Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
Maldita cena

Maldita cena

Escrito por: Francisco Javier Sánchez Palomares6 diciembre, 2019
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

—¡¿Pero qué demonios te ocurre, Trevor, por qué vas con muletas?!

—Me he lesionado leyendo un artículo sobre la cena de Navidad del Real Madrid, Lou.

—Dios bendito, otro más. Es una plaga de dimensiones bíblicas.

—De la manera más tonta, Lou, cuando estaba leyendo que a Bale le habían regalado un palo de golf, he sentido un desgarro en el menisco y he tenido que dejar de leer, no he querido forzar, las lesiones de rodilla son muy traicioneras.

—Has hecho bien, Trevor, mejor no arriesgar, han dicho en el telediario que al regresar de la cena, el coche conducido por Luka Modrić pasó por la puerta de la vivienda de Carlos Vives y a su mujer le dio un ataque de gota fría.

—¡Diantres! Sírveme un gin tonic, Lou, haz el favor, que me ha dicho el fisio que me aplique hielo.

—Claro, aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid…

—Es cierto, Lou, para que no se inflame la rodilla.

—Ya, pero tú vas a tomar el hielo por vía oral, Trevor y el fisio te habrá recomendado uso tópico.

—Sabes que no me gustan los tópicos, no insistas, lo tomaré por vía oral.

—Como quieras, aquí tienes.

—Gracias, Lou. Veo que has vuelto a servirme ginebra de curso legal.

—Así, es, Trevor, no te merezco. Volviendo al asunto, si dejaste de leer, no te habrás enterado de que la cena también causó bajas entre los jugadores.

—Pues no, preferí no ahondar en el tema, ¿qué ha ocurrido?

—Al parecer, Hazard se ha lesionado la propia lesión que le produjo la cornada sufrida contra el PSG. Ha sido preciso someterlo a siete pruebas radiológicas para encontrar una microfisura en el tobillo. Como estaba cerrado Sanitas porque están colocando la decoración navideña, hubo que realizárselas en un hospital de Seguridad Social de Móstoles y entre prueba y prueba, como tardaban mucho, Edén comenzó a tomar cervezas con empanadillas en el bar y para cuando el radiólogo concluyó la última resonancia magnética, ya estaba sin conocimiento y lo llevaron a la cena dormido, donde le habrían los ojos solo para hacerle algunas de las fotos.

—Vaya contratiempo, Lou, con los ojos cerrados no se puede jugar al fútbol, veo difícil que esté recuperado entonces para el partido contra el Barcelona, pero ya veremos. ¿Alguna baja más?

—Sí, Trevor. Marcelo se tragó un hueso de aceituna mientras comía unas filloas rellenas de crema pastelera. Al parecer, el hueso cayó tan rápido que le ha provocado una lesión en el sóleo.

—Parece sospechoso, Lou.

—Sí, ¿verdad? Te he dado la versión oficial del club, pero las malas lenguas dicen que fue Bale que le arreó un puntapié cuando Marcelo le regaló el palo de golf.

—Eso me cuadra más. ¿Ningún lesionado más, no?

—Sí, Trevor. El propio Bale. Un edema en el bíceps femoral de la pierna izquierda.

—Ya, seguro, Lou. Apuesto mi dignidad a que fue Marcelo que le devolvió el puntapié.

—Algo se comenta, Trevor. Incluso que le arreó con el palo de golf. Pero no acaba ahí la cosa, uno de los camareros que sirvió la cena al equipo reside cerca de Guzmán el Bueno y se ha puesto malo. Un desastre. Florentino ha intentado anular la celebración, pero el dueño del restaurante se ha negado en rotundo, se excusa en que el Gobierno ha promulgado una ley que impide modificar hechos ya sucedidos. No hay quien lo entienda.

—Ponme otra copa, Lou, que parece que la rodilla se va desinflamando.

—Está bien, toma. Dejemos de hablar de la maldita cena. Dime tú número, Trevor.

—No seas memo, Lou, si vivo en tu almacén, es el mismo número de teléfono que el tuyo, pero se oye un poquito más lejos.

—Me refiero al que juegas a la lotería, Trevor.

—Es que no te explicas, Lou. Es el 21912, sabes que siempre juego al día en el que se retiró don José María Gutiérrez Hernández.

—Pues no te ha tocado nada, Trevor, ni siquiera lo jugado.

—Normal, si lo compruebas con esa desgana, nunca va a tocar.

Trevor Miles

1-Resurrección.

2-La esperanza de un madridista perdedor.

3-El diámetro noruego.

4-Bendito aplazamiento

5-Maldita cena

Un comentario en: Maldita cena

  1. Las continuas no sólo lesiones sino recuperaciones de las mismas de los jugadores del R. Madrid en comparación con las plantillas de otros equipos de igual o parecido nivel ya hemos de tomarlas como lo expuesto en el artículo "DE RISA"
    Por desgracia es una situación que viene de largo y que sin ningún tipo de duda pone en entredicho y consiguientente que algo falla en la seccion correspondiente de nuestro club.
    Lamentable

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tweets La Galerna

Es posible que no se haya traducido correctamente o que algunos no quieran entender.Desde el primer momento,mi opinión bien me conocéis,es ésta:si podemos ayudar a trabajadores y áreas en el Club veo lógico renunciar a parte de nuestro salario,algo que se ha podido comprobar hoy.

Era maravilloso. Y qué ovación cuando todavía el Manchester United era todavía un gigante. https://twitter.com/lagalerna_/status/1247944743545376770

Álvaro Benito: "Hay que animar a Vinicius a que se equivoque" https://www.lagalerna.com/galerna-entrevista/alvaro-benito-la-galerna/ vía @lagalerna_

Buena entrevista @Ramon_AlvarezMM y @delasherasmario

Mejor explicado imposible. El porqué de que Hierro fuera casi pichichi ese año está en el planteamiento de Radomir. https://twitter.com/lagalerna_/status/1247451367154888704

homelistpencilcommentstwitterangle-rightspotify linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram