Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
Real Madrid, ¿femenino plural?

Real Madrid, ¿femenino plural?

Escrito por: Van Cleef30 julio, 2018
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

¿Alguien ha probado alguna vez un pastel o una tarta que no contenga azúcar? Ni azúcar ni cualquier otra sustancia que la pueda sustituir, como miel, edulcorantes artificiales, mermeladas, etc.

Si alguien lo ha probado, seguro que no le han quedado ganas de repetir, por mucho pastel o tarta que aún quede encima de la mesa y por buena presencia que tenga...

El presente artículo no pretende posicionarse ni a favor ni en contra de la creación de una sección femenina en el Real Madrid (se entiende que una sección femenina competitiva, para disputar Ligas, Copas y demás trofeos). Sólo pretende analizar modestamente el repentino interés de mucha gente en que el Madrid lo haga.

A nadie se le escapa que el feminismo lleva muchos años en auge. Y que, sobre todo en estos últimos tiempos, pareciera estar disputando un velocísimo sprint final, sin estar muy claro todavía dónde está situada la meta. Pero lo que sí parece estar claro es que el feminismo y todo lo que le rodea vende. Y mucho. Y parece haber llegado la hora de posicionarse al respecto en ciertos asuntos: O estás conmigo o estás contra mí. Y también parece que esta es una buena razón (y una buena excusa...) para sacar una vez más a relucir al Real Madrid en un tema en el que parte con desventaja (cosa que siempre agrada a muchos).

La prensa deportiva está empezando una campaña en la que pretende instar al Madrid a que constituya su respectiva sección femenina de baloncesto y, sobre todo, de fútbol. ¿Por qué precisamente ahora? Ellos sabrán. Pero ya que hablamos de periodismo deportivo, vamos a especular un poco al respecto.

El campeonato de fútbol femenino lleva varios años disputándose, habiendo variado desde sus inicios varios aspectos, como la nomenclatura de la competición, su composición, formato de enfrentamientos, etc. En la actualidad se denomina Primera División Femenina y la integran 16 equipos. De entre los más laureados hay que destacar al Athletic de Bilbao, al FC Barcelona, al Levante, al Atlético de Madrid, al Rayo Vallecano o al Español de Barcelona, como algunos de los más conocidos. Y esta próxima temporada también la disputarán equipos como la Real Sociedad, el Betis o el Valencia, entre otros.

Pese a contar con clubs tan importantes, hay que decir que sigue teniendo (a pesar de cierto auge) muy poco seguimiento mediático. Las televisiones (y sobre todo sus anunciantes) saben muy bien lo que vende y lo que no. No es por casualidad que el plato fuerte de unas Olimpiadas sean los 100 metros lisos masculinos. ¿Por qué? ¿Hay machismo en las Olimpiadas? ¿Por qué no los femeninos? Pues porque en los 100 metros lisos femeninos se decide quién es la mujer más veloz del planeta. Mientras que en los 100 metros lisos masculinos se decide quién es "el ser humano" más veloz. Y lo mismo ocurre con el salto de longitud, de altura, etc. En el mundo del deporte, el físico masculino manda en términos absolutos; por ello es lo que más se ve. Y, por tanto, lo que más se paga. Y, de momento, volviendo al fútbol femenino, este no vende. Al menos no lo suficiente.

Y a renglón seguido llega la pregunta del millón: ¿Qué haría falta para que esta Primera División Femenina cobrase interés y las cuentas de los clubs participantes (mayormente deficitarias en estas secciones) comenzasen a recibir algo de dinero en vez de invertirlo a fondo perdido un año tras otro?

La respuesta es tan evidente que da un poco de vergüenza sacar pecho al darla: meter en la pomada al Real Madrid Femenino. O sea, al Real Madrid.

¿Y qué hay que hacer para que el Real Madrid forme parte de esa pomada o de esa ecuación? Presionarle mediáticamente aprovechando esa ola de feminismo que parece querer cubrirlo todo, redacción de la Constitución incluida. Ya se han empezado a escuchar y leer acusaciones en las redes tales como "club machista" o "arcaico"...

Lo que le faltaba al Real Madrid, ¿verdad...?

De momento, los principales medios deportivos se están absteniendo de aplicar tales calificativos al club de Concha Espina, aunque, sibilinamente, ya han empezado a ejercer cierta presión. Una presión indirecta, pero que acabe calando en la audiencia. Ya se han escuchado o leído frases del estilo de:

- La Liga de fútbol femenina es atractiva como un pastel. Y el Real Madrid sería "la guinda" de ese pastel si decidiese participar...

"La guinda...".

Pudiera parecer un elogio, habida cuenta de que la mención de este fruto del guindo en determinadas frases suele referirse a algo bueno. ¡Un elogio al Real Madrid...! ¡Mamma mía..!

Pero no lo es tanto. Porque si el Madrid tuviese que ser un ingrediente de ese pastel o de esa tarta, sería el AZÚCAR... (recuérdese el enigmático comienzo de este artículo).

Pretenden seducir al Madrid con flojas lisonjas (y valga la cacofonía) en forma de guinda de un pastel...

- Quiero hacer una tarta. Déme usted un Kg de azúcar, que yo le pagaré por el equivalente de una sola guinda...

- Pues mejor váyase usted a hacer puñetas -respondería el dependiente con toda la razón del mundo...

No es que los medios deportivos ni la Federación de Fútbol Femenino se tengan que poner de rodillas suplicando que el Real Madrid cree un equipo y participe en esa competición. No es necesario. Simplemente estaría bien que reconociesen de manera pública el verdadero valor que la incorporación del club blanco aportaría a la misma. Pero se resisten a hacerlo. No quieren admitir abiertamente que la ausencia del Madrid en esa competición le resta mucha importancia. No existe el morbo suficiente (y el Madrid lo aportaría) como para que el gran público le preste la atención necesaria. Prefieren dejar caer que el club blanco "sería bienvenido", así sin más. Casi como haciéndole un favor...

Se podría hablar; incluso negociar dicha incorporación. Lo que no sería éticamente aceptable sería una campaña mediática de desprestigio al club para forzar su decisión al respecto. Y tiene toda la pinta de que es lo que va a empezar a ocurrir.

El club tiene que sopesar si le merece la pena esa sección o no. Puede incluso consultarlo con sus socios. Y lo que se decida de manera inteligente será aceptado de buen grado. Pero que nadie se ilusione con que el fútbol femenino alcance las mismas cotas de aceptación que el masculino, porque es poco probable que eso ocurra en el deporte rey (y puede que en casi ningún deporte, por lo antes explicado). Por lo cual, habría que andar con pies de plomo a la hora de invertir cantidades considerables de dinero en dichas secciones, si uno quiere evitar un buen susto económico a corto o medio plazo...

- ¡No sería necesario invertir cantidades considerables de dinero...! -dirán algunos.

¿Ah, no..?

¿Se pretende crear un equipo femenino que lleve el nombre "Real Madrid" y que quede por la mitad de la tabla? ¿O un "Real Madrid" que todos los años luche