Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
Lopetegui ya no es el enemigo

Lopetegui ya no es el enemigo

Escrito por: Quillo Barrios18 agosto, 2020
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

La prensa critica al Real Madrid porque su exentrenador brilla hoy en Sevilla

Corría la primavera de 2018 cuando el Real Madrid cometió el sacrilegio de contratar a Julen Lopetegui, quien, por aquel entonces, dirigía a la Selección Española y estaba preparado para disputar el Mundial de Rusia con el combinado nacional. El anuncio de su aterrizaje en el Santiago Bernabéu generó tal revuelo que hasta la RFEF decidió asumir un papel protagonista despidiéndolo justo antes del debut de España en la competición. Julen quería seguir y posponer su llegada al Real Madrid hasta que finalizase el periplo de la Selección en el Mundial. No le dejaron. A la decisión de Luis Rubiales se sumó una brutal campaña mediática en la que se intentó destrozar la figura del entrenador y la del propio club blanco.

Lopetegui y Rubiales.

Lo que pasó después es de sobra conocido. Marcaje insoportable a un hombre cuyo gran pecado fue aceptar la propuesta de la entidad más importante del mundo. El Real Madrid tampoco salió indemne. Se le llegó a culpar del paupérrimo papel de España en el Mundial y de torpedear la transición que se estaba llevando a cabo en el equipo nacional. Las primeras ruedas de prensa de Lopetegui como técnico blanco giraron hacia la polémica y la necesidad de esquivar los ataques frontales de una prensa tóxica e incendiaria. Lopetegui era el enemigo público número uno y el Real Madrid un saco de boxeo al que golpear por el simple hecho de mirar por sus propios intereses.

Lopetegui observa a Benzema.

Meses después de aquella guerra, Lopetegui fue destituido. No voy a analizar lo ocurrido, ni los resultados y decisiones que le llevaron a salir del Real Madrid -hay textos estupendos en La Galerna reflexionando sobre su adiós-. He venido a hablar del impresionante cambio de discurso de la prensa española, que ha pasado de arrollar públicamente al técnico vasco a criticar al actual campeón de Liga por no tener paciencia con un entrenador que ahora triunfa en el Sevilla. ¿Se puede tener la cara más dura? Difícil.

Julen ha construido un Sevilla atractivo y eficaz

Lo primero que quiero decir es que celebro el estupendo trabajo de Lopetegui en el Sánchez Pizjuán. Ha construido un equipo reconocible, con un estilo tan atractivo como eficaz. Cuarto en Liga y finalista de la Europa League, el Sevilla es uno de los grandes protagonistas de la temporada. Futbolistas como Diego Carlos, Ocampos o Jordán han dado un gran nivel a las órdenes del ex del Real Madrid. Falta por saber si pondrán el broche de oro a la temporada reinando en terreno continental. Sea como fuere, a Lopetegui se le juzga mirando al pasado, como si su notable labor en Nervión convirtiera en un grotesco error su destitución anterior. La realidad es que no tienen nada que ver. Personalmente sentí cierta rabia al ver que no iba a triunfar en el Bernabéu, pero el Real Madrid no puede recibir sopapos porque su antiguo entrenador brille ahora lejos de la capital de España.

Julen Lopetegui.

Algún día, ojalá más pronto que tarde, los medios de comunicación dejarán de incluir hasta con calzador al Real Madrid en todas y cada una de las reflexiones que genere el fútbol. Sí, soy un ingenuo, pero es tarde para cambiar ahora. O no. A saber. En lo que yo cambio o lo hace la prensa, que Julen siga triunfando y el Real Madrid ganando. Y todos contentos. Salvo los de siempre.

 

Fotografías Getty Images.