Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Portanálisis
¿Y si en realidad están enamorados de Mourinho?

Portanálisis: "Una mirada irónica sobre la prensa deportiva diaria"

¿Y si en realidad están enamorados de Mourinho?

Escrito por: La Galerna14 marzo, 2018
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Buenos días. El amor es traicionero, ¿verdad? O, mejor dicho, el desamor. Cruel, crudo, nunca cede. Esa especie de rencor eterno que queda dentro de ti cuando se te escapa la persona amada, cuando intuyes que no volverás a tenerla entre tus brazos. Años abrazándola y, de repente, se va, diciendo adiós o sin decirlo, pero se va al fin y al cabo. Ahí te das cuenta de las pocas veces que dijiste "te quiero" o de las palabras que te ahorraste por tu orgullo. Y, años después, sin saber por qué, algo se agita dentro de ti y recuperas varios momentos que todavía te unen a ella. "Ojalá vuelva", te dices por dentro sin decirlo hacia el exterior.

La prensa ama a José Mourinho. Los periodistas están enamorados de él. Creíamos que lo odiaban, pero no, lo aman. Hablan mal del portugués por despecho, por ese desamor extremadamente doloroso que todo lo nubla. Pese a que se marchó hace años, Mourinho dejó huella en los maltrechos corazones periodísticos de España. Lo necesitan, imploran por su vuelta aunque no lo digan.

Roberto Palomar es un claro ejemplo de despecho, de desamor, de dolor insoportable por la falta del ser querido. Palomar está enamorado de Mourinho desde el primer "hola". Nunca lo reconocerá, pero tampoco hace falta. Anoche, tras la clasificación del Sevilla para cuarto de final de la Champions League, el periodista se dedicó a atacar a Mourinho en lugar de felicitar al cuadro hispalense por su hazaña. Soltó la típica rabia que suele acabar con un "te quiero" y llamada posterior al susodicho o susodicha para pedir disculpas y suplicar que vuelva. Palomar es romántico, lo que pasa es que no sabe demostrarlo. No odia a Mourinho, simplemente lo ama de forma extraña, tan irracional que ni siquiera la expresa correctamente.

A Manolo Lama le pasa algo parecido. Se pone tan nervioso al hablar de su amado Mourinho que hasta inventa palabras como "patacón", que suena a menú del Pans & Company. El amor consigue que los nervios tomen el mando y, en ocasiones, no sepamos qué decir exactamente. A Lama le pasa algo así. Ha intentado envolver sus sentimientos con una capa de odio y bilis, pero no engaña a nadie. Ama, adora, desea a José Mourinho. Lo demuestra hablando casi cada semana de él pese a que lleva años sin entrenar en España. Ojalá Cupido saque de nuevo el arco y la flecha y le dé a Manolo esa alegría que lleva tanto tiempo esperando.

En Barcelona también aman a Mourinho. 'Mundo Deportivo' quizá algo menos, porque son más fríos y tal, pero 'Sport' sigue guardando al portugués en su corazón. Tal es así que, según ellos, el Sevilla se cargó a Mourinho, pero no al Manchester United, por lo que en cuartos de final habrá nueve equipos en lugar de ocho. Tendrá problemas la UEFA a la hora de armar el sorteo.

También aman un poquito al Real Madrid, pero no está la economía como para reconocerle a un público mayoritariamente culé que su pasión es blanca y no blaugrana. Mejor aparentar que ser, que hay que llevar pan a la mesa cada día.