Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
La planificación deportiva del Real Madrid y el Balón de Oro

La planificación deportiva del Real Madrid y el Balón de Oro

Escrito por: Pepe Kollins23 octubre, 2019
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Benzema y Hazard son los únicos jugadores del Real Madrid en la lista de nominados al Balón de Oro de este año. Es un dato que puede resultar irrelevante para muchos, pero que siendo estrictos ha sido el criterio utilizado, hace bien poco, por el club para evaluar la planificación deportiva. Así rezaba el comunicado oficial de la entidad en torno al cese de Lopetegui:

"La Junta Directiva entiende que existe una gran desproporción entre la calidad de la plantilla del Real Madrid, que cuenta con 8 jugadores nominados al próximo Balón de Oro, algo sin precedentes en la historia del club, y los resultados obtenidos hasta la fecha"

Mucho se habló entonces de lo innecesario o, cuando menos, lo desmedido, que había sido poner en relieve ese dato en la nota de despido de un profesional con el que, a tenor de lo sucedido posteriormente con Solari y con Zidane, el tiempo ha hecho justicia: la culpa no era suya. O no principalmente. Así lo reconoció el propio Florentino Pérez este verano a José Ramón de la Morena. El presidente comentó que se habían precipitado con el vasco, si bien, en el transcurso de la entrevista volvió a incidir en el diagnóstico: a los jugadores les había penalizado el desgaste del Mundial y la presión de los pitos del Bernabéu, pero, volvió a resaltar que se trataba de una plantilla con 8 nominados al Balón de Oro.

Pues bien, el Real Madrid es desde ayer, siempre según ese criterio de la directiva, un equipo, o una plantilla, de 2 nominados al Balón de Oro. No sabemos con certeza qué implicará eso, si bien, a priori, si seguimos el mismo criterio que se usó hace un año, se podría interpretar que con la actual plantilla tampoco hay una obligación de ganar Liga y Champions. Zidane podría respirar tranquilo. Muchos objetarán que esto es el Real Madrid, pero insisto, estoy concluyendo en función de los parámetros utilizados por los que mandan en la institución.

No obstante, si analizamos cuáles han sido los nominados podremos concluir que, al menos este año, la relación plasma un equilibrio bastante cercano al potencial real del panorama futbolístico europeo. Si a la selección de nominados al Balón de Oro le añadimos los diez nominados a mejor portero (entre los que no se encuentran ni Courtois ni Keylor), una demarcación trascendental para la competitividad de un equipo, el resultado queda distribuido de la siguiente manera:

Con 7: Liverpool

Con 6: Manchester City

Con 4: Barça

Con 3: Ajax y Juventus

Con 2: Real Madrid, PSG, Tottenham, Bayern de Múnich y Atlético de Madrid

Con 1: Chelsea, Arsenal, Nápoles, e Inter de Milán.

La relación concuerda con los mejores 14 equipos de Europa. Solo faltaría el Dortmund para conformar un listado perfecto. Y se podrá objetar el orden de la clasificación en algún caso, pero el establecido no resulta descabellado.

¿Eso quiere decir que podemos establecer la conveniencia de una plantilla en base a los nominados al Balón de Oro? Sí pero no. Como acabamos de indicar, en relación a los nominados de este año, el equilibrio de fuerzas parece bastante fiable. Pero también tenemos que decir que la relación responde básicamente a lo sucedido la temporada pasada y en arreglo a los títulos. En líneas generales se puede decir que el Real Madrid ya no dispone de tantos jugadores diferenciales como antes (unos porque no están y otros porque el tiempo pasa para todos), si bien algunos de los que estuvieron en la lista y ya no están puede que tengan alguna posibilidad de volver si tenemos en cuenta su calidad, su edad y el contexto (se nos ocurre los casos de Casemiro y Kroos, por ejemplo).

Pero una directiva, o más bien una dirección Deportiva, debe analizar otros factores como el desgaste de los futbolistas nominados (¿algunos jugadores que se proclamaron campeones de Europa habían entrado ya en declive?), la descompensación de la plantilla (de poco sirve tener un jugador de élite si luego no dispone ni de suplente), si entre los no nominados hay jugadores en clara progresión pero con visos de sumar de inmediato, si hay una adecuación entre el plan deportivo/entrenador y las características de la plantilla, o si el vestuario requiere de una renovación de liderazgos que inspiren al grupo y tiren de él, etc.

No parece por tanto que una lista de nominados sea suficiente para tirar por tierra un proyecto deportivo, máxime si está en su fase inicial. Pero lo que también parece es que, más allá del buen hacer, o no, del entrenador, la actual plantilla no responde a lo que se presupone debería ser el Real Madrid.