deseando la muerte cada vez que acude a jugar alli. Con eso está todo dicho.... Con esa gente no quiero tener nada en común en cuanto a intereses deportivos.....
    Saludos amigos madridistas y HALA MADRID

  13. Hace años que no me interesan nada esas cosas de La Roja, o como la llamen ahora, y la verdad, no añoro nada.
    Advertí pronto el engaño. Cuando se ganaron cosas no las ganaba España, las ganaba La Roja.
    Ahora ya no se gana nada y poco a poco vuelven a ser España o la selección española. Pues muy bien, por mi parte tarado el himno de mi club, ese que dice: Madrid, Madrid, Madrid, Hala Madrid y nada más...

  14. Coincidiendo en el 90% del artículo, mi deserción se produjo a la par que la aparición de un tálpido, mamífero placentario del orden Eulipotyphla, con él empezó todo.....
    Lo que más duele es que tenga que venir un SEÑOR de Portugal para abrir los ojos a muchos incautos.
    No hay descanso para el pobre San Martín.

  15. Yo confieso, ante vosotros hermanos, que soy pecador.
    En mi casa seguimos viendo todos los partidos de España (Llamamos así al equipo representativo de la Federación), y cuando juegan mal, como en los dos últimos sin ir más lejos, o no se gana, nos enfadamos. Y debo decir que nos enfadamos exactamente igual que cuando el Madrid no gana. Y cuando mete un gol en el último minuto, como ayer, gritamos. Obviamente, el cabreo, o la alegría, es proporcional a la importancia del partido, exactamente igual que pasa con el Real Madrid.
    Ruego a vosotros hermanos, que una vez aliviado mi espíritu por los beneficios de la confesión, no me lo tengáis en cuenta. Sin duda mis pecados son fruto de la ignorancia, pues, como ya he escrito en estos foros alguna vez, no veo ni escucho ni leo ningún tipo de noticia deportiva en los programas de TV, de radio, o de la prensa escrita. Con ello intento que mi alma no se vea corrompida por las opiniones políticas insidiosas del maligno (porque todo esto de la roja, y de asociar las victorias de España a la Farsa, etc, es únicamente creación de opinión favorable al separatismo y a la destrucción del país), y destinada irremisiblemente a la condenación eterna.

    Hagan ustedes lo mismo, si pueden, y sálvense.

    Per saecula saeculorum, Amen.

  16. La Selección no significa nada para mi desde el Villarato y Clemente. Por cierto, el barcelonista Luis Enrique cada vez se parece más al maleducado Clemente.

  17. Creo que cuando mas hubiera disfrutado de la selección ganando algo importante fue cuando estaban Michel, Buitre, Martin Vazquez...pero no pudo ser.
    Vino Clemente y para mi fue un zarpazo brutal, se cargo a medio Madrid y recuerdo esas alineaciones con defensas en el centro del campo, horrible.
    Pero con la de Camacho, he de reconocer que me enganche pero bien, ese Raul tremendo, Valeron, Joaquin, la forma que teníamos de jugar, lo de Corea aquella mañana de Sabado fue una decepcion tremenda.
    Y luego desde la de Luis hasta ahora pasando por Del Bosque.. pues lo que habéis comentado anteriormente, ese Pique, Xavi, Busquet, etc ..que hicieron imposible por mi parte alegrarme plenamente de una victoria suya...o entristecerme por una derrota.
    Lo de ahora me lo imaginaba de otra forma, al no estar Pique pensaba que me lo iba a tomar de otra manera pero imposible, creoa que era el objeto sospechoso pero no hay forma, una selección en la que apenas tenemos representación, con un antimadridista declarado de entrenador pues eso, para mi prácticamente no existe.
    Aparte lo que tampoco entiendo es que ahora mismo si eres jugador de primera y lo haces ya no bien, medianamente bien, sabes que tienes muchas posibilidades de debutar con la selección, en eso también se ha perdido el encanto, para jugar con la selección deberías tirar la puerta! Aquí va hasta el tato ahora mismo.

  18. Mientras jugaba el "combinado estatal"* estaba viendo en diferido el Francia-Escocia del Seis Naciones de Rugby. Y no creo, vamos que puedo afirmarlo, que alguna vez llegue a tener algún interés en los resultados del mencionado "combinado", Eso no quiere decir que en algún campeonato vea algún partido en la medida en que sea futbolísticamente interesante y no tenga otra cosa mejor que hacer. Pero siempre desde la indiferencia respecto al resultado final. Yo si a la misma hora hay un Alemania-Inglaterra la elección la tengo clara.

    * Nunca acabo de tener claro si cuando se refieren al Estado Español se refieren a España o al conjunto de organos de la Administración y/o a los funcionarios que trabajan en ellos.

    1. Se trata de no mencionar el nombre de España. Una vez escuché en la radio hablar sobre un concurso de "Tortilla estatal". PD : Le prometo que es verdad.

  19. La selección es el equipo de fútbol de la RFEF y de la prensa deportiva, dos entes que llevan décadas promoviendo la destrucción del Real Madrid. Ser madridista y ser aficionado de la selección son cosas incompatibles. Algunos madridistas se resisten a comprender esto ya que ven aún a la selección como un símbolo de nuestro país y atribuyen a su seguimiento un cierto patriotismo. Algo que puede llegar a entenderse, aunque lo cierto es que no se trata más que de un simple equipo de fútbol, de un juego, nada que ver con ningún sentimiento de apego al país, como mucho un vínculo superficial y hasta diría que infantil. Ser patriota es algo muy distinto.

  20. Disfruté como un enano con la Euro del 2008 y el Mundial del 2010. Creo que nunca he vivido semejantes juergas colectivas como las de aquellas dos noches... y es que lo podía celebrar con TODA España (excepto con los indepes, pero podía reírme de ellos, lo que era un plus). La victoria del 2012, ni fu ni fa, y a partir de ahí total indiferencia. Ni siquiera sabía los motivos por los que ayer jugó España (pensaba que eran amistosos). Si volvemos a ganar algo, obviamente lo celebraré para pillarme una buena borrachera y lo usaré para reírme de los indepes. Y si no volvemos a ganar nada ... pues como me la suda, no pasará absolutamente nada... p.d: cuando nos eliminó Rusia, lo primero que pensé fue: menos mal que se acabó este TOSTÓN... años atrás habría estado BIEN JODIDO un par de días...

  21. Amigos en el futbol, veo la cosa por otro lado. Soy de Isco, luego de la selección y del Madrid. Es un numero one. Dándole las herramientas adecuadas y , por lo menos no estorbando demasiado, la ambición de este tipo que, a mi, no consigue disimular, destroza el juego de cualquier adversario. Pero para lograrlo del todo tendría que ser profeta en su tierra. Pero está claro que el merenguismo actual habla a Alá principalmente.
    Confío en que pasará un día como un tren por encima de todos los luisenriquismos, zinadismos o cualquier otra ceguera que pretenda ningunearle. En el camino nos veremos, me gusta el blanco, pero me tuve que rendir a Xavi en su día. Quiero futbol en español, empezando por Isco, Fabián, Llorente, Pedri, Kepa, Rodri, Brian, todos aquellos deportistas con talento para el fútbol. Otros que hagan decatlón.
    No me "solirarizo" con Vds. Isco es la clave créanme

  22. Como varios de vosotros, perdí todo el interés por la selección española después del Mundial de Sudáfrica, sí, ese que ganaron Xavi e Iniesta, con la colaboración de otro grupo de barcelonistas. Dado el ninguneo a los futbolistas de otros equipos, bueno... a los del Madrid, principalmente, me dije a mí mismo que, desde ese momento, la selección y yo no íbamos a llevarnos bien. Hasta ese momento me había alegrado mucho de los triunfos de España, pero, es lo que tiene hablar continuamente de estilo Barça, y loar sin medida a los jugadores de dicho equipo, que, a gente como yo, nos acaba cansando y el hartazgo lleva primero al cabreo y después al desinterés. Es triste que por culpa de la gentuza que desinforma en los medios de incomunicación, se pase de querer a un equipo a sentir una íntima satisfacción cuando es eliminado. Desde entonces solo veo partidos de España en Eurocopas y Mundiales pero no siento absolutamente nada por ellos. Desde hace tiempo es Croacia quién me emociona (Modric no te retires nunca, por favor). En fin...este es el país que tenemos. Un saludo a todos los madridistas de bien.

  23. A mí la selección no me importa nada, me deja completamente frío. He pasado por etapas de pasión por el equipo nacional casi al mismo nivel que por el fútbol de clubes y por etapas de abierta hostilidad. Ahora estoy en una etapa de total pasotismo.

    No creo que se pueda volver de esa desafección, porque en el fondo es una desafección con el fútbol en general.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

homelistpencilcommentstwitterangle-rightspotify linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram