Las mejores firmas madridistas del planeta

Rubiales miente

Escrito por: jorgeneo14 junio, 2018
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

7 de Junio de 2018: un apreciado tuitero madridista me envía por DM el siguiente mensaje: “Ayer me volvieron a confirmar que no es que este avanzado lo del entrenador, es que está cerrado”

A diferencia de lo que haría la mayoría de periodistas, este tuitero respeta sus fuentes y no me dice quién es el elegido. Ni lo hace en privado ni durante esos días insinúa nada en su perfil público.

Ese mismo día, se monta un hilo alrededor de mi TL donde se insinúa que el club ya tiene entrenador pero que “no sueltan prenda porque ahora es delicado”.

Durante días posteriores empieza a crecer el rumor que si no se anuncia ahora “por algo será…” Vamos, que es un entrenador que está en el Mundial empieza a parecer bastante evidente.

Ese mismo día, el 7 de Junio, Lopetegui coge un avión con destino a Rusia.

12 de junio 2018 17:53 de la tarde. El Real Madrid lanza un comunicado, muy escueto, sorprendentemente escueto, anunciando que Lopetegui será el próximo entrenador del equipo.

El comunicado dice lo siguiente:

Julen Lopetegui será el entrenador del Real Madrid tras la celebración del Mundial de Rusia 2018.

 El Real Madrid C. F. comunica que Julen Lopetegui será el entrenador del primer equipo durante las próximas tres temporadas.

 Julen Lopetegui se incorporará al club tras la participación de la selección española en el Mundial, después de dos años al frente del equipo nacional

Algo más de 300 caracteres. Algo menos de dos tuits. 3 únicos párrafos y dos de ellos dicen lo mismo. No hace falta ser muy lince para observar que es un comunicado exprés, lanzado a toda prisa y sin apenas preparación.

Pocos minutos después, la RFEF lanza otro comunicado con una frase clave que, minutos después y con todo el incendio ya totalmente imparable, deciden suprimir porque les dejaba en evidencia:

La RFEF ha estado en todo momento en contacto con el Real Madrid y al tanto de las negociaciones de nuestro entrenador con su futuro equipo.

Las personas mienten, las pruebas no. Y qué mejor prueba que poner esa frase en Google para observar que varios medios citaban textualmente esta frase como parte del primer comunicado de la Federación.

Las personas mienten, las pruebas no

13 de junio 2018 12:00 de la mañana: Rubiales confirma la destitución de Lopetegui justificando su decisión en un argumento clave: “En ningún caso hemos estado informados hasta cinco minutos antes del comunicado. Hierro no sabía nada y no tiene responsabilidad alguna. Pedí que no se hiciera público, pero ya fue imposible"

Es decir, que Rubiales pretende hacernos creer que varios tuiteros cercanos a gente que trabaja en la RFEF y al Real Madrid sabían hace una semana del fichaje de Julen mientras el presidente y Fernando Hierro estaban totalmente al margen del asunto. Ya.

Expongo esto porque ayer se abría un debate interno en La Galerna que giraba sobre dos preguntas fundamentales:

  • ¿Ha actuado el Real Madrid bien en cuanto a tiempo y forma en este tema?
  • ¿ De verdad le vale la pena al Real Madrid montar este follón, con Federación por medio y todo lo que pueda repercutir en los estamentos por extensión, por un entrenador como Julen?

Sobre el Punto 1 mi respuesta es SÍ

La renuncia de Zidane ocurre justo después de acabar la temporada, de forma totalmente inesperada y cuando todo el mundo daba por hecho que iba a continuar. Y cuando digo todo el mundo incluyo a todos aquellos entrenadores que, sin ninguna duda, tienen como objetivo entrenar algún día al Real Madrid. Y en esta lista se encontraban, claro,  Pochettino y Lopetegui. Dos entrenadores que, dando por hecho que la era Zidane iba a alargarse una temporadita más, no dudan en ampliar sus acuerdos con sus respectivos equipos. Pochettino renueva el 24 de Mayo y Lopetegui el 22.

Zidane anuncia que se va el 31 de Mayo, pero avisando al club el día anterior. Es decir, que entre la rueda de prensa de Zidane y la subida al avión de Lopetegui (con todo ya cerrado), pasan exactamente 7 días. El club desde el primer momento tiene claro dos nombres: Pochettino (que es un viejo sueño de Floren y JAS) y Lopetegui (que cuenta con la prescripción del vestuario). No olvidemos que Carvajal llega a reconocer en una entrevista a De La Morena, y con Zidane aún en el banquillo, que Julen es el mejor entrenador que ha tenido nunca.

Con el Mundial a la vuelta de la esquina y con la complicación que tenía el candidato del presidente, Poche, hay que cerrar a Julen antes de que se vaya a Rusia y dificulte toda la operación dado que todos los periodistas iban a estar allí y sería más complicado. Esperar a terminar el Mundial no era una opción. Ni el Madrid ni nadie puede permitirse llegar a julio sin entrenador y mucho menos exponerse a un posible fracaso de la Selección que encima perjudicase su nombramiento. Se debe realizar antes sí o sí.

Primero se pregunta a Julen si quiere. Y la respuesta es evidente. Luego se habla con la RFEF para negociar su cláusula. Dicen que no. Se acuerda pagarla entera (lógico) y que el fichaje interfiera lo menos posible en el día a día del trabajo de la selección española (algo difícil porque las filtraciones de algo así son casi inevitables). Pero el caso es que ambas partes sí que se comprometieron al menos a intentarlo. Todo esto fue confirmado por varios periodistas minutos después de hacerse oficial el fichaje y nombrando como fuente a personas cercanas al presidente de la RFEF, Luis MENTIROSO Rubiales.

Se manejan varias hipótesis respecto a las razones por las que se precipitan los acontecimientos y sale el comunicado del Madrid. La que nos parece más plausible es la siguiente. Julen comunica a la plantilla la decisión y algo hace entrever al Real Madrid (y al propio Julen) que el riesgo de filtración era inminente. En este punto quiero volver al comunicado escueto del Real Madrid. Es entonces cuando el club llama a Rubiales y le dice que no queda más remedio que oficializarlo entre las partes porque un rumor de estas características sería mucho más dañino y perjudicial para todos.

El Madrid lanza un comunicado a toda prisa. 300 caracteres. Dos párrafos repetidos. La RFEF prepara el suyo e incluye la famosa frase que puede acabar con la presidencia de Rubiales próximamente: La RFEF ha estado en todo momento en contacto con el Real Madrid y al tanto de las negociaciones de nuestro entrenador con su futuro equipo.

En ambos comunicados se informa que Julen estará en el cargo hasta después del Mundial (obvio).

La prensa, que en su mayoría es antimadridista y por tanto vive lejos de las fuentes cercanas al club, hasta el momento estaba siendo ajena a todo esto. El comunicado cae como una bomba y comienza una campaña de acoso y derribo sin precedentes. Otra de las frases del comunicado de la RFEF rezaba lo siguiente: “La RFEF solicita el máximo respeto para mantener la normalidad en la concentración de la selección nacional a las puertas de nuestro debut en el torneo ante Portugal”

Los medios no hacen ni caso porque en el fondo la Selección les da igual (de otro modo, habrían hecho caso de esta última indicación). Cristóbal Soria llega a escribir un tuit que cuenta ya con cerca de 4K rts: Estoy deseando que eliminen YA al real de madrid del Mundial de Rusia... En un ejercicio de irresponsabilidad total, piden la dimisión A DOS DÍAS DE EMPEZAR EL MUNDIAL!!! del entrenador y cuerpo técnico que ha preparado al equipo, ha diseñado las jugadas de estrategia, ha estudiado a los rivales, ha preparado los vídeos de todos los posibles enfrentamientos que pudiéramos tener… en definitiva, del entrenador y cuerpo técnico que se ha ganando el respeto del vestuario y en el que más confían los jugadores. Pero Rubiales se caga. Y MIENTE. Y MIENTE porque entre hacer caso a Relaño, Roberto Gómez o Segurola, o a los capitanes de la Selección, elige el camino de los primeros. Porque en el fondo Rubiales piensa que su continuidad, como pasó con Villar, depende más de ellos que de Ramos.

Rubiales piensa que su continuidad depende más de la prensa que de ramos

Rubiales sabe mejor que nadie que si Villar ha aguantado 30 años en el cargo es gracias a una prensa cobarde y servil.  Una prensa que admite durante 30 años tener un presidente corrupto -sin ejercer la menor investigación al respecto-, pero que en cambio no te va a perdonar que el Madrid te "levante" al Seleccionador.

Por todo esto considero que sí, que los tiempos eran los correctos. Y las formas también. Porque Rubiales MIENTE. MIENTE cuando dice que se entera 5 minutos antes. MIENTE hasta el punto que se ve obligado a cambiar un comunicado viendo la que se le viene encima. MIENTE cuando ve que, ahora que se ha filtrado, siente que el que está en la posición débil es él. MIENTE porque si a España la eliminan pronto, Lopetegui se va al Madrid y él tiene que aguantar los editoriales de Relaño recordándole que había que haberle destituido antes.

Sobre el punto 2: ¿ De verdad le vale la pena al Real Madrid montar este follón, con Federación por medio y todo lo que pueda repercutir en los estamentos por extensión, por Julen? Mi respuesta también es SÍ.

Si algo hemos aprendido durante todo este tiempo es que nada de lo que hagamos acabará con ese antimadridismo que torticeramente nos hacen creer que generamos nosotros con estas decisiones. Mirad, majos, el antimadridismo lo genera ganar Copas de Europa a cholón en fútbol y basket. Y mientras no dejemos de ganar, algo que parece bastante improbable que suceda en los próximos siglos, el antimadridismo seguirá ahí.Y se morirá el dinosaurio de Augusto Monterroso y el antimadridismo seguirá ahí.

Si el club tenía dos opciones en mente, siendo una de ellas fuertemente recomendada por el vestuario, veo bien que se vaya con todo. Ojalá se actuara así en otras ocasiones donde, por miedo a molestar al “dinosaurio”, se elige un camino más largo.

No olvidemos además que Rubiales, se supone, quiere acabar con una organización clientelar que evidentemente sí podría haberte tomado en cuenta una acción así. Pero él, él que dijo que iba a ir de cara, él no podría hacerlo. Y más si se le avisa con tiempo. Como así ha sido.

Pero es que además Julen es un entrenador que encaja perfectamente no solo con esta plantilla sino con la estrategia deportiva que está siguiendo el club últimamente. Es el entrenador que primero puso en valor a Casemiro. Que ha sacado lo mejor de Isco y que sabe activar a Asensio como nadie. Un entrenador que ha trabajado con muchos de ellos desde que fuera seleccionador sub21 y que se maneja bien tanto con los jugadores jóvenes como con diferentes sistemas. ¡Si hasta hemos visto marcar a Isco un gol a la contra con él!

No parece una decisión ni al azar ni fruto de un descarte masivo de entrenadores.

Pero del hombre de los mil sistemas, como he decidido bautizarle, hablaré más adelante en otro artículo.

De momento, su acto heroico ha unido de nuevo al madridismo como hacía tiempo no lo había visto. Aguante, Julen. Más de 400 millones de personas en todo el planeta estamos contigo. Bienvenido a la mejor institución deportiva del mundo y mucha suerte.